El Lehendakari y candidato a la reelección, Iñigo Urkullu, cree que existe una “base de conocimiento estable” con el PSE-EE de cara a conformar el Gobierno Vasco tras las elecciones vascas y lo ha puesto en valor frente a la “inexperiencia o incógnita” de otros pactos. Urkullu ha asegurado que los acuerdos “van a ser ampliables” a otras formaciones porque se deberá pactar en ámbitos como empleo, salud o innovación.

En una entrevista a Onda Vasca, Urkullu ha afirmado que Vox sería la única formación con la que no pactará en ningún caso, en el supuesto de que tuviera representación parlamentaria, aunque espera que “no la tenga por las reminiscencias que supone una representación de Vox con un pasado que debería estar superado”.

“Pero con Vox no pactaría por lo que es su planteamiento con respecto a las instituciones vascas, a los partidos políticos vascos y, sobre todo, por el modelo social que propugna”, ha añadido.

Cuestionado por quién conformaría Gobierno, el candidato jeltzale ha afirmado que es “absolutamente necesario” que el Ejecutivo resultante del próximo domingo sea “un gobierno fuerte y, además, estable, con una mayoría sólida en el Parlamento Vasco.

“Y esa mayoría sólida, ojalá que pueda ser una mayoría absoluta, por lo que necesitamos de celeridad en la adopción de decisiones, también agilidad y celeridad en lo que pueden ser los debates parlamentarios para la aprobación de iniciativas legislativas, lo cual no ha sido posible en estos cuatro años pasados, ni los anteriores porque se ha gobernado en minoría”, ha manifestado.

Ha recordado que, desde que es Lehendakari, ha gobernado en minoría “cumpliendo todos los mandatos y también el programa”. Sobre posibles socios, ha asegurado que tienen una “base de conocimiento estable” entre el PNV y el PSE.

“Saber qué es lo que tenemos entre manos es muy importante para afrontarlo desde el primer momento, hemos gestionado un gobierno con un programa conciliado, sin estridencias, más allá de las lógicas diferencias entre dos partidos políticos de ideologías diferentes pero ahí está también la riqueza de lo que puede ser la búsqueda de acuerdos”, ha añadido.

ACUERDOS AMPLIABLES

Urkullu ha precisado que esos acuerdos “van a ser, en todo caso, ampliables a otras formaciones políticas”. “Yo he planteado que, además de lo que pueda ser un programa de gobierno, tenemos que intentar alcanzar acuerdos en materia de empleo, innovación, salud, clima, juventud y a eso vamos estar absolutamente abiertos desde el PNV”, ha añadido.

El candidato jeltzale ha insistido en la “base de conocimiento” que existe con el PSE-EE para un “Gobierno fuerte y estable desde el punto de vista de coordinación interinstitucional” porque no se trata solamente de la acción del gobierno, sino que es “la acción de gobierno con las diputaciones, con los ayuntamientos y también con el Gobierno de España”

Por ello, ha incidido en el “valor” que tiene ese conocimiento frente a la “inexperiencia o la incógnita o incertidumbre de otro tipo de pactos”. Urkullu ha asegurado que hay otras formaciones que “se descartan a sí mismas” de lo que pueda ser “una relación con el PNV” y, en concreto, se ha referido al PP, a cuyo candidato, Carlos Iturgaiz, se ha referido como “un Guadiana de muchos años” y que tiene un “discurso recurrente y que trae a épocas muy pasadas”.

Asimismo, también ha aludido a los “discursos reiterados” por parte de Elkarrekin Podemos, de manera “absolutamente curiosa e incongruente” respecto a su actitud hasta diciembre y ha señalado que es un discurso “avalado” por el líder de Podemos en el Estado, que “plantea la conveniencia de desplazar al PNV a la oposición por un tiempo” cuando hace ocho años ya estuvieron en la oposición, pese a “ser la formación ganadora”. “Estoy escuchando el planteamiento de alianza de izquierdas para desplazar al PNV a la oposición, aún cuando el PNV gane”, ha añadido.

