viernes, 30 septiembre 2022 11:59

Los expertos en aves dan espaldarazo a Almeida: hay que erradicar a las cotorras

  • La Asociación Española de Ornitología ve "necesario" frenar el crecimiento de las cotorras.
  • PACMA ha lanzado una campaña de firmas para impedir su erradicación.
  • El consistorio de Madrid ha anunciado que pondrá en marcha el plan de eliminación para otoño de 2020. 
  • Los expertos en ornitología han festejado la eliminación y control de la población de cotorras que habitan la comunidad de Madrid. Este plan, que va a poner en marcha el Ayuntamiento de Madrid, encabezado por José Luis Martínez-Almeida, pretende acabar con estas aves, de origen argentino, que están dañando seriamente al ecosistema autóctono. La medida no ha sido tan bien acogida por asociaciones y partidos animalistas, como PACMA, quiénes han lanzado una campaña en contra.

    La formación ha comenzado una recogida de firmas que en apenas un día desde su lanzamiento ya había recogido casi 10.000 apoyos. La agrupación defensora de los animales insiste en que la decisión del consistorio de la capital y, sobre todo, su forma de exterminarlas es “terriblemente cruel”. Según añade PACMA, el Ayuntamiento basa esta medida en las quejas que han recibido por parte de 200 vecinos. Sin embargo, los habitantes de Madrid no han sido los únicos. Los expertos en aves también consideran necesario actuar contra la expansión de estas cotorras. 

    COTORRAS, UN PELIGRO PARA EL ECOSISTEMA

    El biólogo y coordinador del área de ciencia ciudadana de Sociedad Española de Ornitología (SEO Birdlife), Juan Carlos del Moral, manifiesta que su asociación lleva años pidiendo al Ayuntamiento que actúen contra ellas. “Si nos hubieran hecho caso cuando lo avisamos habría costado menos dinero y habría sido más fácil su eliminación”. Para él, el control de las cotorras es algo estrictamente “necesario”. “Son aves invasoras que hemos traído de otros países y hacen daño a nuestra fauna autóctona, a la naturaleza, incluso pueden transmitir enfermedades a los humanos”, explica. 

    [td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»53634″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

    Las cotorras se pusieron de moda en los años setenta/ochenta como animal de compañía. Pero, como ha ocurrido con otras especies extranjeras, los dueños o bien las abandonaron o bien se escaparon, quedando en libertad. Según el especialista de SEO Birdlife, en el año 1985 se encontró el primer nido y ya desde la década de los 90 se reproduce con total normalidad. 

    Actualmente, en Madrid hay 12.000 ejemplares. “Hace tres años había 9.000, por lo que han crecido un 33%”, advierte Del Moral. El biólogo y experto en ornitología explica que grupos de científicos han incluido las cotorras dentro de las especies invasoras. “En este registros, los profesionales del sector incluyen aves que consideran perjudiciales y dañinas”. Y es que este pájaro, al ser más grande, fuerte e inteligente que otros, como por ejemplo los gorriones, necesita más alimento que quita al resto. Además, según añade el coordinador de SEO, si sigue creciendo el daño podría trasladarse a los cultivos y plantaciones agrícolas. 

    Del Moral recuerda que hay un Real Decreto que prevé actuar contra estas especies invasoras e insiste en que “las leyes están para cumplirlas”. Y más cuando hay estudios científicos que lo respaldan. En cuanto al método a seguir para frenar su reproducción, el coordinador afirma que “matarlas no es la única solución”, sino que se pueden adoptar otros mecanismos como, por ejemplo, capturarlas. La aparición y expansión de cotorras no solo se ha disparado en Madrid. En Barcelona el número de estas aves ronda los 8.000/9.000, mientras que en Málaga hay más o menos 1.000. “En total, en España, hay sobre unas 25.000 cotorras”, enumera Del Moral.

    PACMA SE OPONE A SU ERRADICACIÓN

    Por su parte, PACMA se opone a la eliminación de esta plaga. “Las cotorras son aves pacíficas, juguetonas, sociables y extremadamente inteligentes”, defienden. La formación reconoce que hay que hacer algo para frenar su crecimiento, pero se opone a exterminarlas, como defiende el Ayuntamiento. Según sostiene el grupo animalista, el consistorio propone para su erradicación “un sacrificio ético”, que consiste en capturarlas con redes y proceder a gasearlas. 

    [td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»55344″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

    PACMA critica este método porque “matar aves por medio de gas es absolutamente doloroso y estresante, ya que la pérdida de conocimiento nunca es instantánea, y provoca reacciones desesperadas de huida.” Como medida alternativa para controlarlas, el partido ha presentado “un informe veterinario y otro jurídico en los que se plantea la viabilidad de la puesta en marcha de un plan de esterilización quirúrgica de las cotorras”. 

    Un sistema que aseveran ha funcionado en otros países y que algunos ayuntamientos de España ya se plantean implantar. La formación también ha pedido una reunión para tratar el tema con la Delegación de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid. De momento no hay fechas oficiales de cuándo se procedería a la eliminación de las cotorras, aunque el responsable del consistorio ya ha adelantado que se prevé para otoño de 2020 y que supondrá un gasto de 100.000 euros.