La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha asegurado este viernes que “la percepción generalizada” es que los madrileños cumplen con la obligatoriedad de usar mascarilla aunque ha apuntado que es en las terrazas de bares y restaurante donde está “el punto débil” de su utilización, por lo que ha insistido en la necesidad de ser “responsable”.

Así lo ha manifestado desde Carabanchel, donde ha acudido a comprobar las obras de demolición de una vivienda dentro del Plan Antiocupación. Villacís ha manifestado que el Consistorio no cuenta aún con balance del uso de mascarillas en el primer día.

“La percepción generalizada es que cumplen. Sabemos que las terrazas es un punto débil, porque hay inercia de quitarse la mascarilla no solo para comer o beber, pero son necesarias en todo momento, como cuando uno está de pie. Pido máxima responsabilidad a todo el mundo; no hemos salido de esta pandemia”, ha apostillado a continuación.

Villacís ha expuesto que se avecinan “momentos muy duros” ya que el país ha entrado en recesión, “y esto va a exigir mucho de todos, por parte de ciudadanos mucha responsabilidad unos con otros”, y ha apuntado que España no se puede permitir otro confinamiento.

También, ha continuado, “exigirá mucho por parte de los políticos, que se hagan cosas extraordinarias”. “Exigirá que aceptemos que ni unos somos tan buenos, tan buenos, ni otros tan malos, tan malos, es decir, que seamos responsables, que nos sentemos, negociemos y apoyemos a España”, ha lanzado.

En este punto ha indicado que la situación actual no está para “autocomplacencias”, y ha criticado los aplausos de PSOE y Unidas Podemos al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada al Congreso. “España no está para euforia, hay mucha gente en ERTE, que ha echado la persiana… ver esas imágenes de autocomplacencia me resulta indignante, creo que no procede”, ha concluido.

Comentarios