macarena olona

Como si de una banda de rock de los 80 se tratara, Vox tiene una serie de caras visibles que tocan los grandes éxitos. Santiago Abascal es el vocalista, pero el concejal de Madrid Javier Ortega Smith, la diputada autonómica Rocío Monasterio y su marido y parlamentario Iván Espinosa de los Monteros completan un grupo que hasta ahora había logrado llenar Vistalegre. Sin embargo, con el paso del tiempo, han sido las mujeres las que han cogido cada vez más protagonismo en el partido por su labor política, al menos según la percepción de muchos de sus votantes. La diputada Macarena Olona es una de ellas. Especialmente después de varias intervenciones en el Congreso que han conseguido que su sombra haya dejado a oscuras a Abascal y se haya erigido como una de las referentes de Vox.

Hasta el momento, todos tenían claro quiénes eran las estrellas mediáticas de Vox. Cuando alguna otra figura asomaba la cabeza o amenazaba con robar protagonismo al grupo, se mandaba a otra provincia para que su labor quedara en un segundo plano. Prueba de ello fue cuando en pleno fulgor por la diputada de la formación Mireia Borrás el partido decidió que que la parlamentaria acudiera a Guadalajara, y no a Madrid, para manifestarse por la unidad de España ante el desafío soberanista.

Ahora otra de las estrellas de Vox que acompaña a Borrás es Macarena Olona. Lleva tiempo saltando a los medios de comunicación por sus intervenciones en el Congreso. La diferencia es que la tormenta de Olona está siendo más difícil de aplacar por el grupo y parece que han cedido y la quieren convertir en una de los suyos. Especialmente porque ya delegan en ella anuncios tan relevantes como la presentación de una querella contra la directora de la Guardia Civil, María Gámez, y el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, por haber cesado al coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos en el marco de la investigación sobre las manifestaciones del 8-M.

Eduardo Garzón

La disparatada y “brillante” solución del hermano de Garzón para salir de la crisis

¿Cómo no se les ha ocurrido antes? El primero economista y luego progresista hermano del ministro de Consumo, Alberto Garzón, tiene la clave para salir de la crisis. Acostumbrados a sus soluciones poco comunes para los problemas económicos, Eduardo Garzón no ha defraudado a sus seguidores y ha propu...

A esto hay que sumarle las preguntas (o el interrogatorio) que Olona le hizo al ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, por haber depurado la cúpula de la Guardia Civil. Aunque Marlaska siempre haya contestado lo mismo: que “se trata de una remodelación de los cargos de confianza”, Olona no dejó de cuestionar la decisión tomada por el ministro del Interior y muchos dentro de Vox calificaron de “repaso” las palabras de la diputada de Vox.

“¿Recibió el señor Pérez de los Cobos una llamada del general Berrocal el domingo por la tarde preguntándole por el curso de las investigaciones judiciales?”, le preguntó Olona. “¿Recibió el señor Pérez de los Cobos una llamada del teniente general Santafé pidiéndole información sobre el informe de la policía judicial?”, cuestionó la diputada. “¿Recibió el señor Pérez de los Cobos el domingo por la noche una llamada de la directora general de la Guardia Civil comunicándole su cese por no haber reportado sobre el informe emitido por la Guardia Civil?”, prosiguió. Y así más preguntas que dejaron en evidencia la decisión de Marlaska.

Pero la guinda del pastel la pueso Olona cuando se lanzó a criticar al propio ministro Marlaska. La diputada acusó al exmagistrado socialista de ser una persona “con profundos complejos y traumas”. Que “no queda ni la sobra” del juez que fue y que “si hay Justicia, a este ministro se le podrá ver engrilletado, y serán los mismos agentes quienes le pongan los grilletes por prevaricación y obstrucción a la Justicia”. Duras palabras en la línea de Vox que le han valido para que los suyos la vean como una buena representante.

Comentarios