espinosa de los monteros, vox
El vicesecretario de Relaciones Internacionales de VOX, Iván Espinosa de los Monteros. Foto: Flickr Vox.

Para intentar conseguir votos en el feudo liberal, que mejor que apelar al dinero. Según confirman fuentes del entorno de Santiago Abascal a MONCLOA.COM, en los próximos días la formación política presentará un programa económico de cara a las elecciones que va a tener más componente liberal que el que ha planteado el PP en el que, además de las ya clásicas promesas de bajadas de impuestos, se incluirá también un paquete de reformas liberalizadoras en alguno de los mercados que todavía siguen cautivos del Estado.

En las últimas semanas Vox ha estado peinando el mundo de los economistas liberales para elegir el capitán del programa, bajo la mirada atenta de Iván Espinosa de los Monteros. Fuentes del partido que han participado en este sondeo afirman que la mayoría de los contactados rechazaron la propuesta al no comulgar –y nunca mejor dicho– con la parte social–estatista que defiende el partido de Abascal cuando se deja la economía a un lado.

Desde el ámbito de la socialdemocracia siempre se ha aprovechado la eterna división entre conservadores y liberales en su pugna por liderar la llamada “derecha”, concepto que se ha quedado un poco anticuado a tenor de la evolución de la política en todo el planeta.

Vox es uno de los partidos que pretende aunar ambas voluntades para ser determinante tras el 28–A y para eso necesita atraer al ala liberal a un electorado que, hasta ahora, ha recibido fundamentalmente sus mensajes de captación por la vía del nacionalismo español.

Sin embargo, Espinosa de los Monteros ha logrado cerrar un fichaje en las últimas horas para que lidere el programa económico. Se trata del exinspector del Banco de España y profesor Rubén Manso, que figura como número dos de la lista de Vox al Congreso de los Diputados por la provincia de Málaga. El será el encargado de darle los últimos toques a un documento cuyas primeras pinceladas han sido realizadas por Espinosa de los Monteros.

“El objetivo número 1 que ahora tiene Vox es superar la crisis producida tras la dimisión del historiador Fernando Paz, que ha tenido un efecto muy negativo entre el electorado más liberal del mundo de la derecha. Lanzar mensajes en los que se sugiera un revisionismo sobre el holocausto judío o atacar la homosexualidad como si fuera una enfermedad que hay que curar, como sostiene Paz, es un suicidio político si se aspira a la liderar la derecha en España”, señala uno de los economistas liberales que ha sido sondeado por VOX.

En cuanto a la concreción del programa, en estos momentos la formación de Abascal debate incluir en el texto final una propuesta para implantar un modelo de pensiones de capitalización mixto que permita solventar el grave problema que tiene la Seguridad Social, derivado del actual sistema de reparto.

Además, las fuentes internas consultadas por MONCLOA.COM apuntan a que se quiere “promover el potencial desenganche de la sanidad pública de determinados colectivos que así lo deseen, la extensión del bono o cheque escolar para que haya efectiva competencia de los centros educativos, una reforma laboral que vaya más allá de la aprobada por el PP en 2012 e incluso una propuesta de liberalización de sectores estatales tradicionales como el de las farmacias”.

Lo que sí parece que está totalmente consensuado es un paquete fiscal que incluya una “rebaja radical” del IRPF, la reducción del Impuesto de Sociedades, un menor IVA para productos infantiles y geriátricos, la supresión del Impuesto sobre el Patrimonio y del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y acabar con las plusvalías municipales en todo el territorio nacional.

Dado que una rebaja tributaria masiva generaría una menor recaudación, al menos en el corto plazo, justo cuando será más necesario reducir el déficit que deja el Gobierno de Pedro Sánchez, Vox plantea reducir el gasto público en unos 24.000 millones de euros con la eliminación de “cargos y organismos duplicados, ideológicos o por cualquier otra razón prescindibles” y el cierre de “organismos destinados a crear estructuras paralelas al Estado”, tales como televisiones autonómicas, defensores del pueblo, Consejos Consultivos y Agencias Meteorológicas”.

Comentarios