lunes, 21 junio 2021 04:08

Iglesias renunciaría a ministerios si el Gobierno de coalición es rechazado en la investidura

Unidas Podemos mueve ficha en medio del bloqueo para la investidura de Pedro Sáchez como presidente del Gobierno y cede posiciones con el objetivo de acercar posturas. En un intento por rebajar sus expectativas, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha planteado al presidente en funciones, Pedro Sánchez, que someta a investidura un gobierno de coalición de PSOE y Podemos en el debate que se producirá el próximo 22 de julio y se compromete a cambiar de posición si esta fórmula es rechazada por el Congreso. Todo apunta a que ese cambio se centraría en la renuncia a una de sus principales exigencias, la presencia de miembros de Podemos en el Consejo de Ministros.

En una tribuna publicada en ‘La Vanguardia’, recogida por Europa Press, el líder ‘morado’ reflexiona sobre la necesidad de tener un gobierno ya en julio y reta a Sánchez a poner a prueba el gobierno de coalición que reclama Podemos, llevarlo a las Cortes y comprobar si la investidura sale adelante. El PSOE hasta ahora ha negado la exigencia de Podemos de entrar en el Gobierno aduciendo que provoca el rechazo de otros posibles socios de investidura.

Iglesias pretende evitar que un mecanismo institucional como la investidura se convierta en una escenificación fallida

Si la investidura saliera adelante, se cumpliría el deseo declarado tanto por el PSOE como por Unidas Podemos: un gobierno de coalición progresista y plural, que superara de una vez la situación de bloqueo en la que estamos. Así se lo transmitimos al presidente cuando nos llamó”, recalca Iglesias en el texto.

Si por el contrario, la propuesta integral para un programa y un ejecutivo de coalición es rechazado en el Congreso y “se verifica la hipótesis del PSOE”, Iglesias asegura que cambiará de posición. “Nosotros nos comprometemos a revisar nuestra posición”, ante una eventual segunda investidura en septiembre, afirma. Por ese cambio de posición se entiende que el líder de la formación ‘morada’ aceptaría que el rechazo da la razón a los socialistas que no consideran viable que otras fuerzas parlamentarias estén dispuestas a facilitar un Gobierno de coalición del PSOE con Unidas Podemos, por lo que Iglesias desistiría de su propósito de entrar en el Consejo de Ministros del próximo Ejecutivo central.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”43766″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Iglesias argumenta en la Tribuna que “desde esa consideración a los argumentos del PSOE, queremos evitar que un mecanismo institucional tan importante como la investidura se convierta en una escenificación fallida, algo que la democracia española no merece”, señala, en alusión a una eventual repetición electoral.

La portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Irene Montero, ya mencionó ayer la posibilidad de una investidura fallida, aunque no renunciaba a encontrar una solución: “El 22 de julio es la fecha elegida por el PSOE para el primer debate de investidura. Sánchez camina a una investidura fallida sin negociar nada con nadie para presionar a Cs, pero es posible un gobierno de coalición progresista en julio. No renunciamos” –explicaba en un mensaje en su cuenta de Twitter–.

Después de que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, anunciara que la fecha decidida para la sesión es el 22 de julio, con una primera votación el 23 de julio, Montero ha valorado así el anuncio y ha recalcado que aún es posible ese acuerdo entre Unidas Podemos y PSOE en julio.