El exgerente de urbanismo de Marbella, Juan Antonio Roca, ante un furgón de la Guardia Civil. Foto:Gtres

 

El comisario José Manuel Villarejo prestó sus servicios al cerebro de la trama Malaya, Juan Antonio Roca. La operación Malaya fue el principal golpe contra la corrupción urbanística y provocó la disolución del Ayuntamiento de Marbella. Roca, que fue gerente de urbanismo de esta ciudad, fue condenado a 17 años de cárcel por este caso.

Según un documento al que ha tenido acceso MONCLOA.COM, Villarejo realizó un informe “a requerimiento de Juan Antonio Roca Nicolás”. En este documento, bautizado como “Proyecto Roky”, realizó un análisis de la situación de quien fue considerado por la investigación judicial del caso Malaya como alcalde de facto de Marbella.

El objetivo del trabajo de Villarejo era “salvaguardar los intereses de K (Juan Antonio Roca) de los ataques en medios de prensa así como intervenciones judiciales injustificadas”. Roca había desembarcado como gerente de urbanismo en el Ayuntamiento de Marbella en 1999, de la mano del entonces alcalde, Jesús Gil.

Villarejo Roca
Sumario del denominado “Proyecto Roky” , del comisario Villarejo.

En aquel momento, Villarejó señaló que Roca necesitaba “solventar el preocupante riesgo que actualmente soporta”. Así aparece en el informe de “difusión restringida” elaborado por el Gabinete de Investigación y Análisis (GIA), el término con el que Villarejo se refería a la estructura con la que también realizó trabajos de espionaje para otras personas y empresas.

El informe de Villarejo coincidió con la publicación de lo que luego se conoció como el caso Saqueo de Marbella, que saltó años antes que la operación Malaya. El documento es un informe de análisis de la situación, habitual en la forma de trabajar del excomisario. En sus conclusiones, el policía confirma que “existe un alto nivel de conseguir éxito” con sus servicios.

El policía ofreció en aquel momento a José Antonio Roca una infraestructura para realizar los trabajos que incluía (como en otros encargos realizados por él) “equipos de vigilancia y control directo (más contravigilancia en su caso)”, así como un “equipo de infiltración”. La infraestructura técnica dispuesta incluía igualmente “dispositivos I.C. de captación de INFO.”, equipos de grabación de audio y de fotografía y vídeo.

Villarejo Roca
Hoja del informe donde aparece que el nombre del exgerente de urbanismo del Ayuntamiento de Marbella.

En el análisis de la situación en aquel momento, el comisario relata cómo “las evidencias indiciarias” contra Roca “le señalan como el verdadero cerebro” del grupo que se encontraba bajo investigación judicial en aquel momento. Las pesquisas se centraban entonces en las operaciones irregulares en el Ayuntamiento, así como “la constitución de sociedades extranjeras para hacer opacos los activos bancarios, el uso de fiduciarios para ocultar patrimonio, así como otras actuaciones en proceso”, según recoge el informe.

Aun reconociendo esas evidencias, Villarejo señala en su informe que existen “una serie de turbios e impresentables manejos que pretenden manipular parte de la verdad, para después malintencionadamente filtrarlos de forma interesada a la opinión pública”. Es por esa razón por la que el excomisario expuso a su cliente la necesidad de realizar una campaña de imagen orientada hacia los medios de comunicación.

Dentro de la estrategia a seguir, el informe de Villarejo llamaba la atención sobre la necesidad de “disponer de alguna carga de profundidad con la suficiente importancia como para sorprender de manera brutal”. Esta carga podría “ser definitiva o al menos contrarrestar en gran medida todos los preparativos que se están organizando”, según reza el informe.

Villarejo Kroll

El fiscal anticorrupción Jiménez Villarejo fue espiado por empresarios afectados por sus pesquisas

Carlos Jiménez Villarejo, que fue fiscal jefe anticorrupción de 1995 al año 2003, fue víctima de un espionaje presuntamente encargado por empresarios que se vieron afectados por sus investigaciones. Un informe en manos del comisario José Manuel Villarejo da cuenta de estas maniobras.El documento...

Villarejo se postula en el informe también como asesor a la hora de manejar la imagen ante los medios de comunicación. En uno de los párrafos del documento señala que “esa imagen personal debe de transformarse no solo para el buen resultado judicial que de K se espera, sino para una correcta evolución de las acciones en curso, que de una u otra manera pudieran afectar”.

José Antonio Roca se encuentra en libertad condicional desde el pasado mes de febrero tras haber estado en prisión desde 2006, año en el que se produjo la operación Malaya, y haber cumplido tres cuartas partes de su condena. Este fue el principal de los casos judiciales en los que se vio envuelto el exgerente de urbanismo del Ayuntamiento de Marbella. Las condenas por los diferentes casos en los que se vio envuelto le llevaron a acumular una pena máxima de veinte años de cárcel.

El excomisario Villarejo está citado a declarar este miércoles 11 de septiembre por la presunta extorsión a un empresario de Marbella ante el juez Manuel García Castellón. En este asunto están imputados los policías Constancio Riaño, José María Serrano Ydígoras, Juan José Díez Álvarez y Antonio Bonilla.

LOS PROBLEMAS DE SALUD DE VILLAREJO

Este asunto no guarda relación con Juan Antonio Roca ni con el citado Proyecto Roky. En principio, el excomisario ha intentado evitar su desplazamiento a la Audiencia Nacional alegando problemas de salud.

El comisario José Manuel Villarejo ha intervenido de alguna manera en los principales casos de corrupción ocurridos en España. La Audiencia Nacional investiga el papel jugado en el espionaje al extesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, para averiguar qué información comprometedora para esta formación política podría estar en su poder.

Además, como publicó este periódico, Villarejo se entrevistó con la que fuera secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, a la que ofreció información sobre el avance de las investigaciones del caso Gürtel y la posibilidad de interferir en las mismas. El excomisario también prestó sus servicios a la empresa Dico, una de las principales protagonistas del caso Púnica.

 

Comentarios