Más de un centenar de personas han resultado heridas en Barcelona tras las manifestaciones del 'procés'
Más de un centenar de heridos y varias personas han resultado detenidas durante los disturbios que están teniendo lugar en Barcelona tras la sentencia del 'procés'.

Tsunami Democràtic, la plataforma ciudadana encargada de movilizar a la sociedad catalana tras conocerse este lunes 14 la sentencia del ‘procés’, ha visto como su página web ha sido clausurada por la Guardia Civil por orden de la Audiencia Nacional, que además le ha abierto un procedimiento por indicios de una planificación de acciones de tipo terrorista.

Tras cerrar la URL antigua de Tsunami Democràtic (tsunamidemocratic.cat), la plataforma ha podido zafarse del poder judicial y ha reabierto su página web con un nuevo dominio democratictsunami.eu. Este cambio ha podido realizarse tan rápido, gracias al TTL (time to live o tiempo de vida en castellano) de su dominio que es de cinco minutos.

Moncloa.com contactó por correo electrónico con la plataforma antes de esta decisión judicial para aclarar los posibles vínculos con otras organizaciones. Tsunami Democràtic afirma que se financia a través de particulares, aunque “la mayor parte sin aportación monetaria”, niegan tener vinculación alguna con la Generalitat de Cataluña o con alguna formación política y recalcan que son una plataforma no violenta.

Respecto a las declaraciones que realizó el pasado lunes el Ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, en las que aseguraba que terminarían sabiendo quién está detrás de Tsunami Democràtic, la plataforma se plantea si también se investiga al resto de movimientos sociales porque, de ser así, “es muy preocupante”. “Quizás el ministro debería responder si también están investigando quien está detrás del movimiento feminista que organiza huelgas o quién está detrás de Fridays For Future o cualquier movimiento que quiera cambiar el estado de las cosas”.

Sobre la posible relación con los Comités de Defensa de la República (CDR), Tsunami Democràtic ha respondido que su movimiento es “una campaña a favor de los derechos fundamentales, la libertad de los presos políticos, exiliados y represaliados, y el ejercicio del derecho a la autodeterminación”.

Hasta el momento, la plataforma reconocía que no había sufrido ningún tipo de hackeo y les parecía “inusual” la rapidez con la que la DGT desmintió la movilización en Barajas el lunes 14 de octubre y reiteran que “hubo más de 1.200 vehículos que saturaron el tráfico de acceso”.

El funcionamiento de esta plataforma ciudadana es todavía desconocido. Tsunami Democràtic sigue el modelo de las protestas celebradas en Hong Kong en septiembre y las actuaciones secretas que se llevaron a cabo el 1-O de 2017, con la diferencia de que la intención es no dejar rastro por internet y evitar la acción de la Justicia, como pasó con Òmnium y ANC con Jordi Cuixart y Jordi Sánchez.

“Detrás hay tanta gente como delante. Tsunami agrupa personas de perfiles diversos. Muchas de ellas no viven en Cataluña y han participado en campañas que han cambiado la relación entre estado de la Unión Europea”, han asegurado tras preguntarles por quiénes son y cuántas personas forman parte del movimiento.

APLICACIÓN

Su movimiento se basa en la comunicación por redes sociales y de esta manera han ido difundiendo sus actuaciones, como la puesta de carteles, con el mensaje “cambiemos el estado de las cosas”, en varios municipios de Cataluña durante las primeras semanas de septiembre o el día de la Diada (11 septiembre) con las pancartas desplegadas en las torres venecianas en las que anunciaban que organizaban “la respuesta a la sentencia” del 14 de octubre.

Para conocer dónde realizarán concentraciones es necesario descargarse su aplicación en su página web (ahora clausurada por la Justicia), sin necesidad de Google Play o Apple Store. Para poder acceder a la APP necesitas una invitación mediante un código QR que “llegará a través de círculos de confianza”. Más tarde, se debe permitir al sistema la geolocalización del dispositivo móvil. La intención es evitar que se infiltren miembros ajenos a los movimientos o miembros de las Fuerzas de Seguridad.

Acerca de la coordinación y explicación de la herramienta, Tsunami Democràtic no ha querido responder. Además, también disponen de un canal de comunicación por Telegram en el que difunden imágenes, vídeos y comunicados.

Por el momento, todavía se desconoce quién o quiénes están detrás de la plataforma que movilizó el lunes 14 de octubre el aeropuerto del Prat durante toda la tarde, lo que fue su primera acción sorpresa, ya que en muy poco tiempo lograron reunir a decenas de miles de personas que obligaron a cancelar 108 vuelos, según hizo oficial el aeropuerto, y lograron conseguir zafarse del control de seguridad  mediante tarjetas de embarque falsas que distribuyó la plataforma.

Esa jornada del lunes, organizada por Tsunami Democràtic,  terminó con más de 50 personas heridas, de acuerdo con el Sistema d’Emergències Mèdiques (Sem). Un total de 53 personas fueron agredidas en el aeropuerto y también una persona fue detenida por un presunto atentado a la autoridad, según indicó fuentes de los Mossos d’Esquadra.

Al día siguiente, las revueltas continuaron pero en este caso encabezadas por los CDR que incendiaron mobiliario urbano (contenedores, vallas, coches), lo que provocó el arresto de tres personas. Los incidentes se han prolongado hasta este viernes 18 de octubre, cuando se ha celebrado una huelga general en Cataluña.

En definitiva, Tsunami Democràtic ha reconocido que seguirá luchando por sus ideales y han prometido continuar con más “oleadas” siempre y cuando “sean necesarias”.

Comentarios