RT Twitter account

Las redes sociales están experimentando unos meses complicados, al ser acusadas de hospedar y alimentar la polarización política que habita en ellas, además de servir como canales a bulos y noticias falsas. En este contexto, esta semana ha tenido lugar un hecho de vital importancia. Se trata de la nueva función desarrollada por Twitter con la que señalarán a medios de comunicación afiliados a Gobiernos, como el ruso o el chino.

Esta nueva herramienta de la firma, enmarcada en sus intentos por frenar las fake news y noticias propagandísticas, ha sido planeada para aplicarse en todo el mundo. Ahora bien, la lista de los cinco primeros países para los que ha activado el sistema incluye dos nombres clave en la geopolítica estadounidense, Rusia y China. Los medios afiliados al gobierno ruso como RT (Russia Today) y Sputnik, así como las chinas Xinhua y Global Times, ya han sido etiquetados por Twitter, pudiéndose leer la frase “Medios afiliados al gobierno” junto al nombre del país, debajo del nombre de usuario.

Además, en las páginas oficiales de Twitter en las que la empresa explica la nueva funcionalidad, Rusia siempre aparece como ejemplo de país señalado. Periodistas y miembros del gobierno también serán susceptibles de ser etiquetados. Es el caso del Secretario de Estado de EE.UU Mike Pompeo. Ser señalado de esta forma por la red social tiene consecuencias: “Twitter no recomendará ni amplificará entre los usuarios cuentas o sus Tweets con estas etiquetas”, explican. 

Twitter ya prohibía a este tipo de medios comprar publicidad en la plataforma, pero tras este cambio, sus cuentas verán también disminuida su visibilidad en la red. En concreto, los países a los que se les ha aplicado ya este sistema son: China, Francia, Rusia, el Reino Unido y los Estados Unidos.

No obstante, medios también financiados por Estados como la BBC (Reino Unido) o la NPR (Estados Unidos) no serán etiquetados, según ha avanzado la empresa, alegando que pese a estar financiadas por gobiernos, gozan de “independencia editorial”. Es aquí donde algunos podrían acusar a la red de caer cierta subjetividad.

RT Noticias ya ha publicado un artículo en relación a esto en el que se preguntan “por qué si se trata de los medios de EE.UU. o de sus países aliados, las fuentes de financiación automáticamente dejan de tener relación alguna con su trabajo”. Además, denuncian que el grupo RFI, agencia de noticias propiedad del estado francés, no ha sido etiquetado en su cuenta, pese a formar parte de la lista de países afectados. Lo mismo ocurre con Voice of America, (VOA), agencia estatal estadounidense. Esto también lo han notado algunos tuiteros, que se preguntaban si no habrían aplicado esta política de manera sesgada:

¿CONTRA LA INTOXICACIÓN COMUNISTA?

Pero, ¿en qué se diferencian estos medios afiliados a Estados de los medios independientes? La compañía del pájaro azul define a los primeros como “medios en los que el estado ejerce control sobre el contenido editorial a través de recursos financieros, presiones políticas directas o indirectas, y / o control sobre la producción y distribución”. Es decir, medios que sirven como canales propagandísticos a los intereses de los estados a los que van ligados.

Facebook ya agregó etiquetas similares en 2018, aunque Twitter ha ido un paso más allá al castigar a estas cuentas con su algoritmo. Habrá que esperar un tiempo para ver de qué manera Twitter va extendiendo esta medida a más países y medios. Aunque, de momento, la aplicación ya ha suscitado algunas dudas.

Comentarios