sábado, 13 agosto 2022 17:28

El alcalde más emblemático de IU tuerce el brazo de Garzón en Castilla y León

  • Izquierda Unida podría concurrir en solitario a las elecciones en Castilla y León.
  • Francisco Guarido, alcalde de Zamora, ha defendido durante años esta posición.
  • José Sarrión, coordinador autonómico de IU y hombre cercano a Garzón, ha reculado.
  • Zamora es la única capital de provincia gobernada por Izquierda Unida. Su alcalde, Francisco Guarido, confirmará a finales de marzo si se presenta a la reelección. El primer edil ha ganado peso interno en los últimos tiempos tras sus pulsos a Alberto Garzón: el 94% de la militancia zamorana de IU se ha mostrado en contra del pacto con Podemos.

    Guarido lleva años apostando por que IU no se diluya dentro de Podemos y concurra con sus propias siglas en Castilla y León. A esta posibilidad era reticente el coordinador autonómico, José Sarrión, que ha visto cómo sus negociaciones con Podemos saltaban por los aires por las exigencias que le planteó a Pablo Fernández, líder morado en la comunidad autónoma.

    Sarrión, cercano a Alberto Garzón, apoyaba en un principio un pacto con Podemos. Pero la debilidad morada y las tesis del alcalde de Zamora le han forzado a ofrecer a los morados un acuerdo sólo si hay primarias abiertas.

    LA TESIS DE GUARIDO, CERCANA A LA VICTORIA

    Francisco Guarido ha explicado en una entrevista concedida a El Diario que su tesis ha cobrado fuerza dentro de IU: “Ahora se nos ve con más respeto. En Castilla y León, el coordinador autonómico José Sarrión, lo que está haciendo ahora es admitir en cierta manera que se equivocó“.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”5535″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    “Ahora parece que en la Comunidad, al cien por cien, Izquierda Unida va a ir en solitario. Quizá Sarrión esté ahora admitiendo el fracaso de todo lo que ha defendido insistentemente junto con Alberto Garzón“, señaló.

    El problema es la falta de visibilidad de IU: “No se dice Unidas Podemos. Se dice Podemos. Es una desaparición completa y total. La posición de Alberto Garzón, que intenta mantener, pero creo que no lo logra, termina desvirtuando nuestra organización. Yo creo que la confluencia con Podemos ha desanimado mucho a las asambleas de base”.

    Su valoración del coordinador federal es pésima: “Garzón nos está arrastrando hacia el precipicio y él es consciente de ello. El precipicio es la disolución completa de Izquierda Unida para que todos seamos Podemos. Eso no es lo que quiere la gente en la calle, ni los que nos han votado alguna vez ni los militantes”.

    Uno de los motivos del divorcio entre Guarido y Podemos es el estilo: “La actitud de Podemos, la que adopta públicamente, está basada en la anécdota, en el simbolismo, en la crispación. Lo que ha hecho históricamente Izquierda Unida es una propuesta más didáctica, más contundente, más de razonar, de dialéctica, de leyes. A nosotros se nos ve como un partido serio y a Podemos como un partido que raya el folclorismo“.

    Especialmente duro se muestra con Pablo Iglesias: “Los que iban a asaltar el cielo están en el 14 o 15% de los votos, que era el resultado que teníamos nosotros antes de que surgiera Podemos. Todo ese camino andado para volver al mismo porcentaje de Izquierda Unida de hace seis o siete años“.

    Por el camino, señala, “se han quedado por el medio las ilusiones frustradas y un 15-M con muchas expectativas, pero todo eso Podemos lo ha frustrado. Políticamente, Izquierda Unida hubiera hecho una mejor gestión de la crisis de las expectativas. Lo hubiéramos resuelto de manera más sincera y coordinada. Pero nos hemos quedado en la nada”.

    Guarido, eso sí, ha señalado que no se plantea abandonar IU: “Aunque hubiera un fracaso de Unidas Podemos en las generales, yo creo que todos los militantes tenemos ya una edad y nos quedaríamos en Izquierda Unida intentando mejorar la situación y que esto no se vaya al traste, reagrupando a la gente. No nos vamos a amilanar por un pequeño fracaso”.

    JOSÉ SARRIÓN REPITE COMO CANDIDATO DE IU

    José Sarrión liderará a Izquierda Unida en Castilla y León para las elecciones autonómicas del 26-M. El coordinador autonómico será el cabeza de lista por la circunscripción de Valladolid, tal y como hizo en 2015.

    Garzón
    Alberto Garzón, coordinador federal de IU y Pablo Iglesias, líder Podemos. Foto: Flickr

    Izquierda Unida ha explicado en un comunicado que su propósito “es el de continuar trabajando por la unidad de todas las fuerzas políticas y sociales de la izquierda en Castilla y León. Este es nuestro anhelo ahora y este será nuestro proyecto”.

    GUARIDO Y GARZÓN, EL COMUNICADO Y LA DENUNCIA

    La debacle de Adelante Andalucía en las autonómicas del pasado 2-D motivó un duro comunicado firmado por Cayo Lara, Gaspar Llamazares o Francisco Guarido que explicaba que hay pactos que “no suman, sino que restan electoralmente y dividen políticamente”.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”5547″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Aunque la guerra venía de antes. En 2016 Guarido señaló que la apuesta de que “Garzón vaya quinto (en la lista de Unidos Podemos) hace que IU parezca el hermanito pequeño de Podemos“. Sobre los morados afirmó recientemente que en Zamora “no sé si van a sacar un concejal o ninguno”.

    ¿La razón? Según Guarido, “Podemos no tiene ni idea de lo que pasa en este Ayuntamiento. Si tienen oportunidad de entrar en el equipo de Gobierno, les recomiendo que lo hagan con esfuerzo, con tranquilidad, con prudencia y con deseos de aprender. Les faltan conocimientos y estructura, hay que empezar por ahí antes de las grandes frases”.

    Garzón
    Alberto Garzón, líder de Izquierda Unida. Foto: Flickr

    También queda pendiente de resolver la denuncia ante los tribunales de Miguel Ángel Viñas, coordinador provincial de IU en Zamora y cercano a Guarido, contra Jorge Navas Alejo, responsable de la web estatal de Izquierda Unida y afín a Garzón, por la creación de una corriente digital llamada ‘Rancios Izquierda Unida’ que atacó al alcalde de Zamora durante 2016 y 2017.