miércoles, 21 abril 2021 11:23

La maraña de Madrid Central aumenta: una verdad a medias

El Ayuntamiento de Madrid no sabe qué hacer con Madrid Central. Ha pasado más de un mes desde que José Luis Martínez-Almeida asumiera la alcaldía y de momento nada ha cambiado. Su propuesta estrella era erradicar la medida, pero una decisión judicial acabó en pocos minutos con ese sueño, labrado a lo largo de meses de campaña electoral.

Y eso que lo intentó. A mediados de junio anunciaba que las multas dejarían de existir a partir del día 1 de julio. Las plataformas a favor de Madrid Central no tardaron en reaccionar y presentaron denuncias a la moratoria en diferentes juzgados de la capital. Tres de ellos les dieron la razón y las denuncias, aparentemente, volvieron. 

De nada sirvieron las alegaciones que presentó el consistorio, los jueces lo tenían claro: no podían suprimir a las bravas una medida que luchaba contra la contaminación. Pero, eso sí, podrían reformarla. Fue entonces cuando Almeida, acompañado de su fiel “número dos”, Begoña Villacís, se dispusieron a buscar mejoras a la medida que implantó Manuela Carmena. 

LAS MODIFICACIONES DE MADRID CENTRAL

Las asociaciones a favor de Madrid Central denuncian que el equipo de Almeida no haya anunciado ninguna de las modificaciones previstas. Estas mejoras entrarán supuestamente en vigor en septiembre y afectarán a toda el área metropolitana. De momento el único avance ha sido el retorno de la mesa de seguimiento. 

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”46742″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Este martes ha tenido lugar la primera reunión desde que se fuera Carmena. Y el panorama fue desolador. Según afirman desde la plataforma de Defensa, fue poco operativa y no cumplió su objetivo. No se presentaron las líneas de actuación y los participantes presentes solo se limitaron a mostrar sus reivindicaciones. Sin avances. 

En ese encuentro, el Ayuntamiento también anunció que se iba a convocar una ponencia técnica. Esta promesa es una de las peticiones que hicieron los organismos a favor. Un grupo de profesionales expertos (técnicos, científicos, etc.) tendrán que estudiar y valorar las mejoras de la medida. La plataforma de Defensa celebra esta noticia porque las modificaciones “deben de hacerse por criterio científico, no por ideologías”.

Desde Ecologistas en Acción resaltan que esta ponencia comenzó a funcionar cuando gobernaba Alberto Gallardón. Ese mismo grupo fue el que estudió durante tres años la implantación de Madrid Central y también ha trabajado en otros planes y protocolos relacionados. La decisión de quitar las multas debería haber pasado por esta ponencia, pero no fue así. 

DISCREPANCIAS ENTRE PP Y CIUDADANOS

La maraña de Madrid Central también está afectando a las relaciones entre PP y Ciudadanos, socios de Gobierno. El último pleno ha mostrado las diferencias ideológicas entre el grupo de Almeida y el de Villacís. Más Madrid presentó una proposición que formaba parte del decálogo para que el Ayuntamiento se comprometa a luchar contra la contaminación.

Una de las premisas que aparecían en el texto era  “trasladar al Gobierno de la nación y a la Comisión Europea la voluntad de mantener Madrid Central con sus correspondientes plazos en su desarrollo”. Este punto no era del agrado del PP. Ellos quisieron cambiar “mantener Madrid Central” por “mejorar”, pero la enmienda no prosperó. Ante esta negativa, tanto PP como Vox votaron “no” a la aprobación del decálogo. 

Sin embargo, Ciudadanos se abstuvo, provocando finalmente que saliera adelante con el apoyo del PSOE y Más Madrid. La formación naranja siempre ha defendido la idea de conservar Madrid Central. Ellos no querían quitarlo, como pedía Almeida, sino modificarlo. De hecho, esta pretensión fue uno de los puntos que se incluyeron en su acuerdo programático para formar gobierno. 

LA REALIDAD DE MADRID CENTRAL

Todavía hay muchos puntos que aclarar sobre Madrid Central. La medida estuvo tres años estudiándose, pero aún quedan muchas preguntas sin responder. De momento las multas siguen funcionando con normalidad. Aunque Ecologistas en Acción duda de que el nuevo consistorio las esté aplicando. En este tiempo de gobierno no se han presentado informes sobre las denuncias impuestas. 

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”45441″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Por otro lado, la implantación de Madrid Central sigue provocando confusión dentro de los ciudadanos y ahora en verano también en los turistas. La pegatina medioambiental, por ejemplo, es una de las cuestiones que más dudas suscita. ¿Hay que tenerla puesta si no vives en Madrid? ¿Dónde puedo conseguirla si estoy fuera de la capital?

Ecologistas en Acción sostiene que el distintivo debería ser usado en toda España. Al igual que ocurre en Madrid, la manera de solicitarlo sería en la oficina de Correos. De todas formas, aseguran, “no es necesario tenerlo” si no vas a aproximarte a Madrid Central, ya que para denunciar se utiliza la matrícula, no la pegatina. 

A pesar de esto, el consejo que lanza la organización medioambiental es que no se utilice el coche para moverse por Madrid. Los turistas y ciudadanos “tienen 70 líneas de autobuses, varias paradas de metro y tren” para llegar al centro y sus alrededores, por lo que no es necesario el coche.