domingo, 18 abril 2021 07:18

Aquellos felices veranos de la Familia Real en Mallorca

Mallorca ha sido siempre el lugar de refugio de la Familia Real española, especialmente para la Reina Sofía. Es por eso por lo que, cada verano, la familia entera hacía las maletas y ponía rumbo al Palacio de Marivent, en Mallorca. Allí pasaron veranos maravillosos. Pero las cosas, con los años, han ido cambiando.

Desde que Letizia llegó a la Casa Real, las vacaciones no son las mismas. Los días en Mallorca han cambiado, especialmente para Felipe, que ha pasado de estar durante todas las vacaciones en Mallorca a pasar solo unos días.

Vamos a conocer cómo han sido los felices veranos en Mallorca de la Familia Real y todo lo que ha ocurrido en estos años.

JUAN CARLOS Y SOFÍA LLEGAN A MALLORCA

En el año 1973, los Príncipes de España, que por aquel entonces eran Juan Carlos y Sofía, llegaron a Palma para comenzar sus vacaciones en la isla. Ambos estaban encantados, especialmente con el Palacio de Marivent, en Mallorca, que es donde iban a poder veranear.

La princesa ordenó entonces reformar la residencia para que tuviese un cierto parecido a Tatoi, el palacio en el que ella creció cuando vivía en Grecia con sus padres y hermanos. Se construyeron, además, los despachos, una piscina en el jardín y se montó un comedor de verano en parte de la terraza.

Decidieron, además, habilitar la primera planta para las habitaciones de Juan Carlos y Sofía y para sus invitados. La última planta la dejaron para sus hijos.

LOS VERANOS DE LOS REYES DE ESPAÑA EN MALLORCA

Los años fueron pasando, y cada verano aparecían los ya Reyes de España con sus tres hijos. Eran varias semanas de posados, salidas por la ciudad, fiestas varias (para los jóvenes Elena, Cristina y Felipe), jornadas de navegación, regatas en la Copa del Rey de Vela y otros actos. Los periodistas se instalaban también en la isla y contaban las andanzas de la familia Borbón, que eran muchas. Los cinco miembros de la Familia Real disfrutaban mucho y deseaban volver a su querida Mallorca.

La Familia Real fue creciendo con los matrimonios de los vástagos de Don Juan Carlos y Doña Sofía y la llegada de los nietos. Para acoger a todos se construyó Son Vent en el recinto de Marivent, donde se erigió una vivienda para la Infanta Elena, otra para la Infanta Cristina y una tercera para Don Felipe.

LA LLEGADA DE LETIZIA A MALLORCA

Los primeros años de Letizia en Mallorca todo parecía seguir igual. Los nietos dieron más fotos, más titulares y más alegrías para los Reyes de España. Es más, todavía recordamos el momento en el que se hizo la fotografía que vemos, cuando la Familia Real estaba aún al completo. Ya habían nacido los 8 niños y Jaime de Marichalar y la Infanta Elena seguían siendo un matrimonio.

Pero fue en el mismo año de la fotografía, en 2007, cuando las cosas se empezarían a tornar y las vacaciones en Mallorca nunca volverían a ser las mismas. Es cierto que seguían acudiendo a Mallorca, pero ya no era lo mismo. Doña Letizia intentaba no coincidir con sus cuñadas e incluso escuchamos esa famosa pregunta de Letizia a Carmen Duerto: “¿tú crees que esto son vacaciones privadas?“.

Doña Letizia empezó a apostar por pasar unos días lejos de la isla, de la prensa, de sus suegros, de sus cuñados y de sus sobrinos. Unas vacaciones privadas para ella, Felipe y las niñas.

