Legalmente empadronarse en España es un deber y un derecho. El padrón municipal es el registro en el que figuran quienes residen o viven de manera habitual en el municipio, siendo sus datos la prueba de esa residencia. En empadronamiento.org encontrarás los trámites necesarios para inscribirte en el padrón de los diferentes municipios de España.

Para qué sirve el empadronamiento

El empadronamiento acredita el tiempo que se ha permanecido en territorio español, sea cual sea la situación legal o la nacionalidad.

El empadronamiento es la acreditación de que eres vecino de un municipio.

Rellenar el formulario y presentar los documentos necesarios

El empadronamiento se realiza en las oficinas de distrito o en el propio ayuntamiento del municipio.

Los documentos que necesitarás serán los siguientes:

  • Original y fotocopia de tu pasaporte, DNI o tarjeta de residente.
  • Original y fotocopia de tu contrato de alquiler o una autorización del propietario de la vivienda en la que te encuentres alojado. También puede autorizarte otro residente en el domicilio, siempre y cuando esté empadronado.
  • Deberás rellenar una hoja de inscripción en la que podrán pedirte los datos personales de quien te autorice.
  • Si quieres empadronar a tus hijos necesitarás el libro de familia o una copia de sus documentos de identidad.

La mayor parte de los municipios de España permiten solicitar cita previa por internet o por teléfono. Es una buena opción si quieres ahorrarte colas innecesarias.

En el caso de que te cambies de municipio, en el nuevo lugar en el que residas podrán pedirte otros documentos, como el certificado de empadronamiento del municipio anterior.

Es aconsejable que siempre lo lleves contigo cuando te traslades para evitar que tengas que solicitar una copia, algo que probablemente tendrás que hacer de forma presencial.

Volantes de empadronamiento

Se llaman volantes de empadronamiento a los documentos informativos en los que se indican la residencia y el domicilio habitual.

Estos documentos son necesarios para la realización de diferentes gestiones, como por ejemplo:

  • Expedición o renovación del DNI y Pasaporte.
  • Renovación del carné de conducir.
  • Matriculación de un vehículo.
  • Solicitud de plazas escolares.
  • Acceso a ayudas por desempleo.
  • Justificación de residencia.
  • Recepción de ayudas sociales.
  • Diferentes trámites administrativos de la Administración Central y de las CCAA.

En muchos ayuntamientos se pueden pedir los volantes de empadronamiento de forma presencial, por correo, por internet o por teléfono. También se puede autorizar a una tercera persona para que los solicite.

Certificado de empadronamiento

El certificado de empadronamiento tiene más valor que el volante. Te lo pueden solicitar en diferentes casos:

  • Por petición de organismos judiciales (tribunales y juzgados).
  • Por petición de autoridades extranjeras u organismos militares.
  • En el Registro Civil.
  • Para las declaraciones de herederos.
  • Universidades, INEM, Dirección de Aduanas, centros penitenciarios, registros oficiales, etc.

Recuerda que los certificados de empadronamiento tienen una validez de solo tres meses, por lo que a partir de ese momento tendrás que solicitar uno nuevo.

Algunos municipios cobran una tasa por el certificado, que ronda los 2,5 euros.

Puedes solicitarlo, al igual que el volante, de forma presencial, por teléfono, por internet o por correo.

Es importante que una de las primeras acciones que realices al trasladarte a un nuevo municipio sea empadronarte. Un certificado o un volante de empadronamiento puede hacerte falta en cualquier momento para un buen número de importantes gestiones. Solicitando una cita previa te llevará únicamente unos minutos.

Comentarios