La situación judicial del vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, marcará gran parte de la sesión de control de este miércoles en el Congreso, un Pleno al que inicialmente el líder de Podemos no iba a acudir, pero en el que finalmente sí estará presente e incluso responderá a sendas preguntas del PP y Vox.

Iglesias comunicó que no podría asistir la víspera de que el juez Manuel García Castellón pidiera al Tribunal Supremo que le investigue en relación con tres delitos en el marco del ‘Caso Dina’. Pero el viernes, al día siguiente de que se registrasen las preguntas de la sesión de control, trasladó a la Cámara que finalmente sí estaría en el hemiciclo porque había aplazado el viaje oficial que iba a hacer a Bruselas.

En su agenda había una reunión con el presidente de la Eurocámara, David Sassoli, pero tuvo que posponerse porque Sassoli está en cuarentena al haber tenido contacto con un positivo en Covid-19.

A raíz de este cambio de planes el PP y Vox modificaron dos de las preguntas que habían registrado para poder pedir cuentas directamente al líder morado. Así, el secretario general del PP, Teodoro García Egea le preguntará si “se ve preparado para atender sus obligaciones como vicepresidente” tras pedir un juez al Supremo que le investigue por tres presuntos delitos en el marco del ‘Caso Dina’.

El PP ha renunciado a la pregunta que Belén Hoyo iba a formular a la ministra de Exteriores sobre la “legitimación de la dictadura de Nicolás Maduro” para que su ‘número dos’ pueda debatir con Iglesias. De su lado, Vox ha hecho lo propio y ya no preguntará a la titular de Defensa sobre “cómo afecta a la seguridad nacional la corrupción de su socio de Gobierno”.

¿VA A CESAR AL VICEPRESIDENTE?

De este modo, la secretaria general de su grupo parlamentario, Macarena Olona, podrá instar a directamente a Iglesias a explicar si cree que sus “declaraciones contra el Poder Judicial han alentado las amenazas” que ha denunciado haber recibido el magistrado Manuel García Castellón tras pedir que se investigue al líder de Podemos.

Pero también el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tendrá que pronunciarse sobre la situación de Iglesias. El líder del PP, Pablo Casado, le preguntará directamente si “va a cesar a su vicepresidente del Gobierno” y le volverá a exigir que le saque del Consejo de Ministros si no quiere convertirse en “cómplice” de los presuntos delitos que le achaca García Castellón.

También el presidente de Vox podría sacar a colación la situación judicial de Iglesias en el duelo que mantendrá con el jefe del Ejecutivo, al que pedirá que valore la gestión del Gobierno de coalición que comparte con Podemos.

ARRIMADAS Y GAMARRA, A CALVO

En la misma cuestión incidirá la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, quien intentará que la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, le conteste a si “puede afirmar ante todos los españoles que el Gobierno está siendo ejemplar”.

A la ‘número dos’ del Gobierno le dirigirá también su pregunta semanal la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Cuca Gamarra. “¿Qué entiende el Gobierno por calidad democrática?”, reza su interrogante que podrá usar de percha para volver a pedir la dimisión de Iglesias.

Además, este miércoles el PP defenderá su moción en la que pide la reprobación de Iglesias como “primer instigador” de los ataques del Gobierno a la Corona y en la que reclama también la destitución del ministro de Consumo y líder de IU, Alberto Garzón, por acusar a Felipe VI de “maniobrar” contra el Gobierno. El texto se votará el jueves.