Blackstone

Unidas Podemos necesita a Blackstone mucho más de lo que el fondo americano necesita a la formación morada. Esto aumenta en periodo electoral, y dentro del ámbito regional, donde las cuestiones de vivienda ganan más peso, el estilete de la demagogia se utiliza con más desparpajo. Y en esas están.

Con un Pablo Iglesias que ya anda metido en cuestiones de Estado -o eso dice-, ha sido el resto de su equipo el que tiene que dar la cara en la recta final de las elecciones autonómicas y municipales. Así, con una de sus habituales estrategias de redes sociales, el pasado viernes algunos miembros destacados de la formación hablaron sobre el alquiler de vivienda, y su problemática de precios, en Twitter.

Rompió el hielo la número 2 del partido, Irene Montero. En un tuit con varias imprecisiones y bastantes matices.

“Qué paradoja, ¿no? El mayor casero del país, Blackstone, pronostica una subida del 10% de los precios de los alquileres”. Primero, este fondo no es el mayor casero. Esta posición la ocupan los particulares que alquilan sus casas. De hecho, buen lector, haga un ejercicio: pregunte en su entorno cercano a la gente que vive de alquiler si negocian con alguien particular o una empresa. En segundo lugar, y aunque es solo un detalle, Blackstone es accionista de empresas, no el propietario último de nada.

“Como si ellos no fueran los principales culpables de esa subida”. Aquí llega la segunda imprecisión. Blackstone, o, para ser más precisos, las socimis dedicadas al alquiler residencial, pueden tener intereses particulares que, lógicamente, pasan por ganar más dinero. Pero de ahí a que ellos libremente puedan mover los precios del mercado es algo peregrino.

A esa campaña se sumó la aspirante a dirigir la Comunidad de Madrid, Isa Serra.

Tiró de simplificación máxima para explicar el problema del alquiler en un tuit. Porque a Unidas Podemos no le parece suficiente que expertos, empresarios, docentes… intenten dar respuesta a esta problemática, pero sea bastante más complejo que poner varios tuits para arengar a las masas.

PARTE DE LA REALIDAD DE BLACKSTONE

Para no cometer los mismos errores de Unidas Podemos; es decir, aseverar todo en un contexto confuso, la realidad es que Blackstone tiene incidencia en el mercado, pero ni mucho menos la que estiman desde la formación morada.

Hay quien piensa que la aparición de los fondos está detrás del fuerte incremento en los precios del alquiler, mientras que por otro lado hay quien opina que con apenas un 3% de las viviendas en alquiler en su propiedad es prácticamente imposible ejercer ningún tipo de poder de mercado. La realidad es que ambas tienen su parte de razón.

En primer lugar hay que señalar que el porcentaje del 3% aparece como un cálculo tosco entre las viviendas que poseen los grandes operadores –que suman algo más de 125.000 con los últimos ajustes- entre el número hogares que viven de alquiler en España, que la última EPA situó en algo más de cuatro millones. En total, la división entre ambos da un 3,12%, pero dicha cifra no es capaz de dibujar la realidad en España ni remotamente.

PSOE

El castigo de las eléctricas: así sería un gobierno entre PSOE y Podemos

El 28 de abril dejó un vencedor y demasiada gente expectante a los movimientos de dicho vencedor; sobre todo por el abanico de alianzas que necesita para llegar al Gobierno. El PSOE tiene 123 diputados, Unidas Podemos 42, los segundos ofrecen gobernar junto a los primeros. En ese escenario, el sec...

Para acercarse a la verdadera situación se deben tener en cuenta muchos factores, en especial matizar la cifra de cuatro millones de hogares en alquiler. Los grandes operadores no se circunscriben a toda España, sino que sus activos están muy concentrados en aquellas zonas en las que el sector se ha revitalizado. Así, por ejemplo, Euripo (la última socimi que ha salido al mercado, propiedad de Blackstone) mantiene un 89% de sus activos en cinco zonas principales: Cataluña, Madrid, Valencia, Las Palmas y Andalucía.

La otra gran adquisición de Blackstone, Testa Residencial, mantiene un 76% de sus activos (más de 10.000 viviendas para el alquiler) en las mismas zonas geográficas que Euripo. Curiosamente, el precio del alquiler en España solo ha aumentado en cinco regiones de España desde el 2014, exactamente las mismas en la que Euripo o Testa (también otras socimis que controla o está invertido) mantienen sus activos: Madrid, Cataluña, Barcelona, Las Palmas y Andalucía.

Por tanto, pese a que en un principio fuera impensable que Blackstone pudiera ejercer poder de mercado con un 0,625% del total de viviendas de toda España, cuando la situación se da en zonas bien enfocadas y muy concretas la cosa cambia. Al final ese es el gran secreto que le permite a Blackstone, pese a su relativa pequeña cantidad de edificios, tener cierto poder de mercado para empujar los precios al alza que además es apoyado por otros grandes operadores.

De ahí que no se pueda concluir de ninguna forma si incide o no, al margen de que nadie se preocupe por abordar dicha zona de influencia, la concentración, la dispersión de la demanda, la influencia de los niveles de renta…  

LOS QUE RESPONDEN A LOS TUITS

Al margen de la polémica, disuelta entre cifras muy complejas de resolver, algunos rivales políticos de la formación morada han alzado la voz, también a través de Twitter, para dar su opinión.

Por ejemplo, el recluta De Quintos, también hace una simplificación máxima de la situación.

Uno de los flamantes fichajes de Ciudadanos lleva al terreno de ricos contra pobres una situación en la que solo pierden los inquilinos, a los cuales les da lo mismo quién sea el propietario, la única certeza es que pagan más cada mes.

Por su parte, el nuevo “popular” Daniel Lacalle directamente hace una defensa de Blackstone.

La situación se repite, porque utiliza argumentos que no se pueden declarar como concluyentes, y lo único que hace es añadir más confusión al panorama del alquiler sin que de por medio lleguen alternativas reales.

Comentarios