Santiago Abascal

El programa electoral de Vox para las elecciones autonómicas del próximo 26 de mayo deja pocas dudas. La formación de Santiago Abascal mantiene su idea de destruir las comunidades autónomas y crear un Estado unitario, con un único Gobierno y Parlamento.

A diferencia de lo que se pudo vislumbrar en las generales, donde Vox acudió con sus ‘100 medidas’, en esta ocasión el partido de Abascal sí presenta un programa concreto. Y lo hace tanto para las municipales, como para las autonómicas y europeas, como ha podido contemplarse a través de la página web del partido.

Vox Lepanto

Vox enarbola la batalla de Lepanto para llegar al Parlamento Europeo

Próximas las elecciones europeas, la estrategia de Vox para hacerse notar en campaña ha sido la de resucitar la batalla de Lepanto y la de las Navas de Tolosa. Según la cuenta de Twitter del partido, @Vox_noticias, Europa debe su supervivencia como continente a los barcos españoles, capaces ellos de...

En el programa para las elecciones autonómicas, recogido por Europa Press, incluye un preámbulo en el que ahonda en su rechazo al Estado autonómico, que cree que ha resultado un “experimento fallido muy perjudicial para los intereses generales de la nación española” y el conjunto de los ciudadanos.

A su juicio, este modelo ha supuesto la multiplicación por 17 de la Administración, aumentando “exponencialmente las dimensiones y el coste de la misma” a costa de los ciudadanos con un “enorme incremento de la presión fiscal”.

“No podemos concluir con otra cosa que no sea la crítica frontal de la actual organización territorial del Estado, un experimento fracasado y perfectamente reversible en beneficio del conjunto de los ciudadanos si así lo decidiera una mayoría de españoles”, estipula.

“UN ESTADO UNITARIO DESCENTRALIZADO”

De esta forma y ante el “ruinoso panorama autonómico actual”, Vox subraya su objetivo programático final de un Estado unitario descentralizado con un solo Gobierno y un solo Parlamento “que reconozca e integre los hechos diferenciales lingüístico-culturales, jurídico-forales e insulares” característicos de España.

De hecho, defiende que este carácter unitario del Estado ya se determinó en las Cortes Generales de Cádiz de 1812, que “rechazaron frontalmente cualquier asomo de federalismo”. Su propuesta pasa por una descentralización en favor de los municipios, una entidad “profundamente arraigada en la sociedad española”. Este principio lo incluye en su programa municipal frente al modelo autonómico que Vox “deplora expresamente”.

Pero hasta alcanzar este estado unitario, Vox aboga por una serie de medidas para dar “fortaleza y eficiencia” a la Administración, a la “cohesión” de la nación y la igualdad de los españoles; además de adelgazar las “elefantiásicas estructuras administrativas” de las autonomías.

En este sentido, proponer reducir “radicalmente” los cargos públicos, puestos de libre designación y aumentar la transparencia; impedir el enchufismo, obligar a los entes públicos y organizaciones que reciban subvenciones a rendir cuentas anualmente; eliminar las ayudas a las asociaciones “de proselitismo ideológico”; y establecer un canal de denuncias de casos de corrupción.

También presenta una batería de propuestas para combatir la despoblación y en apoyo al mundo rural, como la reducción de cargas fiscales, e insiste en sus medidas en materia económica sobre privatización de empresas públicas, disminución de impuestos o rebaja del IRPF.

KIOSKOS POR LA VIDA

Otras propuestas de Vox son la implantación del sistema de cheque escolar y el PIN parental, la creación de una consejería de Familia y la introducción de medidas fiscales de apoyo a la maternidad y a la conciliación de la vida familiar y laboral. Entre ellas está la promoción de la “cultura de la vida” con centros de apoyo a la mujer y “kiokos por la vida” para apoyar el embarazo o políticas alternativas al aborto y los vientres de alquiler.

El programa autonómico de Vox también insiste en sus propuestas para derogar leyes “con un marcado carácter ideológico”, como las de violencia de género, LGTBI o memoria histórica, y una batería de medidas en salud y atención sanitaria.

En este sentido, quiere aumentar el tiempo de la consulta en un tiempo mínimo de diez minutos por paciente o aumentar el personal sanitario, impidiendo que los interinos pasen más de dos años en esta situación. También aboga por la protección de la caza y la pesca y el impulso de una ley autonómica de protección de la tauromaquia.

REDUCCIÓN DE CONCEJALES

En cuanto al programa municipal, insiste en su apuesta por las entidades locales como vía para la descentralización pero apunta la necesidad de unión de ayuntamientos por incorporación o fusión “hasta la creación de entidades locales de capacidad suficiente para la adecuada prestación de los servicios”.

También aboga por la reducción del número de concejales de cada corporación municipal, la recuperación de las competencias en materia urbanística o la desaparición de las mancomunidades para crear unidades de contratación centralizada en las diputaciones provinciales.

Comentarios