ayuso

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha enterrado el hacha de guerra con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y por fin parece que habrá una coordinación y acción conjunta para “doblegar la curva”. Tras semanas en las que la Comunidad ha pedido por activa y por pasiva al presidente del Gobierno que se reuniera con los líderes autonómicos para buscar una solución conjunta a la crisis, Sánchez ha respondido y empezarán por crear un gabinete conjunto y un espacio de cooperación que tendrá como objetivo acabar con los contagios. Sin embargo, los madrileños que han acudido al encuentro no parecen estar conformes con la actitud del presidente del Gobierno, ya que ha sido recibido entre gritos e insultos por unos manifestantes alentados por el sindicato de Vox.

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha sido arropada por una serie de manifestantes que han querido demostrarle al presidente del Gobierno su rechazo por haber “ignorado” a la capital durante toda esta segunda ola. “¡Ayuso, resiste!”, se escuchaba entre los gritos que han protagonizado la entrada de Sánchez en el palacio de la Puerta del Sol.

Los manifestantes que han acudido a la recepción en la Puerta del Sol estaban convocados y organizados por el nuevo sindicato llamado Solidaridad que ha impulsado Vox. Este sindicato se ha dedicado a crear carteles y a promoverlos desde las redes sociales para que la recepción a Sánchez fuera lo más hostil posible. Y parece que lo han conseguido.

Los gritos han sido variados, pero han dejado claro que al igual que hay críticos contra la presidenta autonómica, también los hay contra el presidente del Gobierno. “Gobierno terrorista”, “Gobierno narcotraficantes” o “Gobierno dictadura”, han sido algunas de las afirmaciones que se han oído en la céntrica plaza, todas dirigidas al líder del PSOE.

Aún así, a pesar de que haya esta reticencia entre algunos debido a que Sánchez no ha querido reunirse con la Comunidad de Madrid hasta muy entrada la segunda ola de la pandemia, parece que se ha enterrado el hacha durante este encuentro y han decidido crear un frente común para afrontar la crisis del coronavirus, que parece que se está cebando una vez más con la capital de España.

“Este Espacio de Cooperación se desarrolla con la creación de un Grupo COVID-19 que se reunirá semanalmente, con el objetivo coordinar y planificar respuestas contra la pandemia. Sus propuestas servirán de recomendaciones a las actuaciones propias que seguirá ejecutando el Gobierno de la Comunidad Autónoma de Madrid en el ejercicio de sus competencias. Estará compuesto por: – Ministro de Sanidad. – Ministra de Política Territorial y Función Pública. – Vicepresidente y portavoz del Gobierno de la Comunidad de Madrid. – Consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid”, han detallado desde la Comunidad de Madrid en un comunicado oficial.

RESTRICCIONES

Hasta el momento, la presidenta autonómica ha aplicado algunas restricciones en la movilidad de los residentes de las regiones más afectadas por el coronavirus. Son algunos barrios del sur de Madrid y algunos municipios de la Comunidad que han visto cómo el número de infectados se ha disparado por momentos hasta llegar a un nivel insostenible, si se compara con las recomendaciones de la OMS.

Si se hace una comparativa, las zonas del sur han sido especialmente golpeadas por el virus. Las cifras de contagios por cada 100.000 habitantes no dejan lugar a dudas de que están en unos porcentajes peligrosos que han motivado a la Comunidad a ponerse manos a la obra y aplicar “dolorosas” restricciones. La incidencia del coronavirus en zonas de Madrid como Puente de Vallecas (1.240), Villaverde (1.157) y Usera (1.155) superan los 1.000 casos por 100.000 habitantes. Y lo mismo ocurre con los municipios que han caído con restricciones.