La Rioja emplea desde esta semana el sistema ControlCovid, una solución de carácter innovador que favorece la identificación temprana de nuevos casos de COVID-19, el estudio de su entorno cercano con el objetivo de visualizar las cadenas de transmisión y el análisis de la evolución de la enfermedad desde una perspectiva diagnóstica y predictiva.

Una nueva herramienta que ha sido presentado por el director gerente de la Fundación Rioja Salud, Ricardo Velasco, y por el portavoz del Gobierno, Chus del Río. Precisamente, ambos han destacado que “ha sido íntegramente desarrollada con recursos técnicos y humanos del propio Sistema Público de Salud de La Rioja”.

La misma, posibilita la evaluación global y multidimensional de toda la población riojana y es asistida por sistemas de información de análisis masivo de datos que permiten supervisar la evolución de la enfermedad para adaptarse a diferentes escenarios que garanticen, a su vez, la capacidad asistencial del Sistema Público de Salud de La Rioja. Gracias a la analítica avanzada de estos datos, ControlCovid identifica a los pacientes que probablemente estén contagiados, para así derivarlos con la mayor premura posible hacia los recursos asistenciales. Del mismo modo, este proceso facilita la obtención de una clasificación epidemiológica de los ciudadanos de La Rioja respecto del coronavirus, diferenciado entre contagiados, personas que han superado la enfermedad y sanos.

TRES PROCESOS

Los resultados de los indicadores son obtenidos mediante tres procesos diferenciados e interrelacionados.

Se trata de la autoevaluación COVID. En la que el Sistema Público de Salud de La Rioja contacta de forma proactiva con los ciudadanos mediante el envío de invitaciones por SMS o notificaciones a la app de Rioja Salud, con la finalidad de que realicen una autoevaluación de antecedentes, síntomas y duración de la enfermedad.

Del mismo modo, esta solución permite al ciudadano recomendar la autoevaluación a su entorno en el caso de que sospeche que padece la enfermedad. Los ciudadanos también pueden completar sus autoevaluaciones desde el nuevo icono ya disponible en la app de Rioja Salud o a través de la webcoronavirus.riojasalud.es.

El sistema de envío de notificaciones posibilita trazar a diferentes públicos objetivos en función de distintos parámetros, tales como su núcleo de poblacional, franjas de edad, sectores laborales o factores de vulnerabilidad (pacientes con enfermedades crónicas, inmunodeprimidos u oncológicos).

En este sentido, este lunes y martes fueron remitidas invitaciones para completar la autoevaluación al 60 por ciento de los vecinos de Santo Domingo de La Calzada mayores de 30 años que no habían sido diagnosticados con la enfermedad, obteniendo una tasa de respuesta del 20 por ciento y arrojando los siguientes porcentajes entre probables contagiados (3,5 por ciento), personas que posiblemente hayan superado la enfermedad (29,5 por ciento) y ciudadanos que se consideraban sanos (67 por ciento).

En el caso del gestor de casos COVID, la información remitida por los ciudadanos en la Autoevaluación COVID, así como su evolución sintomatológica, es notificada al Gestor de casos COVID.

El resultado de esta actuación permite a la Unidad Covid, conformada por un equipo de profesionales de enfermería, contactar a los posibles contagiados para comprobar las personas afectadas por sintomatología compatible y proceder a su posterior diagnóstico. En el caso de resultar positivos, son notificados a los médicos de Atención Primaria para facilitar su supervisión y seguimiento. Asimismo, la Unidad Covid establece contacto con el entorno del nuevo paciente confirmado para de identificar las cadenas de transmisión del virus.

Concretamente, los resultados obtenidos de las autoevaluaciones realizadas por los vecinos de Santo Domingo de la Calzada permitieron programar citas en el Centro de Diagnóstico Móvil de La Rioja Alta que ayer desarrolló su actividad en el municipio calceatense, incluyendo así a todos los posibles contagiados con el fin de identificar de manera precoz a los afectados por la enfermedad.

Por su parte, con el gestor COVID, el resultado de toda la información obtenida de las autoevaluaciones de los pacientes, más la existente en la Historia Clínica Electrónica, se consolida en el Gestor COVID, facilitando así una visión global y en línea temporal de la evolución de cada paciente de forma individual y por agregación de la pandemia.

En este sentido, el análisis de la información facilitará una clasificación epidemiológica y multidimensional de la comunidad autónoma respecto a la evolución de la enfermedad, identificando tendencias con el objetivo de adaptarse a diferentes escenarios y garantizar la capacidad asistencial del Sistema Público de Salud de La Rioja.

Comentarios