Pablo Iglesias durante una entrevista en Telecinco. Foto: Mediaset.

26 de junio de 2016: Pablo Iglesias fracasa en su objetivo de rematar el sorpasso sobre el PSOE porque sus cinco millones de votos no crecieron tras el pacto con Izquierda Unida. Tres años después, Unidas Podemos logró 3,7 millones de votos, pero hay cierto respiro en la cúpula y una alegría contenida antes de encarar con las negociaciones con el PSOE.

En las filas moradas se ha instalado cierto alivio tras tres años de problemas: la salida de Íñigo Errejón, las grietas internas por la casa de Iglesias y Montero, la guerra sucia de Interior y la salida de varias confluencias habían colocado a Unidas Podemos en una posición similar a la de la Izquierda Unida de Anguita en las encuestas.

Pero el tono constitucionalista durante la campaña, la imagen sosegada de Pablo Iglesias durante los dos debates y la facilidad de Unidas Podemos para retener a la mayor parte de sus votantes pese al crecimiento del PSOE y los nacionalistas ha reforzado la imagen de su líder, que ahora plantea una negociación con Ferraz que se presume más fácil de lo previsible. 

EL ‘FAROL’ DEL PSOE Y LA FUERZA DE IGLESIAS

El PSOE sigue abierto en público a la negociación con Ciudadanos, apadrinada por las élites. Pero en Unidas Podemos son conscientes de que Albert Rivera en esta ocasión sí cumplirá su palabra por una razón: le interesa rematar el 26-M el sorpasso logrado sobre el PP en lugares como la Comunidad de Madrid, Aragón, Baleares y Andalucía. 

Tal y como señalan fuentes cercanas a Podemos a MONCLOA.COM, Iglesias tacha la estrategia de José Luis Ábalos como “farol”. Los morados son conscientes de si las tres derechas de Colón y ellos se oponen a la investidura de Pedro Sánchez, la situación obligaría a volver a convocar las urnas.

Iglesias

Podemos recula e intentará formar gobiernos autonómicos con el PSOE

La tesis de Íñigo Errejón se ha acabado imponiendo sobre la de Pablo Iglesias: hay que competir con el PSOE y luego no desentenderse, sino entrar en el Gobierno. En 2015 Podemos no quería desgastarse de cara a unas generales, por lo cual renunció a sus siglas en las municipales y no quiso entrar en ...

Desde Podemos ahora exigen discreción tras las exhibiciones y performances de antaño. Pese a ello Irene Montero fue clara: quieren entrar en el nuevo Gobierno y Ciudadanos indirectamente les ayudará a ello. 

“Querer gobernar no es solamente pensar en los ministros porque, dependiendo de lo que quieras hacer, organizas los ministerios”, señaló Montero en Radio Nacional de España. Durante la entrevista incluso se atrevió a dar nombres de futuribles ministros o vicepresidentes: Pablo Iglesias, Yolanda Díaz, Pablo Echenique o Rafa Mayoral.

“Perfiles que tienen capacidad en la posición en la que estuvieran de llevar a cabo ese plan, pero eso no es lo importante; lo primero que tenemos que tener es un plan de gobierno y después ver cómo se concreta la estructura”, aseguró.

“Hemos sido muy claros, a todo el mundo que nos ha votado le hemos dicho que lo que queremos es gobernar”, explicó Irene Montero, que es consciente de que Unidas Podemos tiene por primera vez una fuerza para exigir ministerios.

FUERA DE UNIDAS PODEMOS HACE MUCHO FRÍO

El ‘éxito’ de Pablo Iglesias, pese a su pérdida de voto, ha sido lograr 42 escaños, más de los que les daban la mayoría de las encuestas. La debilidad del centro-derecha en el Congreso contribuirá a rentabilizar los 3,7 millones de votos. 
Aunque el triunfo invisible de Iglesias ha sido despejar cualquier escisión o alternativa a su liderazgo para los próximos años. Íñigo Errejón y Manuela Carmena, que ni siquiera podrán participar en los debates televisivos, tendrán más dificultades para colocar el mensaje de Más Madrid y su expansión estatal se presenta ahora como utópica.
Unidas Podemos también ha logrado disipar a otras fuerzas que ejercieron como sus confluencias y que ahora han volado en solitario. Pablo Iglesias, que ahora ha asumido unas formas errejonistas, solo logró retener como socios a Izquierda Unida y a En Comú gracias a su gran sintonía con Alberto Garzón y Ada Colau, y fuera de Podemos se ha demostrado que hace mucho frío.

COMPROMÍS, EN MAREA, ACTÚA, PACMA Y RECORTES CERO

Varias formaciones intentaron achicar el espacio de Unidas Podemos y volaron en solitario en las generales de hace unos días. El caso más evidente fue el de Compromís, que apostó por presentarse en solitario a las estatales y que preveía que los morados se podían quedar fuera de las Corts valencianas. 
Pero Unidas Podemos mantuvo cierta fuerza, cuarta fuerza con cinco diputados en la Comunidad Valenciana, y superó con holgura el 5% en las autonómicas, hecho que ayuda a que se reedite el ‘Pacto del Botánico’, aunque en este caso los morados entrarán en el Ejecutivo de Ximo Puig.
Iglesias
Iglesias ha salido reforzado el 28-A. Foto: Flickr Podemos.
La formación valenciana ha pasado de tener cuatro diputados a salvar únicamente el sillón de Joan Baldoví. El plan de expansión estatal de Mónica Oltra se complica: Compromiso por Europa, que rivalizará con Unidas Podemos en las europeas, ha atado acuerdos con la Chunta Aragonesista, En Marea, Més por Mallorca, Nueva Canarias o Coalición por Melilla.
Pero de esta lista se ha caído a última hora Equo, abierto en canal por una guerra civil tras el choque de dos facciones por la lista de las europeas: un sector apostaba por Unidas Podemos y la otra por Compromiso por Europa.
Finalmente, el partido ecologista no concurrirá a las europeas y queda pendiente de solventar sus problemas. Compromís, que logró 2,5 votos en las autonómicas por cada voto que logró en las generales, quizás se vea obligado a cambiar de estrategia. 
También sale malparado de las generales Luís Villares, ya que Unidas Podemos ha sido tercera fuerza en Galicia y ha aguantado con dos diputados. Ninguno ha logrado En Marea, que con el 1,1% del voto y solo 17.700 apoyos se ha convertido en séptima fuerza y ha perdido casi el 95% de los votos que logró en 2016 junto a Podemos. 
Espionaje a Podemos

Los policías del espionaje a Podemos: “Tengo un mandato del ministro y del presidente”

Un enviado del director de la Policía ofreció a Rafael Isea, exministro de Finanzas de Hugo Chávez, identidades nuevas, documentación y hasta “una nueva vida” en España para todas las personas que él designara a cambio de su declaración sobre los pagos del régimen venezolano a Podemos.El inspector...
Otras aventuras a la izquierda tampoco se han saldado con éxito: PACMA sigue siendo extraparlamentario pese a superar los 300.000 votos y aguarda a las europeas; Actúa ha sumado apenas 30.000 votos, lo que supone un patinazo para Gaspar Llamazares (muy crítico con Iglesias y Garzón); y Recortes Cero pierde fuerza y se conformó con apenas 46.000 votos.
Comentarios