martes, 20 abril 2021 13:04

Vox se vacía en España y sigue sin voz en ocho parlamentos autonómicos

  • Vox sufre su falta de implantación territorial y su voz no se escucha en ocho parlamentos.
  • Además han sufrido serios problemas en comunidades como Galicia o Castilla-La Mancha.
  • En Euskadi, cuna de los Abascal, ni siquiera tienen a una cara representativa.
  • Los prebostes de Vox no se quitan la palabra “España” de la boca. Pero en la mitad del Estado andan desaparecidos: el ideario de Santiago Abascal y compañía es inaudible hasta en ocho parlamentos regionales.

    Cierto es que en varias comunidades no lo tienen fácil, pero en Galicia lo quieren intentar para 2020. Alberto Núñez Feijóo ya ha dejado claro que pretende cerrarles el paso y Santiago Abascal le contestó en su día: “Dice que no hay razones objetivas para votar a Vox, pues será que todos vosotros sois subjetivos (….) Decía el presidente de la Xunta que Vox no tenía cabida en Galicia. ¡No hay salas en Galicia suficientemente grandes!”.

    Abascal se refería al desprecio que había sufrido por parte de Feijóo, que sin nombrar a Vox dijo que “ese fenómeno electoral no tiene cabida en Galicia. Aquí sabe todo el electorado que nosotros somos un partido constitucionalista de principio a fin”.

    FEIJÓO ACUSA A VOX DE COMPLICIDAD CON EL PSOE

    Vox, según sostiene Feijóo, es un ‘invento’ de Sánchez: “El PSOE decidió darle una gran oportunidad mediática, con una referencia continua a Vox, para que el PP retrocediera en votos. La razón de los votos a Vox es la política de pactos de Pedro Sánchez con cualquiera y sin conocer a cambio de qué, el consentimiento a un presidente de una comunidad que cada quince días proclama la república catalana”.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”51316″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Abascal escogió entonces a Feijóo como su munición favorita para arrearle al PP: “Casado dice una cosa en Cataluña y le permite hacer a Feijoó la contraria en Galicia. El PP es incapaz de sostener la misma posición durante dos minutos seguidos”.

    El líder de Vox aseguró que Feijóo tiene “un discurso nacionalista” porque cree que Galicia es “una nación sin Estado”. El partido de Abascal aseguró en Twitter que para ellos “Galicia es algo mucho más importante: una región de España (…) El señor Feijóo es un progre que asume toda la agenda totalitaria de la izquierda”.

    DE NAVARRA A CATALUÑA

    La fórmula Navarra Suma dejó sin opciones reales a Vox en la Comunidad Foral, donde siguen en manos de una gestora que preside su fallido candidato del 26-M, Javier Horno. En La Rioja tampoco están para tirar cohetes: el partido liderado por Ignacio Asín se quedó fuera del Parlamento y solo presentó listas en cinco municipios.

    Vox
    Santiago Abascal durante un mitin. Foto: Flickr.

    Ignacio Garriga es la cara visible del partido en Cataluña. El diputado estatal quizás se vea obligado a regresar a su tierra para pelear porque Vox tenga presencia en el Parlament, situación que podría darse en los próximos comicios.

    LÍO EN VOX CASTILLA-LA MANCHA

    Vox se quedó fuera del Parlamento de Castilla-La Mancha, terreno que siempre es dificultoso para las fuerzas que compiten con el bipartidismo. Uno de los escasos cargos públicos en la región lo consiguió en Tomelloso.

    En la localidad de la provincia de Ciudad Real acaba de dimitir su portavoz, Pilar Bonillo, que ha dicho adiós por “el profundo desencuentro y falta de respaldo” que ha sentido en Vox. Es por ello que ha buscado su “total desvinculación” del partido.

    En Canarias tampoco tiran cohetes después de quedarse fuera del Parlamento. A esta decepción se le sumó la polémica que protagonizó el senador Francisco José Alcaraz, que se negó a firmar un documento de apoyo a Gran Canaria tras sufrir los famosos incidencios veraniegos.

    ¿El motivo? Según Alcaraz el documento blanqueaba la mala gestión del Estado sobre los incendios: “El documento repetía las consignas progres y no ahondaba en la situación de dejadez que sufre el mundo rural”.

    INVISIBLES EN EXTREMADURA Y EUSKADI

    En Extremadura tampoco consiguieron entrar en el Parlamento. Quizás contribuyó a ello las constantes polémicas que protagonizó su candidato, José Antonio Morales, que en el pasado fue parlamentario autonómico del Partido Popular.

    Morales llegó a hablar de las “bondades” del franquismo, calificó de “infame” la Ley regional de Memoria Histórica y en su día fue reprobado en el Parlamento por recoger un premio que le entregó la Fundación Franco junto al alcalde de Guadiana del Caudillo.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”51125″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    En Euskadi tampoco van mejor las cosas en Vox: en la cuna de la familia Abascal no tienen ni representación ni siquiera una cara visible a tan solo un año de la convocatoria de las elecciones autonómicas.

    Tampoco levanta el ánimo entre las filas de Vox del País Vasco que el líder autonómico del PP, Alfonso Alonso, se haya mostrado contrario a articular una adaptación del Navarra Suma con ellos por sus diferencias respecto al Estatuto de Gernika.