sábado, 5 diciembre 2020 16:13

Vox se venga de Casado presionando a Ayuso con elecciones anticipadas

Abascal insistió, tras la épica reprimenda de Casado en el Congreso, que no habría represalias contra el PP en las comunidades y ayuntamientos donde gobiernan juntos. Pareciera que el líder de Vox iba a aceptar sin más el inesperado vapuleo del que salió escarmentado en el debate de la moción de censura. Pero no, Abascal ha encontrado por donde tirar. Con Díaz Ayuso siendo un claro punto débil del PP, los de Vox se proponen presionarla con la amenaza de elecciones anticipadas.

Tras perder a un amigo, Vox va a terminar de pincharle las ruedas a Ayuso, como ya empezó a hacer hace unas semanas Rocío Monasterio, portavoz del grupo en la Asamblea, cuando pidió elecciones anticipadas y criticó sin piedad la gestión de PP y Ciudadanos sobre la crisis sanitaria en la comunidad.

Fuentes de Vox aseguran que tocando a Ayuso están afectando también a Casado, ya que la presidenta fue una apuesta personal del líder del PP. “Acorralándola a ella nos estamos a la vez vengando de él”, han contado fuentes de Vox a medios. Así, a la regidora de la Comunidad de Madrid le espera un camino de rosas hasta el final de la legislatura, con dardos llegándole de todos los flancos.

DIFICULTARÁN LOS PRESUPUESTOS

Si bien el mismo día del debate en que Casado dejó por los suelos a Abascal, los de Vox en Andalucía decidieron cancelar a última hora una reunión con el PP de Juanma Moreno para acordar los presupuestos de la comunidad, en Madrid también van a usar las cuentas para caldear a la presidenta.

“Acorralándola a ella nos estamos a la vez vengando de él”

En este contexto, fuentes del partido indican que, esperando a que llegue el borrador de los presupuestos de Ayuso, van a exigir que el documento no les llegue firmado ya por Ciudadanos. Así, van a asegurarse minuciosamente de que los presupuestos incluyen todas y cada una de las exigencias, que hicieron llegar en verano al Consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty.

ELECCIONES

En este marco, y a parte de los presupuestos, Vox va a insistir aun más para que Isabel Díaz Ayuso rompa con Ciudadanos, que según consideran, “no es un socio fiable”. Tras conseguir el enfado entre naranjas y azules, Rocío Monasterio reclamará de nuevo elecciones anticipadas.

Paralelamente, los de Abascal se volverán aun mas críticos con los delitos perpetrados por menores extranjeros no acompañados (“menas”) y la ocupación ilegal de viviendas en la Comunidad de Madrid, temas con los que tratarán de causarle jaqueca a la presidenta. Así, su nuevo y endurecido discurso alegará que el Gobierno regional “no hace nada” contra las ocupaciones, y que la situación causada por los menas es “insostenible”. Con todo ello, los de Vox tratarán de vengarse de Casado, pese a que las mismas fuentes reconocen que tienen un margen de maniobra “estrecho”.

Todo esto es el precio que pagará el líder del PP por darle la espalda a Abascal, habiendo perdido el segundo un “amigo”, tal y como contó a Ana Rosa en Telecinco. Preguntado por si tiene previsto hablar con Casado, Santiago Abascal explicó: “No tengo previsto hacerlo. No tengo ganas. En la vida a veces se pierden amigos y eso hay que asumirlo“. Casado “decidió dejar de ser una alternativa en España y romper puentes con el partido con el que puede formar Gobierno”, diagnosticó Abascal.