EL VETO DE LA INFANTA CRISTINA EN MALLORCA POR LA FAMILIA REAL

Familia Real

En otoño estalló el Caso Nóos en el que Iñaki Urdangarin fue directamente implicado, y la Infanta Cristina acabó siendo relacionada y posteriormente imputada. El matrimonio pasó a ser non grato en Mallorca, sobre todo después de que la pareja usara Marivent para pernoctar en febrero de 2012, cuando el exjugador de balonmano declaró ante el juez. Las numerosas protestas contra su persona dejaron claro a Urdangarin que no le querían por allí, y Casa Real tampoco. El verano siguiente, la Reina Sofía insistió en que los niños Urdangarin viajaran a Marivent, y lo hicieron, aunque sus vacaciones fueron fugaces.

En el verano de 2013 la Infanta Cristina pisó Mallorca para estar con sus hijos, y fue fotogafiada llevándoles al curso de vela en Calanova. Lo curioso fue que ese estío, la Reina Sofía consiguió que se tomara una foto en la que aparecían junto a ella, la Infanta Elena, y todos sus nietos, desde entonces los Marichalar y los Urdangarin no volvieron a coincidir en público con sus primas Leonor y Sofía. En 2014 no se permitió a la Infanta Cristina su presencia en Palma, era el primer verano como Rey de Felipe VI, así que el Monarca vetó a su hermana, aunque no a sus sobrinos.

Así que parece que la isla, a la que le tenían tanto cariño, ha pasado a ser un lugar en el que la Infanta Cristina prefiere no estar o, al menos, no estar demasiado tiempo. Eso sí, sus hijos siguen visitando a su abuela Sofía en Mallorca cada verano.

FELIPE, LETIZIA, SOFÍA Y LEONOR, LA NUEVA FAMILIA REAL

Los Reyes Felipe y Letizia y sus hijas son el presente y el futuro de la Familia Real en Mallorca, y aunque han reforzado su compromiso con la isla, sus veraneos ya no son ni de lejos lo que eran en otros tiempos. La Reina y sus hijas pasan una semana escasa en Marivent y participan en dos posados, uno en el recinto palaciego y otro en algún lugar de la isla.

Por otro lado, el Monarca recibe en audiencia a las autoridades de Baleares, despacha con el presidente del Gobierno, participa en las regatas y ofrece una recepción a personalidades de Baleares en compañía de su esposa y su madre. De todo lo que había antes… nada de nada, pero algo es algo.

Asimismo, hay que destacar que, aunque Doña Sofía siga acudiendo a la isla como cada año, el emérito Juan Carlos I ha dejado de viajar hasta ella.

EL ÚLTIMO ESCÁNDALO DE LA FAMILIA REAL EN LA MISA DE PASCUA QUE LO CAMBIÓ TODO

https://www.youtube.com/watch?v=KMkE8eNSdbw

Este ha sido el último enfrentamiento, y el más polémico, de la reina consorte Letizia y la reina emérita Sofía. Es cierto que antes de que esto ocurriera ya habíamos visto algunos desplantes y gestos feos por parte de Letizia, pero esto, sin duda alguna, se le fue completamente de las manos. Su ira actúo por ella.

Doña Sofía aprovechó que una cámara estaba tomando fotos para acercarse a sus dos nietas y tomarse una instantánea, ya que Letizia no deja que vea a las niñas y, por tanto, no suele tener fotos con ellas. Doña Letizia, como si tuviese un radar, vio la escena e inmediatamente se interpuso apartándole el pelo a Leonor y dándole un tirón de orejas.

La discusión empezó, y todo esto en medio de cientos de personas, por lo que Felipe acudió al rescate, aunque parece que tampoco hizo demasiado. El rey emérito Juan Carlos I, por otra parte, observó todo desde lejos para luego soltarle una frase a Letizia que seguro que no se le olvidará nunca: “Si no quieres fotos de las niñas con sus abuelos no haber tenido hijas con Felipe”.

La cosa se quedó así hasta hace apenas dos días, cuando todos volvían a aparecer cogidos de la mano. ¿Quién habrá puesto orden en la Casa Real?