El submarino ‘Mistral’ se jubila oficialmente este miércoles y dejará de navegar después de 35 años de servicio, dejando a la Armada con solo dos submarinos operativos hasta la llegada del primer modelo de los nuevos S-80, que no está prevista al menos hasta finales del año 2022.

En servicio en las Fuerzas Armadas españolas desde junio de 1985, el ‘Mistral’ será inmovilizado este 10 de junio, según han informado fuentes de la Armada. Sin embargo, como consecuencia de la crisis del coronavirus no podrá tener un gran acto de despedida como es habitual en estos actos.

Sin embargo, la Armada no quiere que el submarino quede sin recuerdo y prevé realizar más adelante alguna sencilla ceremonia con el personal de la dotación y la del resto de los submarinos. El objetivo es homenajear esos 35 años de servicio y recordar los cientos de miles de millas navegadas por los hombres y mujeres que han servido en él.

Una vez dado de baja, el ‘Mistral’ será sometido a un proceso de desmontaje para intentar sacar el máximo provecho a todo el material que hay a bordo y reutilizar todo lo que sea posible para equipar al resto de submarinos, a la base o a la escuela de submarinos.

Para este proceso se somete al aparato a un periodo de desarme, una fase de clasificación del material y cargos, una fase de desmilitarización y una fase de distribución del material aprovechable.

Una vez finalizadas estas actuaciones la Armada aún no ha decidido qué va a hacer con el ‘Mistral’, pero apuntan que lo más probable es que acabe siendo desguazado.

La Armada decidió dar de baja a este submarino sin que fuera sometido a una quinta gran carena, como tenía previsto. La gran carena es un proceso de revisión completa del submarino con el objetivo de garantizar la seguridad en la navegación y en la operación de un submarino a lo largo del siguiente ciclo de vida.

En el caso de la Serie 70, a la que pertenece el ‘Mistral’, estaba previsto que realizara en cuatro ocasiones, pero el retraso en la construcción de los nuevos S-80 hizo programar que este proceso se acometiera por quinta vez.

Esto ya se hizo con el S-71 ‘Galerna’ en 2017. Pero el pasado mes de diciembre, dado el tiempo que conlleva este complejo proceso, el elevado importe económico que supone y “la buena marcha” del programa S-80, la Armada decidió que el ‘Mistral’ no fuera sometido a esta quinta gran carena y sea dado de baja este miércoles.

Esto hace que la Armada se quede con solo dos submarinos operativos hasta que empiece a recibir los primeros de la serie S-80 que fabrica Navantia. La previsión es que el primero de ellos, el S-81 ‘Isaac Newton’, sea entregado a la Armada en septiembre de 2022.

Comentarios