El Comité Nacional de Garantías de Vox ha abierto una investigación interna después de que la Fiscalía Provincial de Valencia haya abierto diligencias de investigación penal a partir de la denuncia de una militante por una supuesta ‘caja B’ en el partido en Valencia.

En un comunicado, el partido de Santiago Abascal defiende que la contabilidad de la formación está auditada por una empresa externa y sometida al control anual del Tribunal de Cuentas.

Sobre la denuncia, interpuesta por presuntas irregularidades relativas a la tesorería de Vox en Valencia, asegura que no ha recibido notificación y que, por tanto, no va a valorarla “solamente en base a supuestas filtraciones a la prensa”.

Vox también remarca que “en ninguna de esas filtraciones se ha hecho mención alguna a prueba sobre lo que pretende señalar como irregularidades”.

En este contexto, el Comité de Garantías ha ordenado una investigación interna para, según el partido, obtener la información necesaria que permita esclarecer la realidad de los hechos.

Este miércoles, el presidente de Vox Valencia, José María Llanos, ha negado que el partido disponga de una ‘caja B’. “No hay nada, en absoluto, nunca ha habido un céntimo de financiación ilegal en Vox Valencia. Tenemos unas cuentas perfectamente saneadas, van a ser auditadas y están presentadas en Vox España”, ha zanjado.

La denuncia de la militante ha dado lugar a unas diligencias que se asumirá Anticorrupción. Una de esas supuestas irregularidades denunciadas haría referencia a que algunas cuotas de los afiliados no se enviaban a Madrid, sino que se ‘distraían’ pequeñas cantidades para gastos en Valencia. También se aludía a ingresos de dinero de procedencia desconocida.

Comentarios