Marlaska

La intención del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, era que a finales de verano la Guardia Civil y la Policía Nacional hubieran logrado su ansiada equiparación salarial. Sin embargo, la última reunión con la Secretaría de Estado de Seguridad de este lunes no ha salido como todos los integrantes esperaban y, hasta el momento, los Mossos d’Esquadra y la Ertzaintza siguen disfrutando inexplicablemente de un nivel de vida bastante superior al de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado de ámbito nacional. Pues mientras los Mossos han duplicado su complemento específico, la Guardia Civil y la Policía siguen a dos velas; eso sí, con los problemas que generó Marlaska a raíz de su purga intactos. 

El plan de Marlaska se ha ido al traste. Poco le importó que las críticas por haber iniciado una purga descarada en la Guardia Civil estuvieran en el punto álgido para anunciar que retomaba su promesa de equiparar el salario de policías y guardias al de sus homólogos en dos de las comunidades autónomas más ricas de España. Quería silencio, calma y quitarse preocupaciones. Y desde Interior dieron por hecho que retomar lo que hace meses habían calificado de imposible sería una solución apropiada para volver a encarrilar la relación entre el ministerio y una institución tan importante como la Guardia Civil. Sin embargo, la reunión no ha salido como Marlaka hubiera querido.

“Finaliza otra reunión y seguimos sin la EQUIPARACIÓN de 2020. Ni un € para compañeros en reserva y jubilación. Ni un céntimo para las pagas extras, horas, comisiones, festivos… Exigimos la #EquiparacionYa, mientras ellos se conforman con la subida”, han comentado desde la asociación de guardias civiles Jucil.

Muchos oficiales y altos mandos de la Guardia Civil están bastante lejos de olvidar la purga de Marlaska; Ni siquiera cuando el ministro anunció que retomaba su intención de equiparar el salario de guardias civiles y policías nacionales al de sus homólogos en otras comunidades. Pero ahora que se ha complicado la posibilidad de llegar a un acuerdo al menos durante 2020 sobre la equiparación, desde el ministerio se teme que la relación de Marlaska con la Guardia Civil se estanque aún más.

“Pagas Extras. Mossos duplican su C.Específico. Policías y Guardias NO. En Junio y Diciembre sólo en extras la diferencia es más de 1.000€ más lo que nos sacan al mes Esto es lo importante: Tener un único C.Específico Y no enfrentarse por un % pequeño #EquiparacionYa”, han comentado desde el sindicato de policías Jusapol.

Los sindicatos y asociaciones de agentes ya no callan. Las diferencias salariales con respecto a los Mossos d’Esquadra y la Ertzaintza son muchas. Y aunque Marlaska haya mantenido una posición poco clara respecto a la equiparación (ya que al principio dijo que no se llevaría a cabo este año y en plena tormenta tras el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos aseguró lo contrario), la Guardia Civil espera que se lleve a cabo porque es una cuestión de justicia.

Si Marlaska no cumple en relación a la equiparación, el ministro tendrá abiertos dos frentes. En primer lugar, uno que no se ha cerrado, que es el malestar que se respira dentro del cuerpo en referencia a la purga que el ministro ha realizado en la cúpula de la Guardia Civil. Y en segundo lugar, reavivar las protestas por la equiparación salarial. 

“Otra reunión…, con la Secretaría de Estado de Seguridad, por un acuerdo que se lleva incumpliendo desde el primer tramo. Nunca han defendido los intereses de todos los guardias civiles y policías, ni la equiparación salarial real y efectiva”, han asegurado este lunes desde Jucil. Un mensaje en el que se palpa el hartazgo que tanto exhiben los guardias civiles consultados por MONCLOA.COM.

No hay que olvidar lo que exige la Guardia Civil: la asignación del tercer tramo de la equiparación (lo que es un 59% para el cuerpo) y la devolución del 1,7% del segundo tramo, que les fue detraído sin justificación.

 

 

Comentarios