proces magistrados
Foto de familia de los premiados por Confilegal. Entre ellos, el tribunal que juzgó el 'procés'.

Los magistrados del Tribunal Supremo encargados del juicio del procés recogieron este miércoles un premio a la independencia con el que aspiran a dar por finiquitadas las críticas, en ocasiones “exacerbadas”, a su actuación en el proceso.

El magistrado Juan Ramón Berdugo fue quien empleó ese calificativo al recoger el galardón que les otorgó la publicación Confilegal para definir los reproches cursados desde algunos partidos políticos, sobre los que no especificó siglas, y ciertos medios de comunicación.

“La independencia del tribunal del procés no puede ser objeto de discusión”, sentenció Berdugo, al tiempo que recordó que las sesiones del juicio oral, que se desarrollaron durante cuatro meses, “estuvieron a la vista de toda la prensa y de todo el público”.

En este sentido, relató una anécdota en la que una conocida suya le cuestionaba algún aspecto de las actuaciones amparándose en haber seguido todas las sesiones del proceso, a lo que el magistrado le recordaba que él había estado dentro del proceso.

Supremo proces

Comida caliente en lugar de bocadillo, entre los privilegios de los acusados del ‘procés’

Los siete magistrados que han fallado de forma unánime en condenar por sedición a nueve de los doce acusados del juicio contra los líderes independentistas, reconocen en su resolución un trato privilegiado a los acusados. Durante la celebración de las 52 sesiones en las que se desarrolló la fase de ...

Una historia en la que quiso poner de manifiesto la total transparencia del procedimiento y la accesibilidad de los ciudadanos al mismo pero, sin olvidar que son ellos, los magistrados, quienes a fin de cuentas no solo iban conociendo con más detalle todo lo acaecido sino que eran los únicos que contaban con la potestad para, en última instancia, calificar los hechos y condenar, o absolver si hubiera sido el caso, a los acusados.

Como ya es sobradamente conocido, los siete magistrados —Manuel Marchena; Andrés Martínez Arrieta, Juan Ramón Berdugo, Antonio del Moral García, Andrés Palomo del Arco, Ana María Ferrer García y Luciano Varela (ya jubilado y el único que no asistió al acto de entrega de premios que tuvo lugar en el hotel Palace de Madrid) condenaron por un delito de sedición a nueve de los líderes del denominado procés a penas de entre trece y nueve años de prisión.

La sentencia, cuyo ponente fue Marchena, se dictó por unanimidad de los siete magistrados. Una circunstancia que no bastó para acallar a detractores de uno y otro lado; los de que consideraban el fallo exagerado y los que lo tildaron de blando por creer que el delito por el que debieron ser condenados fue el de rebelión.

EJEMPLO AL MUNDO ENTERO 

El exfiscal general del Estado Julián Sánchez Melgar, encargado de entregar el citado premio a la independencia a los magistrados de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo que enjuiciaron el procés, un galardón que Marchena en su agradecimiento hizo extensible a todos los miembros de la Sala, resaltó el “ejemplo brindado al mundo entero”.

“El desarrollo de este proceso ha estado rodeado de virtudes que son un ejemplo al mundo entero de cómo se pueden hacer las cosas bien”, aseguró Sánchez Melgar. En concreto, alabó la labor de presidencia ejercida por Marchena y recordó algunas de las frases célebres como “pero vamos a ver”, “no empezamos bien” o “no existe la figura del testigo opinante” que pronunció el presidente a lo largo de las maratonianas sesiones de ocho horas del juicio que se alargó durante cuatro meses.

recursos Supremo

Los recursos a la sentencia del ‘procés’, un camino muy angosto

  • Los expertos coinciden en las pocas probabilidades de éxito de los recursos.
  • A pesar de haberse convertido en el miembro del tribunal más conocido entre el gran público, Marchena hizo el discurso más breve de todos al recoger el galardón, que agradeció a los miembros del jurado y que brindó a María Antonia Cao, la letrada de la Administración de Justicia que “con su trabajo silencioso, anónimo pero eficaz también forma parte de todo el engranaje que hizo posible el juicio”.

    Por su parte, la única mujer miembro del tribunal, Ana María Ferrer, señaló su “orgullo” por haber formado parte del tribunal que ha juzgado unos hechos que, a su juicio, son “los más relevantes de la historia reciente de este país”. Asimismo, aplaudió el hecho de haber sido la única mujer miembro del tribunal, lo que ha logrado romper “esa uniformidad cromática de las corbatas negras”. 

    OTROS PREMIADOS

    El diario digital Confilegal, especializado en información jurídica, también galardonó en la tercera edición de sus premios anuales a otro magistrado de la Sala Segunda del TS, Vicente Magro, en la categoría de Compromiso.

    En premio Trayectoria lo recibieron la recientemente jubilada magistrada de la Sala de lo Social del Supremo y la que fue la primera mujer magistrada del Alto Tribunal, Milagros Calvo, y los abogados Juan Picón y Gonzalo Jiménez-Blanco, ambos fallecidos prematuramente este año.

    La directora de asesoría jurídica y secretaria del Consejo de Mahou San Miguel, Beatriz Martínez-Falero, recibió el premio Innovación mientras que el Premio Legal Tech Santander fue para el Colegio de Registradores.

    La ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, fue la encargada de clausurar el acto de entrega de premios en un discurso en el que destacó el “rigor” con el que el jurado ha elegido a los premiados y subrayó el “enorme capital de credibilidad” que en tan solo cinco años de existencia ha logrado Confilegal.

    Comentarios