jueves, 26 noviembre 2020 17:19

El ‘toque de queda’ en la Comunidad Valenciana entra en vigor en la madrugada del domingo

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado que la restricción de la movilidad nocturna –desde las 00.00 horas hasta las 06.00– entrará en vigor a las 01.00 horas de la madrugada de este domingo para toda la Comunidad Valenciana, en una resolución en la que se establecen además otras medidas adicionales para frenar la pandemia, como el límite de seis personas en reuniones sociales, la prohibición del consumo en barra y el cierre de la restauración y hostelería a medianoche.

Así lo ha anunciado en una declaración institucional tras presidir este sábado una reunión del Centro de Coordinación Operativa Integrada (CECOPI), en la que han participado, entre otros, la consellera de Sanidad, Ana Braceló, y la consellera de Justicia, Gabriela Bravo.

Puig ha detallado las nuevas medidas para frenar el avance de la pandemia que recoge la nueva resolución, que se publicará “de manera inmediata” y se enviará al Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana para su ratificación”. Las restricciones entran en vigor a partir de las 01.00 horas de la madrugada de este domingo, hasta el día 9 de diciembre.

En primer lugar, se restringe la movilidad nocturna en toda la Comunidad Valenciana entre las 12 de la noche y las 6 de la madrugada. En esa franja horaria, solo podrán transitar por la calle aquellas personas que vayan a trabajar, que vuelven a casa del trabajo, o que se desplacen por una causa de fuerza mayor, como una urgencia médica o la atención de una persona dependiente, ha detallado Puig.

Además, se limita a seis personas el número máximo de miembros en una reunión de carácter familiar o social en espacios públicos y en espacios privados entre personas no convivientes.

En cuanto a restricciones para la hostelería y la restauración, Puig ha anunciado que la resolución prohíbe el consumo en barra. Las mesas serán de un máximo de seis personas y los establecimiento cerrarán a la medianoche, y no a las 01.00 horas como hasta la fecha.

Por otro lado, la resolución establece que los jardines y zonas de esparcimiento al aire libre solo podrán estar abiertos hasta las 22 horas de la noche. Además, queda prohibida la venta de alcohol entre las 22 horas de la noche y las 8 de la mañana, excepto en hostelería y restauración.

RECOMENDACIÓN DE LIMITAR LA ACTIVIDAD SOCIAL

Además, la resolución incluye como recomendaciones que los ciudadanos aplacen las actividades familiares o sociales que “no sean imprescindibles”, así como limitar la actividad social en las próximas semanas.

“Será un esfuerzo, lo sabemos. Pero, ¿cuál es la alternativa? La conocemos demasiado bien. Y no la queremos”, ha indicado el ‘president’ de la Generalitat.

“NO EXISTEN MEDIDAS MÁS MODERADAS CON TANTA EFICACIA”

Puig ha remarcado que el Consell y la Abogacía de la Generalitat consideran que estas nuevas medidas son “idóneas, porque restringen el tráfico o la permanencia en la vía pública”.

“Son necesarias, porque no existen medidas más moderadas para este propósito con tanta eficacia, y son proporcionales, porque la franja horaria escogida para limitar el movimiento tiene más beneficios para el interés general que perjuicios sobre bienes o valores en conflicto”, ha defendido.

Las nuevas restricciones, ha afirmado Puig, persiguen el “objetivo primordial” de “proteger la salud”. “Los casos detectados esta semana en la Comunidad Valenciana han duplicado los de la semana anterior. Por eso, consideramos urgente reforzar las medidas que frenen la propagación del virus y protejan la salud”, ha añadido.

El ‘president’ ha insistido en que es “inaplazable evitar la concentración y deambulación de personas en la franja nocturna en que se producen botellones y fiestas privadas en domicilios particulares”, “porque dos de cada tres brotes tienen origen social, con una gran incidencia del ocio nocturno no reglado”.