El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) tendrá que ratificar las nuevas restricciones a la movilidad en 37 áreas sanitarias acordadas por la Comunidad de Madrid para hacer frente a la segunda parte de la pandemia para que sean efectivas.

Las nuevas medidas se anunciaron el pasado viernes en una rueda de prensa conjunta ofrecida por la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, el vicepresidente, Ignacio Aguado, y el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.

Ayuso anunció que desde este lunes se restringiría la movilidad en 37 zonas básicas de salud, que se encuentran en seis distritos de la capital y en ocho municipios de la región. También se limitó a seis el número de personas permitidas en reuniones sociales.

Según han precisado fuentes del TSJM, la solicitud de ratificación de la nueva orden dictada por parte de la Consejería de Sanidad llegará entre hoy y mañana a la Sección Octava de la Sala de lo Contencioso-Administrativo, que deberá fijar una fecha para la deliberación y fallo.

El pasado sábado, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó una modificación en la Ley para que no sea un juez de lo Contencioso el que tenga que avalar las medidas, sino que sea la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJM cuando se esté ante medidas que puedan restringir derechos fundamentales y afecten a una generalidad.

Hasta que las restricciones no cuenten con el aval del TSJM, habrá controles aleatorios informativos para instar a los vecinos de las zonas con limitaciones de movilidad a que cumplan con las nuevas normas.

La modificación legal publicada el pasado sábado se produce en aras a unificar criterios entre los presidentes de las Salas de los TSJ de cara a la ratificación de medidas sanitarias que puedan afectar derechos fundamentales y ofrecer de este modo una mayor seguridad jurídica en materia de autorización.