También ha citado la actitud de EH Bildu, que se “autodescartado” incluso de negociaciones de presupuestos como el de este año. “Con lo cual, las opciones están muy claras”, ha añadido.

En relación a si espera que se recrudezca la confrontación en el Parlamento Vasco como está ocurriendo en el Congreso de los Diputados, espera que la Cámara vasca siga “marcando diferencias” respecto a los “hábitos políticos” que se han establecido en la política española.

En este sentido, cree que alguna formación como el PP parece que “trae a la política vasca lo peor de la política española”, pero espera que el Parlamento vasco “no siga esos derroteros”.

De cara a la cita electoral del domingo, Urkullu ha destacado que se vive “un momento crítico” que requiere de la “suma de los esfuerzos”. “No votar es dejar que otros voten por uno mismo y es desentenderse de los problemas, si uno no vota, no se pueden pedir cuentas a los políticos, y nosotros, como representantes de la sociedad, estamos sometidos a un examen de rendición de cuentas”, ha añadido.

AUTOGOBIERNO

Ante una pregunta formulada por la líder del PSE-EE, Idoia Mendia, sobre sus plantes en materia de autogobierno, Urkullu ha indicado que le resulta “curiosa” la pregunta viniendo de la dirigente del PSE-EE, que ha sido “socio” de Gobierno y había un programa de Gobierno con un apartado dedicado al autogobierno, en el que el “compromiso” de ambos partidos políticos era desarrollar y cumplir el Estatuto de Autonomía de Gernika como “primer objetivo”.

Como segundo objetivo, ha afirmado que, en relación a lo que pueda ser la actualización, profundización y avance del autogobierno, a través de una reforma del Estatuto con uno nuevo”, ha asegurado que es “ampliamente conocida” su posición de “acuerdos amplios”.

“Es lo que he venido diciendo a lo largo de cuatro años y es lo que sigue diciendo, mi programa que va a seguir recogiendo esa voluntad de acuerdos amplios, en un acuerdo interno aquí en Euskadi, entre diversos partidos políticos, que reflejen de la manera más amplia posible la pluralidad de la sociedad”, ha manifestado.

Urkullu ha recordado también su planteamiento “muy claro” desde hace años de que es “necesario el reconocimiento nacional de Euskadi” y también “actualizar el fondo competencial de un Estatuto de Autonomía aprobado hace 40 años, no cumplido”.

“Y en este momento la sociedad del siglo XXI y el año 2020, con una mirada a una próxima generación y mirando también el contexto internacional necesita también de una actualización en el ámbito competencial”, ha añadido.

Urkullu ha destacado que está planteando conjugar un “principio democrático y un principio de legalidad” que cree que “es posible”, desde “la conciencia de que no hay una normativa jurídica que afecte al derecho a decidir”.

“Sin embargo, sí unos derechos históricos que pueden recoger también la capacidad de un ejercicio pactado de decisión en el Estado español, estoy planteando una relación bilateral con el gobierno español en base a un sistema de garantías, con una Junta Arbrital o con un concierto político y un órgano, por lo tanto, que impida que unilateralmente se modifique el Estatuto y, por otra parte, planteo la capacidad de Euskadi de presencia en el ámbito internacional”, ha asegurado.

Urkullu ha afirmado que su primera medida, si revalida su mandato, será poner en marcha los trabajos para la elaboración de las directrices económicas presupuestarias para el año que viene porque, a su juicio, es “absolutamente necesario” que se afronte “con urgencia lo que es un escenario presupuestario”.

El Lehendakari ha asegurado que la reconstrucción de Euskadi tras la crisis se debe hacer con “una mirada también al medio plazo”, después de haber adoptado un plan de choque Covid-19 tras reorientar el Presupuesto.

Comentarios