sábado, 24 septiembre 2022 17:57

Andalucía: Guardia Civil desmantela una banda que robaba en polígonos industriales

La Guardia Civil ha desarticulado una organización delictiva que se dedicaba a cometer robos en polígonos industriales de Andalucía. Tras cuatro meses de investigación, ha detenido a las seis personas que formaban parte de la banda.

Los detenidos son acusados de formar parte de una organización delictiva y por ser los autores de 29 delitos de robo con fuerza en polígonos industriales en las provincias de Córdoba, Sevilla y Huelva.

La investigación por parte de la Benemérita se inició en el pasado mes de mayo tras varios robos cometidos en el interior de diferentes naves industriales andaluzas. En el transcurso de las pesquisas, los agentes pudieron determinar que se trataba de una organización criminal que estaba perfectamente organizada y jerarquizada.

Los arrestados aprovechaban los fines de semana, cuando la actividad empresarial en estos polígonos es inactiva, para cometer sus robos. Con el avance de la investigación se pudo identificar a los miembros de la banda. El pasado 28 de septiembre se realizaron tres registros domiciliarios, en los que fueron intervenidos dos vehículos que eran utilizados para la comisión de los robos.

NUEVE VEHÍCULOS INDUSTRIALES RECUPERADOS

Durante la investigación, los agentes de la Guardia Civil pudieron recuperar nueve vehículos industriales previamente sustraídos por parte de la organización. Estos eran utilizados para el transporte de las mercancías robadas.

Estos vehículos tenían en su interior colchones, electrodomésticos y juguetes que habían sido robados en polígonos industriales de diferentes municipios de Andalucía, como San Juan del Puerto (Huelva) o Écija (Sevilla). Además, también se pudo recuperar menaje del hogar, herramientas, mobiliario, productos de alimentación, productos de limpieza, equipos electrónicos, material de imprenta y dinero en metálico.

Tras las detenciones, la Guardia Civil ha podido esclarecer 29 delitos de robo con fuerza denunciados en las provincias de Córdoba, Huelva y Sevilla. Todos los detenidos tienen antecedentes y tras haber sido puestos a disposición judicial, se encuentran en libertad con cargos. Tienen la obligación de presentarse todos los lunes en el juzgado.

MEDIO MILLÓN DE EUROS EN POLÍGONOS DE TODA ANDALUCÍA

Los más de 29 robos con fuerza que la banda cometió en toda Andalucía les reportaron cerca de 500.000 euros. Tras varios meses, en los que aprovechaban los fines de semana para la comisión de sus actividades delictivas, la Guardia Civil de La Rinconada (Sevilla) detuvo a los seis integrantes de la organización.

Los detenidos aprovechaban el final de la semana para asaltar a las diferentes empresas de diversas empresas, aprovechando que los sábados y los domingos son días de baja o nula actividad en los mismos. Antes de cometer sus robos hacían un estudio minucioso del entorno, buscando así la manera de acceder a las naves que eran de su interés.

La Guardia Civil desmantela una banda dedicada al robo en polígonos industriales de Andalucia
La Guardia Civil ha detenido a la totalidad de integrantes de la banda, logrando esclarecer así 29 delitos cometidos en Córdoba, Huelva y Sevilla.

MODUS OPERANDI HABITUAL EN ROBOS EN NAVES INDUSTRIALES

La banda recurría a los métodos habituales de robos que se producen en naves industriales para acceder al interior de las mismas. En muchas ocasiones consiste en realizar butrones, una de las técnicas más recurridas por su alta eficacia. El butrón se produce cuando los ladrones abren un agujero en la pared, techo o suelo para el acceso al lugar del robo.

Otra técnica habitual es la del alunizaje, que se produce en aquellos casos en los que se procede a la rotura de las lunas del establecimiento. Para ello se utiliza un vehículo. Esta técnica se emplea principalmente en aquellas tiendas o empresas que cuentan con un escaparate al que es sencillo acceder desde la calle.

En otros casos, ese utilizan herramientas para la extracción de los bombines de las puertas de acceso. Este es el método más frecuente y era el principalmente empleado por los arrestados por sus robos en los polígonos industriales de Andalucia. De esta forma, conseguían acceder al interior de las naves, de forma que, posteriormente, se encargaban de introducir sus vehículos de transporte. En ellos cargaban todos los equipos y productos sustraídos.

La organización desarticulada en Andalucía se encargaba del robo con fuerza de empresas de diferentes sectores. De esta forma se pudieron encontrar mercancías muy diversas, desde electrodomésticos a productos de alimentación, pasando por juguetes, colchones, mobiliario… . Una vez robados, se comercializaban a través de diferentes vías, a través de las cuales lograban obtener beneficios económicos.

PROTECCIÓN EN LAS NAVES INDUSTRIALES

Los profesionales en el ámbito de la seguridad coinciden a la hora de señalar diferentes medidas de protección que son muy eficaces para evitar robos. La mayor parte de los robos se cometen en horario nocturno, fines de semana y festivos, así como en épocas de vacaciones.

Además, dado que la mayor parte de los polígonos se encuentran en zonas aisladas o del extraradio, los delincuentes tienen más sencillo ocultarse y poder hacer uso de técnicas de intrusión que sean ruidosas. Este es el caso del drilling (empleando un taladro) o el mencionado butrón.

Entre las medidas recomendadas por los expertos se encuentra la instalación de un sistema de vigilancia CCTV. Este se recomienda por ser útil para la grabación de los ladrones, pero también como método disuasorio. Además facilita la intervención de las empresas de seguridad.

VIGILANCIA PRIVADA

Por otro lado inciden en los sistemas de protección perimetral y, sobre todo, en la necesidad de que se contrate vigilancia privada en el polígono. Es habitual que haya servicios de seguridad privada que patrullen por los polígonos industriales, aunque en muchos casos esta resulta insuficiente, sobre todo cuando el área de los mismos es muy extensa para el número de vigilantes contratados.

Los expertos en la materia consideran imprescindible contar con una puerta de seguridad blindada o acorazada y que estén asegurados todos los accesos secundarios, la ventana y el techo. También que se disponga del tradicional sistema de alarma y sistemas de detección interiores.

Por último, se hace un especial hincapié en la necesidad de que exista un control de acceso o cierre. Esto se debe a que, en ocasiones, el robo se produce por un error humano, por no cerrar de forma correcta la nave o no activar los sistemas de seguridad.

De esta forma, con la adopción de este tipo de medidas, se conseguirán reducir las posibilidades de que ocurran robos como los acontecidos en los polígonos industriales de Andalucía por parte de la banda detenida en Sevilla.

De hecho, en muchos casos los robos se producen en naves industriales que no tienen apenas medidas disuasorias o de seguridad. Esto es aprovechado por los ladrones, que examinan de forma previa las empresas en las que van a cometer sus robos. Así tienen la certeza de que es posible llevar a cabo sus acciones delictivas con el menor riesgo de ser detenidos e identificados.