Victoria Rosell

Apenas tres días después de la sesión de investidura se confirmó que Victoria Rosell formaría parte del segundo nivel del Ejecutivo de coalición con el PSOE. Rosell sería nombrada como delegada del Gobierno contra la Violencia de Género y estaría a las órdenes de la ministra de Igualdad Irene Montero.

Esta ha sido la culminación de un tortuoso camino político y es que llegar a ser reconocida no le ha resultado nada fácil. Pero, ¿cómo de complicado ha sido ese camino y en qué polémicas ha estado implicada?

1EL 155 EN MURCIA POR EL PIN PARENTAL

La delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Victoria Rosell, ha propuesto aplicar el 155 en Murcia en la Cadena Ser: “Hay unos cauces jurídicos que pueden ser no necesariamente judiciales sino incluso administrativos de requerimiento para que cumpla la obligación, imagínese, incluso de un 155 en Murcia, porque se niega a tratar a todo su alumnado por igual, o a garantizar los derechos de las personas más vulnerables”.

Claro está que Rosell ha afirmado que esto realmente no era una propuesta, sino que lo había dicho con tono irónico para comparar el comportamiento de PP, Ciudadanos y Vox al respecto con la desobediencia del Gobierno catalán. Pero esto no le ha sentado demasiado bien a Pablo Casado, que ha decidido calificar el comportamiento de la delegada de “extrema frivolidad de la extrema izquierda“.

¿Pero qué broma es esta? La delegada del Gobierno para la Violencia de Género, Victoria Rosell, propone aplicar el 155 en Murcia. Extrema frivolidad de la extrema izquierda”, ha asegurado el PP que dirige Pablo Casado en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter.

Atrás