uñas sanas

¿Uñas frágiles? ¿Se te rompen con cierta asiduidad? Las uñas cumplen una importante función estética, por supuesto, pero sobre todo tienen la misión de proteger una zona muy sensible de nuestro cuerpo: la punta de los dedos, donde llegan numerosos vasos capilares y nervios. Tener una uñas sanas y fuertes implica protegerte de heridas, cortes e infecciones. Sin embargo, no solo los tratamientos de manicura previenen las uñas débiles. ¿Quieres saber cómo mantener las uñas más sanas, fuertes y cuidadas? Te lo explicamos.

Las uñas están compuestas de capas de queratina, y crecen desde la base de la cutícula. Unas uñas sanas y fuertes presentarán un aspecto liso, sin ningún tipo de marca ni surco o mancha. Y, por supuesto, tienen un color uniforme. Si notas que la uña ha cambiado de color o aparecen líneas oscuras debajo, se curva sobre el dedo y se separa de la carne, deberás acudir al especialista para un tratamiento. ¿Cuáles son los elementos que ayudan a tener siempre unas uñas sanas, fuertes y bonitas?

LA ALIMENTACIÓN INFLUYE EN EL ESTADO DE LAS UÑAS

Aun cuando resulta sorprendente, lo cierto es que la alimentación desequilibrada también tiene su reflejo en las uñas. Para mantenerlas sanas y fuertes se ha de ingerir alimentos ricos en proteínas, minerales y vitaminas que acitven la producción de queratina, necesaria para que las capas que forman la uña no se debilite. Así, alimentos como las calabazas, las zanahorias, o los pimientos son ricos en vitamina A, mientras que las carnes, pescados y frutos secos hacen lo propio con la vitamina B. El aceite de oliva se relaciona con un crecimiento fuerte de las uñas, tanto aplicado directamente sobre las uñas como dentro de la alimentación equilibrada.

la alimentación también influye para tener unas uñas sanas

Comentarios