Tribunal Superior de Xustiza de Galicia

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) ha confirmado la sentencia de la sección segunda de la Audiencia Provincial de Ourense que impuso once años de cárcel a un hombre que intentó asesinar a su mujer a golpes en enero de 2017, según informa el alto tribunal gallego.

Los magistrados aseguran que la defensa del condenado “trata de imponer la versión de la caída accidental”, al tiempo que subrayan que, tal y como declaró el médico forense, el testimonio de la víctima es “compatible con las lesiones que tenía”.

Además, recuerdan que los agentes que realizaron la inspección ocular de la casa constataron que en la encimera de la cocina había sangre, así como en el pasillo, además de huellas de arrastre, lo que “corrobora la versión de la perjudicada, desechando la de la caída accidental”.

En cuanto a la alegación de que el sospechoso no tenía intención de matar a su esposa –unos hechos que ocurrieron en el domicilio que el matrimonio portugués tenía en la localidad ourensana de Castrelo do Val en la mañana del 2 de enero de 2017– el alto tribunal indica que es “clara la sentencia”.

En concreto, alude a cuando afirma “que la muerte no se produjo por causas ajenas a la voluntad del autor, como el especial ancho del hueso frontal de la víctima y la poca consistencia de la sartén empleada como arma, lo cual evitó que se produjera un resultado mortal”.

“El tribunal, en definitiva, ha realizado una adecuada ponderación de la prueba siendo esta suficiente, además de coherente, racional y ajustada a las reglas de la lógica”, señala el TSXG en la resolución en la que desestima el recurso presentado por el condenado.

Comentarios