miércoles, 14 abril 2021 13:03

Detenida ‘Dulce Ángel’, la asesina de la web de citas

La Guardia Civil ha detenido en la provincia de Zaragoza a “Dulce Ángel” y su pareja como dos responsables del asesinato de José Antonio Delgado. A principios del mes septiembre desapareció tras haber quedado con una mujer a la que había conocido a través de la red social de citas, “Badoo”.

Hedangelin Candy Arrieta Lanzadábal, una mujer venezolana de 34 años que se hacía llamar “Dulce Ángel” en las redes sociales, ha sido detenida junto a su pareja Achraf Elbouti, marroquí de 35 años. Han sido acusados como autores del crimen de José Antonio Delgado, un vecino de Getxo (Vizcaya) que fue atraído mediante un engaño a Zaragoza mediante una cita para en encuentro sexual concertada a través de Internet. El hombre fue enterrado vivo por la pareja.

El hombre vasco fue engañado a través de la red social de citas “Badoo”, a través de la cual la mujer sudamericana le engañó. Le prometió mantener relaciones sexuales con él si acudía a la capital aragonesa. Así lo hizo el pasado 6 de septiembre, cuando se dirigió a Zaragoza para pasar un fin de semana en compañía de la asesina.

Ante su desaparición, su familia denunció el 9 de septiembre la situación. Y el pasado jueves 26 de septiembre fue hallado su cadáver enterrado a las afueras de Pedrola. No obstante, hasta hace unos días no se dio información al respecto por decisión de la Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil en Zaragoza.

OPERACIÓN ‘ROS’

En el marco de la operación “Ros”, los investigadores de la UCO y la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Zaragoza, y en la que ha colaborado la Ertzaintza, se ha podido descubrir que los detenidos engañaron al menos a otros tres hombres con el mismo método. No obstante, en otros casos las victimas consiguieron salir con vida.

Su modus operandi era similar en todos los casos. La víctima contactaba con “Dulce Ángel” a través de la mencionada plataforma social. Ella los animaba a que se desplazasen a Zaragoza. Una vez allí, tomaba alguna consumición con ellos y les animaba posteriormente a acudir a un lugar más apartado en el que poder mantener relaciones sexuales. Ese lugar era en el que se producía el asalto por parte de su pareja, amordazando y golpeando a sus víctimas con mucha agresividad.

El objetivo de los asaltos no era otro que quedarse con sus pertenencias. Principalmente, con su dinero, así como con los teléfonos móviles, y sus vehículos, los cuales posteriormente colocaban a la venta a través de Internet.

Según se ha podido saber, la pareja era muy violenta, por lo que se cree que en el caso del ciudadano de Getxo creyeron que había muerto y por ello lo enterraron vivo. La autopsia realizada por los forenses del Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) mostró la presencia de tierra en los pulmones del fallecido, así como numerosas contusiones.

Detenida Dulce Ángel y su pareja por el asesinato de José Antonio Delgado en Zaragoza
Hedangelin Candy Arrieta Lanzadábal, llamada “Dulce Ángel” en el mundo digital, enterró junto a su pareja a un ciudadano de Getxo llamado José Antonio Delgado, de 54 años, al que engañó previamente a través de la red social de citas ‘Badoo’.

RESIDENCIA EN PEDROLA

La pareja residía en Pedrola desde hacía un tiempo. Sin embargo, “Dulce Ángel” y Achraf Elboudi apenas llevaban unos meses de relación de pareja. El hombre marroquí, que llevaba varios años viviendo en España, tenía varios delitos relacionados con el tráfico de drogas y la violencia de género. Por su parte, Hedangelin no tenía antecedentes previos.

SACARON DINERO DE SU CUENTA Y VENDIERON EL VEHÍCULO DE LA VÍCTIMA POR INTERNET

Tras acabar con la vida de José Antonio Delgado, se pudo comprobar como hubo retiradas del dinero de su cuenta bancaria en cajeros automáticas. A través de las pesquisas llevadas a cabo por los agentes de la Guardia Civil, se vio en las imágenes de las cámaras de seguridad que un hombre encapuchado había hecho dichas retiradas. Ese hombre era precisamente Achraf Elboudi.

Además, tras el asesinato y la sustracción del vehículo de la víctima, los arrestados pusieron a la venta el vehículo de alta gama del ciudadano de Getxo, un Mercedes S220 de color rojo, a través de Internet. Rápidamente, consiguieron encontrar un comprador, quién pudo ver cómo no disponía de la documentación del mismo. El vehículo fue vendido por 21.000 euros.

Tras insistir a los asesinos para que le facilitasen los papeles del vehículo, decidió acudir a la Guardia Civil. Los agentes de la Benemérita le confirmaron que se trataba del coche de una persona que llevaba desaparecida desde el pasado 6 de septiembre. Esta fue otra de las pistas que pudieron recabar los agentes y que les ayudó a finalmente a poder dar con los autores materiales del crimen.

La Guardia Civil, tras proceder a la detención de “Dulce Ángel” y su pareja, llevó a cabo un registro en una nave ubicada en el polígono La Ermita de Pedrola. La razón, la búsqueda de restos biológicos del empresario vasco de 54 años. Hasta el lugar se desplazaron miembros de la unidad canina y estuvieron presentes los detenidos, que ya han pasado a disposición judicial.

ACTUABAN CON NOCTURNIDAD

La muerte de José Antonio Delgado no fue un caso aislado. A pesar de que en otras ocasiones los asaltados lograron escapar con vida, estuvieron muy cerca de no hacerlo. La pareja actuaba con nocturnidad, siendo conscientes de que tenían menos posibilidades de ser descubiertos.

La primera víctima de “Dulce Ángel” y Achraf fue un vecino de La Almunia de Doña Godina. Este se citó con la mujer venezolana a través de la misma red social, el pasado 26 de julio en Gallur. La joven, que decía llamarse Daniela Mendoza, lo engañó pidiéndole ir a casa de su abuelo para dirigirlo a una vivienda en la que dos hombres lo sacaron a la fuerza de su vehículo.

Allí fue maniatado, amenazado con un cuchillo y recibió varias descargas eléctricas. Posteriormente, lo introdujeron en el vehículo y lo abandonaron a las afueras de la ciudad. A este hombre le robaron su vehículo, un Renault Clío, así como dinero en efectivo, varias tarjetas de crédito y un reloj.

El segundo caso, tuvo lugar precisamente el día antes de la desaparición y asesinato de José Antonio Delgado. En este caso, un vecino de Tudela (Navarra) quedó con la mujer a través de Badoo en la estación de tren de Luceni.

Al carecer de vehículo, el hombre y la asesina de la web de citas caminaban por la calle. De repente, la víctima recibió un golpe en la cabeza con una llave inglesa. Intentó escapar, aturdido tras el golpe, pero le alcanzaron y lo maniataron. Le sustrajeron todo lo que llevaba encima y le llevaron al interior de una nave. Allí lo amenazaron a punta de pistola para que les diese el número de las tarjetas. Luego lo abandonaron en medio del campo.

Del caso de José Antonio Delgado existen menos datos ya que el desenlace ha sido muy diferente. Él fue encontrado muerto en Pedrola, donde lo enterraron en vida.