Más allá de los coches oficiales en los que tienen lugar ciertos desplazamientos, los políticos madrileños –indistintamente del partido al que pertenecen– también llevan a cabo trayectos de carácter personal que realizan por medio de su respectivo vehículo. Por motivos de seguridad y comodidad los automóviles son su principal elección. Pero, ¿cuáles de ellos?

Concretamente los pertenecientes a la gama ‘Premium’, aunque no recién salidos del concesionario. Si bien es cierto que en determinados casos sí se dan ese lujo, el cual acarrea un mayor desembolso, muchos de ellos optan por adquirir un coche de segunda mano que haga gala de todo lo que necesitan.

Extras para todos los gustos

Adquirir un vehículo elegante y vanguardista repleto de extras y completamente nuevo acarrearía un desembolso de considerable magnitud. En el factor monetario ahondaremos más adelante, aunque superficialmente merece ser mencionado de antemano el hecho de que optar por un modelo usado con infinidad de ‘accesorios’ tanto físicos como electrónicos no les supone una inversión descomunal.

Así pues, no dudan en dar el visto bueno a aquellas unidades que disponen de todo lo que requerirán para una conducción cómoda, ágil y, sobre todo, segura tanto para los políticos madrileños como para sus respectivos familiares que también viajen en el interior del automóvil.

Un claro ejemplo reside en el sistema conocido bajo el nombre de Lane Assist. La práctica totalidad de coches de alta gama lo implementan, avisando de inmediato al político que conduce el vehículo en caso de que, de forma involuntaria, se efectúe un cambio de carril –independientemente de qué lo cause: despiste, somnolencia, etcétera–.

Otras buenas muestras son tanto las cámaras como los sensores. Sea cual sea el tipo de parking en el que se desee estacionar resulta mucho más sencillo y rápido haciéndolo con las ayudas que proporcionan los citados extras.

Preferencias habituales entre los políticos de Madrid

Anteriormente hemos hablado de que existen extras que satisfacen toda clase de gustos. ¿Qué otras preferencias a nivel generalizado acostumbran a darse en el ámbito político en referencia a los automóviles? Una de las más comunes guarda relación con el cambio de marchas.

Desde presidentes hasta secretarios y portavoces suelen preferir vehículos automáticos. Y no es para menos, puesto que en ciudades como Madrid supone una diferencia abismal el hecho de desplazarse sin tener que estar alternando entre primera, segunda y tercera –sobre todo en atascos y zonas con muchos badenes–.

Dos de las marcas preferidas por los políticos madrileños se dejan ver en esta seleccion de coches premium con sus respectivos modelos automáticos. Concretamente nos referimos a BMW y Mercedes. A la lista también hay que sumar Audi, siendo todas ellas sinónimas de fiabilidad y, por ende, evitar talleres mecánicos.

Por supuesto, al hablar de preferencias generalizadas no puede pasarse por alto el color preferido. Los usuarios de a pie tienden a pensar que la tonalidad deseada por cada político es la de su respectivo partido, pero no acostumbra a ser así.

Lo cierto es que a día de hoy el color negro se erige como el más elegido. Ello no es de extrañar teniendo en cuenta la elegancia que destilan los modelos Premium en un acabado oscuro, el cual si se lava y encera con regularidad deja entrever un aspecto visual asombroso.

Finalmente, otra característica que paulatinamente va adquiriendo más trascendencia entre los políticos de la capital de España guarda relación con el medio ambiente. Es innegable que en pleno 2019 está en boca de todos, especialmente a raíz de la irrupción de la joven activista Greta Thunberg.

Así pues, la concienciación sobre la necesidad de cuidar el planeta, por ejemplo reduciendo la cifra de emisiones de CO2, se traduce en que vayan proliferando los coches tanto híbridos como eléctricos. Actualmente cada vez más políticos de nuestra ciudad hacen sus desplazamientos por medio de este tipo de automóviles tan eficientes y respetuosos con el planeta.

Concesionarios especializados con precios atractivos

En los tiempos que corren es fácil dar con un concesionario en madrid que esté especializado en gamas Premium dentro del mercado de la segunda mano. Debido a la proliferación del mismo, poco a poco más concesionarios se han ido centrando en un sector en plena expansión.

Aunque muchos políticos madrileños cobran un sueldo bastante superior al del español medio, lo cierto es que no acostumbra a ser suficiente para hacer frente a la compra de uno de estos coches completamente nuevo. Por el contrario, decantándose por el mercado de ocasión sí es posible encontrar precios de lo más atractivos.

Incluso unidades con escaso kilometraje resultan asequibles, sobre todo teniendo en cuenta el bajo consumo de muchas de ellas. Por todos estos aspectos el citado ámbito automovilístico ha adquirido tal nivel de trascendencia en los últimos años, tendencia que también se está dejando ver entre políticos del resto del territorio español.