miércoles, 10 agosto 2022 22:16

Marlaska no es un “maricón”, es un caballero

Una vez que los audios de la ministra Delgado vieron ayer la luz, el ministro Marlaska ha cogido un papel protagonista en esta historia. Yo lo lamento. Es una víctima de la maldad de terceros. De sus compañeros, de la Audiencia, de profesión y del Gobierno.

Debo decir, que Marlaska siempre me ha parecido un caballero. Su generosidad ayer con la ministra insultadora lo corrobora. Grande-Marlaska es simple y llanamente, un señor. Ya es más discutible, desde criterios puramente estéticos, que podamos decir lo mismo de su compañera.

Siempre simpatice con el juez Grande-Marlaska. Recuerdo una anécdota deliciosa. Había un grupo de música llamado “Juez Garzón”. El susodicho señor, amenazó con demandarles por usar su nombre. A Garzón le había sucedido en la Audiencia un tal Grande-Marlaska. El grupo, -ingenio español, no cabe duda-, cambió su nombre a Grande-Marlaska.

Recuerdo que comentaron en la radio, que al juez le habían explicado la situación y pedido permiso. Le había parecido divertidísimo y que ante la amenaza de demanda del primero sustituyeron su nombre. Esta es la web del grupo, que merece un vistazo. Y es que Marlaska, además tiene sentido del humor, aunque lo de Delgado no le debe haber hecho mucha gracia.

La foto ayer del abrazo entre ambos es de “primero de comunicación de crisis”. Concertada y preparada, necesaria y poco efusiva. Pero pone a cada uno en su sitio, Grande-Marlaska podría simplemente haber tenido el gesto y no haber hecho declaraciones. En ese caso hubiéramos entendido que estaba haciendo un gesto de mínimos, algo para la grada.

En sus declaraciones fue elegante, era un marrón y tiró balones fuera como pudo, y si bien no lo justificó (era imposible) la actitud de su compañera fue muy generoso. Justo lo que le faltó a ella en sus comentarios despectivos y homófobos, que primero negó, luego insinuó manipulados y finalmente explicó que no tenían carácter sexual. Toda una fiesta.

Marlaska ha demostrado tener toda la categoría que le ha faltado a su compañera

Dolores Delgado se ha convertido en un espectáculo en si misma. Capaz de decir una cosa y lo contrario a continuación, y de hacerlo tres o cuatro veces al día. El espectáculo de ayer en el Club Siglo XXI fue sólo eso, un espectáculo. Vamos, Dolores, se fuerte.

SOBRE MONCLOA.COM Y PROXIMAS ENTREGAS

Hoy MONCLOA.COM publica un nuevo documento sonoro en el que la ministra Delgado implica en actividades poco claras, según sus palabras, “con menores, a compañeros de la Audiencia Nacional. Ante la gravedad del asunto supongo que ella cumplió con la obligación de denunciar con nombres y apellidos esa situación en su día. Supongo.
En los últimos días diversos medios han especulado, -en ocasiones de forma surrealista- sobre MONCLOA.COM

Este web sólo pretende ser una fuente de información, y muy clara de lo que pasa en la política española. Consideramos que en determinados niveles políticos, policiales y judiciales no han estado a la altura, y que hay que abrir las ventanas y que entre aire limpio. Creemos que se está produciendo una regeneración en la sociedad, pero que esta es lenta, y es nuestra obligación fomentarla y denunciar comportamientos que sean deleznables. Y hay muchos.

MONCLOA.COM no tiene ninguna adscripción política. Entendemos que estos días, siendo un proyecto nuevo, y con el #LolaGate hay gente que nos ha puesto etiquetas. Error. Nos importa poco lo que votes, jamás te vamos a decir que es lo que debes hacer. Es tu problema. Nosotros informamos y lo vamos a hacer de todos los partidos, y siempre denunciaremos actitudes impropias. Eso hoy, posiblemente, afectará más al bipartidismo, ya que han tenido mucha más parcela de poder durante años.

Detrás de este web estamos los que somos ni más ni menos. El #Lolagate es una grabación del ex comisario Villarejo, pero eso no quiere decir que sea él quién nos la ha facilitado, y aquí siempre protegeremos la fuente. En 9 años los pendrives se pueden copiar cientos de veces… A este señor, no hemos visto en nuestra vida -ni a nadie de su entorno, que nosotros sepamos-, ¡ni falta que hace! Si ha hecho la mitad de cosas que dicen de él esperamos que lo pague en prisión.

Si la información es buena, abre ojos y tiene valor, sea de quién sea, nos interesará. Sin cortapisas. Implique a quién implique.  Es nuestra obligación, nuestro compromiso y lo iremos viendo juntos, porque estamos para quedarnos.

El tiempo dará y quitará razones. Gracias por la confianza.