Síntomas del coronavirus que pueden perdurar aunque estés curado
Síntomas del coronavirus que pueden perdurar aunque estés curado

Por suerte, las patologías o síntomas más graves del Covid-19 desaparecen una vez que el cuerpo se queda limpio del coronavirus. El proceso para recuperarse de la enfermedad es variable y mientras hay personas que apenas notan alguna molestia y lo pasan en pocos días, otras en cambio, tardan mucho en recuperarse e incluso con el paso del tiempo siguen notando los síntomas.

Factores como la edad, el género o tener patologías previas pueden aumentar el riesgo de que el coronavirus se manifieste de forma más grave en unas personas que en otras. Además, cuanto más invasivo y prolongado sea el tratamiento que reciba un paciente, más tiempo tardará en recuperarse y en que sus síntomas desaparezcan.

En general, la tos, la fiebre o los síntomas leves desaparecen pronto. Los que no lo hacen son otros problemas más graves relacionados con el aparato respiratorio o en el caso de personas que han estado mucho tiempo en la UCI.

Además, la mayoría de personas que han sufrido anosmia tardan en recuperar el olfato al menos un mes después de recuperarse del coronavirus. Recientemente además, algunas de estas personas están reportando problemas a la hora de recuperar el olfato.

El 10% de los pacientes de coronavirus con anosmia, no recuperan el olfato con el paso del tiempo. Al menos no lo hacen con la misma intensidad o de forma muy adulterada hasta que pasan casi dos años. Se han registrado casos de pacientes que dicen percibir un olor diferente del aroma natural de las cosas. Es decir, en olores que están claramente definidos, como una naranja o una comida en particular, estos pacientes describen otro olor totalmente diferente. Este fenómeno se conoce médicamente como parosmia.

También, se da otro caso similar, que es el de la fantosmia, u olor fantasma, que se da en pacientes que han padecido anosmia como síntoma de coronavirus, y ahora perciben olores fantasma. Por ejemplo, les parece que huele a quemado, cuando no hay nada quemado.

Lo cierto es que las “secuelas” del coronavirus asociadas al olfato y al gusto son de las que más tardan en repararse. Como insisten los pacientes asociados a este problema, aunque no es nada grave, es bastante incómodo.