entrevista trump

Cada vez que el presidente Trump hace una declaración sube el pan. Desde que la pandemia se extendió por todo el planeta, las naciones observan con estupefacción las reacciones del presidente del país más poderoso del mundo. Su gestión de la crisis sanitaria no ha estado a la altura de la gravedad de la situación y no se han tomado medidas radicales suficientes para contener los contagios. El resultado es que la covid-19 se sigue transmitiendo descontroladamente por todo el país.

A fecha de 4 de agosto, un recuento independiente llevado a cabo por la Universidad Johns Hopkins establecía la cifra de fallecidos en 155.366 y 4.711.323 casos positivos confirmados. Unos datos que superan las estimaciones del propio presidente que había situado la cifra de fallecidos entre los 50.000 y los 60.000.

En este contexto Trump insistió en mantener un cara a cara con el periodista Jonathan Swan, del portal Axios, para conceder una entrevista que se emitió el lunes en HBO y que, como no podía ser menos, ya se ha viralizado por la rdes sociales, escandalizando a medio mundo. ‘Es lo que es’ fue la frase estrella del presidente de los Estados Unidos, refiriéndose a la propagación del virus. ‘Están muriendo, es verdad, es lo que es. Pero esto no significa que no estemos haciendo todo lo que podemos’.

Aseguraba también que el coronavirus está bajo control en la medida de lo posible, a pesar de que se contabilizan hasta 1000 defunciones diarias. ‘Es una plaga horrible’, se lamenta en la entrevista, que se puede ver en el portal HBO.

Recordemos que las restricciones de movimiento y de actividad económica fueron desde el principio muy laxas, y en algunos estados ni siquiera se consideró la cuarentena obligatoria. La Casa Blanca decidió regresar a la ‘nueva normalidad’ cuando la curva de contagios estaba muy lejos de revertirse porque, según su presidente, “mantenerlo cerrado (el país) también implica muertes”.

LAS SOLUCIONES CIENTÍFICAS DEL DOCTOR TRUMP

En los peores momentos de la pandemia, Trump se atrevió a proponer varias soluciones para erradicar la enfermedad provocada por el coronavirus, como una mezcla de hidrocloroquina y la azitromicina administrada a los pacientes. ‘Uno de los mayores hitos de la historia de la medicina’, decía, ‘la gente no se va a morir por eso’. Posteriormente, un grupo de expertos del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (Niaid) de Estados Unidos tuvo que desmentir que este tratamiento tuviese algún efecto beneficioso para tratar la covid-19.

Otra de las propuestas de Donald Trump, era la posibilidad de inyectar desinfectante para limpiar los pulmones de las personas contagiadas, o bien, haces de luz que destruyan al virus. ‘Sería interesante probarlo. Habrá que usar médicos para hacerlo, pero a mí me parece interesante’. Declaraciones que, sin duda, pasarán a la historia. 

Otro problema grave que dificulta el control de la pandemia es la mentalidad conspiranoica de muchos ciudadanos y la falta de enfoque científico por parte de su presidente. Un cóctel que está resultado explosivo y que no deja ver la luz al final del tunel.

La doctora Deborah Birx es coordinadora médica del equipo de la Casa Blanca y hace unos días declaró que “el virus está extraordinariamente extendido” tanto en áreas urbanas como en las rurales. Enseguida fue recriminada públicamente por Trump en un tuit con un tajante ‘patético’. Su colega, el epidemiólogo  Anthony Fauci le dio su apoyo exponiendo que, “la insidiosa propagación que están experimentando en comunidades de varios estados es muy difícil de contener”.

Pero la opinión de los expertos no es tenida en cuenta por un presidente que está haciendo un tratamiento puramente político de una pandemia mundial.  En la entrevista concedida a Axios ha insistido en que la respuesta de los Estados Unidos ante la llegada de la pandemia ha sido robusta y se puede considerar todo un éxito, refiriéndose a la enorme cantidad de tests que se han realizado. “Tenemos más casos porque hemos hecho más tests que ningún otro país”, concluía. 

Comentarios