Los sindicatos ELA, LAB, Steilas, CCOO y UGT, convocantes de la huelga en la enseñanza no Universitaria de Euskadi en demanda de la negociación de medidas de prevención y de contrataciones que garanticen un regreso a las aulas “seguro y consensuado”, prevén un seguimiento del 65% a lo largo de la jornada, según la primera estimación, realizada poco antes de la 11.00 horas de este martes.

Las centrales sindicales, que han calificado de éxito la huelga, ha pedido “alto y claro” que “se pongan recursos sobre la mesa“, y han advertido al Gobierno vasco de que “no puede mirar a otro lado”.

Antes de iniciar la manifestación que recorre las calles de Bilbao para hacer llegar sus demandas, la portavoz de LAB, Irati Tobar, ha pronosticado un “muy amplio” seguimiento de la huelga, de en torno al 65% entre los trabajadores.

Según ha apuntado, la huelga está siendo secundada también por el movimiento estudiantil, familias e incluso AMPAs. “Hoy, otra vez, estamos exigiendo que este retorno presencial a las aulas sea seguro y negociado”, ha reiterado.

La portavoz sindical ha afirmado que los huelguistas tienen reivindicaciones “muy concretas”. “Le decimos al Gobierno Vasco y al Departamento de Educación que necesitamos recursos adicionales, planificados, que vienen de la bajada de ratios, aumento de plantilla y habilitación de espacios, planes y medidas para hacer frente a las brechas socieconómica, tecnológica y del euskera que esta pandemia ha originado”, ha dicho. En su opinión, las movilizaciones “van a tener un gran éxito” y el Gobierno vasco “no puede mirar a otro lado”.

Tobar ha denunciado, asimismo, los “servicios mínimos abusivos” establecidos para la jornada se huelga, “los nunca vistos”. “Ha vulnerado el derecho de huelga de muchas trabajadoras, entre ellas, el personal de limpieza, con unos servicios mínimos del 100%”, ha criticado.

Además, ha advertido de que, desde el Departamento de Educación, “se ha querido confrontar a las trabajadoras con las familias” con el objetivo de “desviar” el problema y “no asumir la responsabilidad que tiene como Administración y Gobierno”. “Era muy fácil desactivar esta huelga, solo tenía que haber puesto contenidos encima de la mesa”, ha apuntado.

Ha pronosticado que el Ejecutivo intentará hablar “de datos, de recursos y reuniones sin concreción”. “Pero ningún dato difiere de un cursos escolar anterior, no han aumentado nada ni han invertido ni un solo euro para que los recursos reviertan en los centros educativos, que atiendan al alumnado, a la pedagogía y a los protocolos de seguridad”, ha dicho.

NADA NUEVO

La representante de LAB se ha preguntado “qué hay de nuevo desde el verano hasta la fecha”. “Nada, el Departamento ha estado desaparecido y ha querido volver a la normalidad, una normalidad que se traduce en una segunda ola (de la pandemia) sin recursos”, ha lamentado.

Según ha explicado, los directivos de los centros educativos han debido asumir “toda la responsabilidad” para que “ese retorno sea real”. “Y ese retorno se está haciendo a costa de las trabajadoras, de la responsabilidad individual, sin que el Gobierno vasco y el Departamento de Educación haya asumido nada”, ha añadido.

Por ello, ha asegurado que este martes trabajadores, familias y el movimiento estudiantil pide “alto y claro” que se les escuche, “se pongan sobre la mesa los recursos sobre la mesa, que se negocien y se acuerden. “Que la vuelta en este situación epidemiológica sea segura por la salud y por la educación”, ha puntualizado.

Tras afirmar que no se ha producido ningún contacto con en Departamento que lidera Jokin Bildarratz, ha añadido que los sindicatos evaluarán el seguimiento de la huelga, la adhesión conseguida y la reacción del Gobierno vasco para estudiar “qué movilizaciones o acuerdos se pueden poner sobre la mesa”.

Comentarios