Pablo Iglesias

Mientras el PSOE recuerda la legitimidad de la Casa Real y transmite su apoyo después de conocerse la salida de España del emérito Juan Carlos I, Unidas Podemos procura no perder la oportunidad del siglo.

Las reflexiones realizadas por PSOE y Unidas Podemos respecto a la noticia son muy diferentes. Donde los socialistas tratan de calmar las aguas y avalar la Corona asentada sobre Felipe VI, el grupo de Iglesias en el Gobierno tilda de “huida” la decisión de Juan Carlos I. Los morados piden considerar el actual como el momento idóneo para otorgar a la ciudadanía el poder de decidir sobre el modelo de Estado.

“Creemos que no se puede seguir impidiendo el debate social sobre el modelo de Estado en España, pensamos que se abre paso la idea de una república solidaria y plurinacional donde se garanticen todos los derechos sociales, civiles y políticos para todas las personas y donde, de verdad, la justicia sea igual para todos, y es nuestra convicción democrática que debe ser el pueblo quien decida”, así de claro lo expresan en un comunicado del Grupo Parlamentario Confederal de Unidas

Podemos-En Comú Podem-Galicia en Común. “No existe motivo alguno para continuar cargando con una monarquía carente de los mínimos valores éticos”, incide el comunicado, castigando las acciones de Juan Carlos I por causar “vergüenza y bochorno a todo un país”.

Así, Pablo Iglesias busca alimentar las esperanzas de los defensores de una III República. Nunca sucederá si la estrategia de Juan Carlos I, o de la Corona, da sus frutos. Tanto si fue idea del emérito, como si lo fue del actual monarca, la salida de Juan Carlos I tiene un objetivo: frenar el proceso de deslegitimación al que se enfrentaba la monarquía española desde hace meses, propulsado por los últimos escándalos del anterior monarca.

NUEVO NÚCLEO DE TENSIÓN ENTRE PSOE Y UP

En relación a la comparecencia de Sánchez de este miércoles, el presidente del Grupo Confederal de UP y Comunes, Jaume Asens, definía en un tuit el desacuerdo que el emérito genera dentro del Ejecutivo: “La comparecencia del Presidente Sánchez ha sido decepcionante. Demuestra muy poco sentido crítico ante la huida indigna de quien fue Jefe del Estado. La ciudadanía merece que las fuerzas de izquierda estemos a la altura”, expuso.

Iglesias y el diputado de UP Pablo Echenique han criticado a su vez que se deje marchar a Juan Carlos I con causas pendientes en España. “Cualquier ciudadano que cometa delitos debe dar la cara ante la Justicia”, aseveró Iglesias a través de Twitter. “Juan Carlos I debería responder por sus actos en España y ante su pueblo”, juzgó, a favor de repatriar al antiguo jefe del Estado.

Echenique, por su parte, se preguntaba: “Teniendo causas pendientes en España y tanto dinero para viajar y protegerse, ¿la justicia va a permitir que se marche? ¿No podría eso dificultar las pesquisas? Esperamos que no sea precisamente ése el motivo de la decisión y, si es así, se le impida huir“, aseguró en la misma red social.

SÁNCHEZ FRENA A PODEMOS

Este miércoles, el presidente se vio obligado a distanciarse de su vicepresidente segundo. Aclaró que “no se juzgan instituciones, se juzgan personas”. Así, Sánchez mantiene que Juan Carlos I debe hacer frente a todas las consecuencias legales que los tribunales valoren para su caso, sin que ello venga acompañado de un asalto a la monarquía.

De esta forma, Pedro Sánchez calificó de “adecuada” la actitud de la Casa Real, y destacó su “respeto absoluto a las decisiones que ha tomado la Casa Real”.

Al ser preguntado por cómo puede el PSOE tratar este asunto teniendo a Podemos en el Gobierno pidiendo un referéndum sobre el modelo de Estado, Sánchez explicó que pese a las diferencias, el mandato se sostiene sobre el acuerdo de Gobierno que firmó con Iglesias al comienzo de la legislatura.

Comunicado de Unidas Podemos emitido este lunes.
Comentarios