sábado, 4 diciembre 2021 16:52

El padre de Leopoldo López denuncia «presiones» al Gobierno de España

Leopoldo López Gil, el padre de Leopoldo López, ha denunciado «presiones internas y externas» hacia el Gobierno de España, por la presencia, en calidad de huésped, de su hijo en la Embajada española en Caracas. Aunque ha justificado la reacción del Ejecutivo español por la delicada situación que atraviesa al acoger a su hijo, y ha asegurado «entender» que se limite el activismo desde la Embajada española con el objetivo de mantener unas buenas relaciones con el Ejecutivo de Nicolás Maduro.

Las claves del papel que quiere jugar España en este conflicto desatado tras la llegada del opositor venezolano a la residencia del embajador español en Caracas, las daba el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, al afirmar que «España no admitirá que la Embajada se convierta en un centro de activismo político».

En este sentido, López Gil ha señalado que si el Gobierno de España, quiere jugar un papel como negociador, «entiendo que tenga esa posición». Desde San Francisco (Estados Unidos), el padre de Leopoldo López ha mostrado su confianza en que el Gobierno español mantenga su «compromiso de resguardo» y proteja a su hijo mientras esté en dependencias de la Embajada de España en Caracas.

Leopoldo López se encuentra en la residencia del embajador español como «huésped» y no en calidad de asilado político

El líder del partido opositor Voluntad Popular está desde el martes acogido en la residencia del embajador español en la capital venezolana, junto a su esposa Lilian Tintori y una de sus hijas, una situación que su padre no sabe cuánto se puede prolongar aunque sí ha descartado que se plantee abandonar el país.

«Seguirá luchando hasta conseguir la libertad total de Venezuela con unas elecciones libres y que permitan la participación plena del pueblo, sin temor a ser adulteradas como han sido en el pasado», ha recalcado el padreo del líder opositor.

Tras recordar que, al contrario que Julian Assange, Leopoldo López se encuentra en la residencia del embajador español como «huésped» y no en calidad de asilado político, ha indicado en que el dirigente opositor venezolano espera que su «condición» cambie «muy pronto» y pueda gozar de una libertad «plena» por «el cambio de régimen en Venezuela».

LA INTERVENCIÓN MILITAR NO ES NECESARIA

En cualquier caso, ha incidido en que le gustaría que su hijo tuviera «más libertad de comunicación» desde la Embajada y ha reclamado a España que reconozca el indulto que le concedió el autodenominado presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, para liberarlo y, en esta línea, «tratarlo como una persona con plena libertad de expresión».

No obstante, ha dicho «entender» la postura del Gobierno de Sánchez «para mantener una buena relación» con el Gobierno «usurpador» de Nicolás Maduro tras haber recibido presiones para que «limite las posibilidades» de Leopoldo López.

Para López Gil la intervención militar «no es necesaria» porque el pueblo de Venezuela es «capaz de recuperar la democracia»

En cualquier caso, ha señalado que el dirigente opositor venezolano está en contacto con «muchas personas, incluyendo representantes del Gobierno» aunque ha declinado comentar las conversaciones con mandos militares a las que aludió su hijo en la rueda de prensa frente a la Embajada.

Para él, la intervención militar «no es necesaria» porque el pueblo de Venezuela es «capaz de recuperar la democracia y lo está demostrando por muchas razones». Así, ha explicado que las Fuerzas Armadas se están «fraccionando» y, junto a un «80 por ciento» de la población civil, están a favor de la «fuerza democrática» de la oposición a Maduro, junto a unos partidos políticos que quieren «retomar el Gobierno democrático».

Respecto a la petición de Estados Unidos de una mayor dureza contra el Gobierno de Nicolás Maduro y la amenaza de intervención militar, Leopoldo López Gil ha indicado que «cualquier ayuda será bienvenida» aunque ha incidido en que «hay muchas formas de darla» y no tiene por qué ser «militar».

ESPAÑA, REFUGIO DE SÁTRAPAS

En este sentido, ha exigido que España «asuma el rol de impedir» a los «sátrapas venezolanos» buscar refugio en el país para ellos, sus familias y sus propiedades. «Un mensaje claro que podría mandar España es quitarles el apoyo a esos sátrapas y dejar claro que el único rumbo es el democrático», ha señalado, al tiempo que ha recordado que podrían acogerse al indulto que ofreció» Guaidó.

En la misma línea, ha reclamado a la Unión Europea mayor dureza contra el Gobierno de Nicolás Maduro y a España que de un paso en este sentido. «Debería ejercer más presión, muchísima más presión. En este caso, tendría que iniciarla España y ser considerado como líder de la política hacia hispanoamérica», ha recalcado Leopoldo López Gil, que concurre como número 12 en las listas europeas del Partido Popular.

«En menos de tres años han salido cuatro millones de habitantes, un 12 por ciento de la población»

Aunque ha eludido aventurar cuánto se puede prolongar la ‘Operación Libertad’ para derrocar al Gobierno ‘chavista’, sí se ha mostrado convencido que Venezuela «ha llegado a unos límites que no puede durar mucho» por lo mucho «que está sufriendo la población». «En menos de tres años han salido cuatro millones de habitantes, un 12 por ciento de la población, y ni siquiera hay electricidad, agua, alimentos y no tienen seguridad. ¿Cuánto se puede resistir en esas condiciones?», ha argumentado.

[td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»13653″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

En este mismo marco, ha considerado que en Venezuela no es necesario un llamamiento a la huelga general como ha hecho Guaidó porque es un país «improductivo» en el que «las industrias están paralizadas», ni siquiera «hay dinero en los bancos» y existe una «inflación inimaginable». «Es una huelga de brazos caídos por al realidad», ha apostillado.

EL PAPEL DE RUSIA

El padre del opositor venezolano ha señalado que las informaciones que apuntan a que Rusia disuadió al presidente Nicolás Maduro de dimitir «no parecen una inventiva o de inspiración novelesca» sino algo «muy real» aunque ha apostillado que él no tiene constancia de ello.

«Es una ratificación una vez más de que Venezuela puede convertirse en una amenaza hemisférica porque la presencia de Rusia en el Caribe y el norte del hemisferio podría complicarle muchísimo el desarrollo democrático al resto de países hispanoamericanos«, ha argumentado.

Finalmente, se ha mostrado convencido de que Nicolás Maduro se aferrará al poder en Venezuela aunque esté llevando al país a la ruina. «Si lograse pensar que está destruyendo el país, si fuese un patriota o si tuviese algún sentimiento por Venezuela, abandonaría el país al considerarse inepto», ha concluido.