miércoles, 20 enero 2021 11:45

En estado grave tras ser atropellada por un patinete eléctrico en Vigo

Una joven de 22 años se encuentra hospitalizada en el Hospital Álvaro Cunqueiro tras haber sido atropellada este domingo en Vigo por un patinete eléctrico. A consecuencia del mismo, sufrió un fuerte impacto en la cabeza.

La Policía Local de Vigo informó de que el suceso se produjo en torno a las 14:00 horas de este domingo en la avenida de las Camelias, en las proximidades de la calle Romil.

El patinete eléctrico circulaba por el carril bus en dirección a Plaza América cuando atropelló a la joven, que se disponía a cruzar la calzada por una zona en la que no hay paso de cebra. Asimismo, el conductor del vehículo de movilidad personal no pudo prevenir el atropello puesto que la víctima cruzó por delante de un contenedor, lo que dificultaba la visión del conductor.

En el momento en el que la joven se dispuso a cruzar fue cuando se produjo el atropello. Este provocó que la mujer sufriese una fuerte contusión en la cabeza, motivo por el cual se encuentra hospitalizada. Al lugar del accidente se desplazaron agentes de la policía local así como efectivos del servicio de emergencias.

La víctima fue trasladada con urgencia al Hospital Álvaro Cunqueiro en estado grave, siendo su prónostico reservado.

EL PATINETE ELÉCTRICO CIRCULABA POR EL CARRIL BUS

El vehículo de movilidad personal (VMP) circulaba en el momento del atropello por el carril bus, lo cual está permitido puesto que la regulación actual en Vigo tan solo hace referencia a la prohibición de hacer uso de los mismos por las aceras.

El boom actual de los patinetes eléctricos y vehículos similares en Vigo es evidente. En lo que va de año, se han registrado más de una decena de accidentes en los que se han visto implicados usuarios de patinetes. Varios de ellos también tuvieron que ver con atropellos.

La Dirección General de Tráfico (DGT) está preparando una normativa en lo que respecta a los VMP, a los cuales se les prohibirá estacionar y circular por las aceras. Sin embargo, los diferentes ayuntamientos han ido adoptando su propia normativa al respecto.

En Vigo, a la espera de una nueva normativa municipal que regule su uso, ya se advirtió de la prohibición de utilizar el patinete eléctrico por las aceras. En otros municipios españoles se prohíbe su circulación incluso por el carril bus.

LÍMITE DE 10 KM/H EN PONTEVEDRA

Otras ciudades gallegas ya han tomado medidas con el fin de evitar que quienes utilicen este tipo de vehículos de movilidad personal puedan llegar a suponer un riesgo para los peatones. Pontevedra es la ciudad española con el límite de velocidad más bajo.

Desde el Ayuntamiento, se han establecido sanciones para quienes circulen a una velocidad superior a los 10 km/h en aquellas vías en las que no existe una distinción entre la acera y la calzada.

No obstante, esta normativa no afecta solamente a los patinetes eléctricos y similares, sino a todo tipo de vehículos. Es decir, no pueden superar esta velocidad ni camiones de reparto, ni coches particulares, bicicletas u otros sistemas.

En este caso, las calles que se ven afectadas por la regulación son todas aquellas que forman parte del casco histórico. También otras como Benito Corbal, Arzobispo Malvar, Michelena, Virxe do Camiño, Herreros, Rúa do Gorgullón, A Peregrina y Plaza de España.

Un patinete eléctrico atropella en Vigo a una joven de 22 años
El patinete circulaba por el carril bus en dirección a Plaza América cuando la joven se disponía a cruzar en una zona sin paso de cebra.

MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS PARA EL PATINETE ELÉCTRICO

Para tratar de prevenir que puedan ocurrir accidentes como el acontecido en Vigo, consistorios como el Ayuntamiento de Madrid han decidido lanzar una promoción en forma de manual de buenas prácticas en el uso de patinetes eléctricos y otros vehículos de movilidad personal (VMP).

La campaña promulgada por el ayuntamiento de la capital, revisada por la Dirección General de Tráfico (DGT), es la primera de este tipo que tiene lugar en España. En ella, se dan una serie de recomendaciones básicas, como no circular por la acera o utilizar casco, entre otras.

Circula con cabeza y aparca con corazón“. Este es el lema de la campaña, cuyo objetivo es el de promover una serie de buenas prácticas ante los nuevos modelos de movilidad urbana.

Para la difusión de la misma se ha recurrido a un vídeo. En el mismo un chico muestra la forma en la que se debe recorrer la ciudad de forma segura y también respetuosa.

En el mismo se explica que no se puede circular por las aceras y que tampoco se deben consumir drogas o alcohol al utilizar un patinete eléctrico. Asimismo, se recuerda la importancia de utilizar casco y señalizar las maniobras. También se hace referencia a su estacionamiento, indicando que deben ser aparcados en lugares autorizados. De esta manera, se evitará que puedan obstaculizar a otros usuarios de la vía, especialmente a las personas de movilidad reducida u otros colectivos vulnerables.

FRANCIA YA CUENTA CON UNA NORMATIVA ESPECÍFICA PARA PATINETES ELÉCTRICOS

En el país vecino, ya se dispone de una normativa específica para los patinetes eléctricos. De esta manera, estos vehículos de movilidad personal pasan a formar parte del código de circulación del país.

La normativa entró en funcionamiento en Francia este sábado, tras la publicación de un decreto del Gobierno galo. Este es muy parecido al que la DGT quiere implementar en España y que está pendiente de su aprobación por parte del Consejo de Ministros. En ambos, se limita la velocidad máxima de los patinetes eléctricos a 25 km/h.

La nueva regulación francesa indica que estos vehículos solo pueden circular por carriles bici y pistas verdes. En el caso de incumplirlo, es decir, que se circule por aceras, la sanción será de 135 euros. Por su parte, en España serán los propios ayuntamientos los que determinen las zonas habilitadas para circular, siempre y cuando no sean las aceras.

PODRÁN CIRCULAR POR CARRETERAS LIMITADAS A 50 KM/H

En aquellos casos en los que no sea posible la circulación por los carriles bici, los usuarios de un patinete eléctrico podrán hacerlo por carretera. No obstante, para ello la carretera debe estar limitada a 50 km/h y deben hacerlo en el sentido de la circulación. De igual forma deben estar equipados con casco y con un chaleco reflectante.

En el texto, cuyas partes técnicas se aplicarán a partir del 1 de julio de 2020, establece multas de varios miles de euros para quienes usen de forma reincidente patinetes eléctricos manipulados para superar la barrera de los 25 km/h marcada por la normativa.

Estos vehículos tienen además la obligación de contar con un sistema de frenos, de una advertencia sonora y de luces de posición en las partes trasera y delantera. Además, la conducción está limitada a mayores de 12 años y solo puede montar en él el conductor.

El texto de la regulación gala también hace referencia a otros casos extremos, pero habituales. Algunos de ellos son el agarrarse a otro vehículo para ser remolcado o utilizar auriculares mientras se conduce.

En algunas ciudades como París, la capital, las estimaciones son de la presencia de unos 15.000 patinetes eléctricos. En verano, la ciudad de la Torre Eiffel decidió aplicar una limitación de velocidad de 20 km/h. Además, también prohibió su estacionamiento en las aceras, adelantándose así a la normativa que está vigente desde este pasado sábado.