Ventajas renting coches empresas y autónomos

El renting es una modalidad de obtención de vehículos que no ha parado de crecer en los últimos años. Se trata del alquiler a largo plazo de un vehículo a cambio de una cuota mensual, que trae ventajas consigo como el mantenimiento anual incluido o el cambio a un vehículo nuevo cada cierto periodo de tiempo. Si nos centramos en los autónomos y empresas, los coches de renting cobran todavía más sentido si tenemos en cuenta las ventajas fiscales que aporta esta modalidad.

Renting de coches para empresas y autónomos

Como decíamos, el renting de coches nos permite utilizar un vehículo pagando una cuota mensual por su utilización, cuota en la cual está incluido el mantenimiento del propio coche. La gran ventaja de esta modalidad es que, tanto los autónomos como las pymes, se pueden desgravar hasta el 100% de las cuotas mensuales del propio renting. Además, en el caso del renting para empresas, se puede imputar como un gasto deducible en las cuentas del haber de la empresa, mediante el impuesto de sociedades, al igual que se haría con las máquinas industriales u otros vehículos de alquiler de los que dispusiese la empresa.

También existen ventajas con respecto al IVA. Podemos ahorrarnos el 100% del IVA siempre que el vehículo en cuestión esté dedicado por completo a la empresa y su utilización sea siempre con fines ligados a la misma. Podemos llevar esto a cabo mediante el serigrafiado del propio coche con el logo u otros motivos relacionados con nuestra empresa, así como que el coche pase los fines de semana en el garaje de la propia empresa.

Las deducciones se aplican de forma inmediata, pues esta modalidad está considerada como un gasto de la empresa y no es necesario crear un cuadro de amortizaciones ni imputarlo en el balance, como sí habría que hacer con el leasing. Todo esto hace que el nivel de endeudamiento de la empresa sea mucho menor, ya que tan solo habrá que pagar una cuota mensual, sin necesidad de acudir a la financiación.

Tipos de renting

Renting convencional

En este tipo de renting existen una serie de parámetros fijos que no se pueden modificar, como lo es la cuantía mensual a pagar. No obstante, en caso de que el autónomo o empresa no tenga éxito con su negocio, existe la posibilidad de cancelar el contrato sin tener que pagar ninguna clase de penalización por ello.

Renting flexible

Se trata de una modalidad donde solo se paga por lo que se usa y ofrece la posibilidad de cambiar de vehículo incluso después de haber pasado tan solo un mes. Ofrece un presupuesto personalizado para cada caso y es completamente deducible de los impuestos fiscales como mencionamos anteriormente. Es por esto que se trata del mejor renting para autónomos, además de ser el preferido tanto de estos como de las pymes, ya que ofrece unas comodidades y un nivel de restricciones más favorecedoras que la financiación convencional.

Ahorro financiero es, esencialmente, lo que ofrece esta modalidad de adquisición de automóviles a las empresas y autónomos, tanto de dinero como de tiempo. Ventajas como poder sustituir el vehículo por uno nuevo en caso de avería, seguro y gestión de multas gratuito o pagar una cuota mensual con todos los gastos incluidos en ella, permite a las empresas liberar capital financiero que puedan utilizar en otras actividades. Es, por tanto, la mejor opción para quienes necesiten uno o varios vehículos para su empresa, sin incurrir en aquellos costes inesperados a la hora de tener un vehículo en posesión.