El Servicio vasco de Empleo-Lanbide ha procedido al cierre este lunes por la mañana de las oficinas del barrio de Zaramaga, en Vitoria-Gasteiz, y de la localidad alavesa de Llodio por dos positivos por covid-19 de dos trabajadores.

En el caso de la oficina de Zaramaga, el positivo se detectó el viernes pasado, mientras que en Llodio se ha producido a lo largo del fin de semana. Ante estas circunstancias, Lanbide ha seguido el protocolo establecido para estos casos.

De esta manera, la persona que trabajaba en la oficina del barrio de Zaramaga fue enviada a su casa el mismo viernes y tanto ella como la de Llodio han permanecido en sus domicilios a la espera de realizar una prueba PCR, que finalmente ha dado positivo, según ha informado el Servicio Vasco de empleo en un comunicado.

La práctica totalidad de la plantilla de ambas oficinas, una veintena de trabajadores, permanecerán en sus casas hasta la realización de una segunda prueba PCR la próxima semana. De ser negativo su resultado, se incorporarán “con total normalidad” a su puesto de trabajo. Ambas oficinas permanecerán cerradas hasta entonces.

“EN TODO MOMENTO PROTEGIDAS”

Desde el Servicio vasco de Empleo han insistido en que las personas usuarias de Lanbide han estado “en todo momento protegidas gracias a las medidas de seguridad -mamparas- y de distanciamiento social e higiene”.

“Queremos pedir disculpas a las personas afectadas y también comprensión. Estamos ante un escenario no deseado para nadie y trabajamos por garantizar, en lo posible, la demanda que tienen ambas oficinas”, ha señalado su director, Borja Belandia.

Asimismo, Landide ha explicado que, hasta la reapertura de ambas oficinas, las personas usuarias de Lanbide afectadas por esta situación podrán seguir realizando sus gestiones a través de la web del Servicio vasco de Empleo.

Comentarios