jueves, 21 enero 2021 05:13

Sánchez recupera “federalismo” y “plurinacionalidad” en precampaña

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha recuperado para el programa electoral del PSOE las ideas de “federalismo” y “plurinacionalidad“. El líder del PSOE ha manifestado que la propuesta política con la que concurrirá a las próximas elecciones generales defenderá la Declaración de Barcelona, en la que los socialistas apostaban por una reforma constitucional para establecer un Estado federal y reconocer el carácter plurinacional de España.

En el último borrador del programa socialista, de este martes, no figuraba referencia alguna a este texto ni a la Declaración de Granada de 2013 que apostaba por revisar el Estado autonómico y avanzar en la estructura territorial federal.

A juicio del líder socialista, el malentendido ha surgido porque su partido es “demasiado transparente” y el borrador de programa electoral que se filtró a los medios “no estaba terminado”.

“Claro que vamos a incorporar la Declaración de Granada y la de Barcelona en el texto programático”, ha insistido en una entrevista en Antena3.

La Declaración de Barcelona es un documento pactado entre el PSOE y el PSC en julio de 2017, inmediatamente después de la victoria de Pedro Sánchez en las primarias que le devolvieron a la Secretaría General del partido y del 39 Congreso del que salió su actual Ejecutiva y los nuevos Estatutos del partido, para lo que necesitó el apoyo de los socialistas catalanes.

RECONOCE ASPIRACIONES CATALANAS

El texto iba más allá de la actualización del Estado de las Autonomías que plantearon los socialistas en la Declaración de Granada de 2013 al defender una reforma de la Constitución que “haga de España un Estado federal” y avance “hasta reconocer plenamente su carácter plurinacional”. En concreto, con respecto a Cataluña, esa reforma debería contemplar “el reconocimiento de las aspiraciones nacionales de Cataluña”.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”58787″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Aunque la reforma constitucional es el objetivo definitivo, la Declaración de Barcelona proponía iniciar desde el mismo momento de su aprobación una serie de cambios para profundizar el autogobierno de Cataluña y recuperar algunos de los aspectos que el Tribunal Constitucional tumbó del Estatut de 2016, después de que fuera votado por los catalanes en referéndum.

Así, defendía una reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial, “incorporando las previsiones sobre el Consejo de Justicia de Catalunya y configurándolo como una instancia desconcentrada del propio Consejo General del Poder Judicial”.

Reclamaba culminar el traspaso de las transferencias pendientes y de los recursos necesarios para hacerlas efectivas en temas tales como salvamento marítimo y protección civil, formación sanitaria especializada, mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales o ejecución de la legislación estatal en materia de trabajo y relaciones laborales.

Y exigía garantizar que los Presupuestos Generales del Estado destinen el porcentaje de inversión que corresponde a la participación de Cataluña en el PIB de España, entre otras cuestiones.

UN NUEVO BANDAZO DE SÁNCHEZ

En la entrevista en Antena 3, Sánchez ha vuelto a cambiar su discurso en esta precampaña en relación con Cataluña. El pasado 3 de octubre, con el segundo aniversario del reférendum del 1-O reciente, sorprendía en una entrevista con el diario digital Nius al afirmar que no era partidario de una mayor descentralización en Cataluña, sino que quería mantener el actual “estatus quo” en relación con el Estatut catalán.

Esta declaración suponía un cambio en el discurso que venía manteniendo hasta entonces sobre la conveniencia de mejorar y profundizar en el autogobierno catalán.

Pero este nuevo discurso vuelve a registrar un giro este miércoles al sostener Sánchez que el programa electoral del PSOE volverá a hacer referencia a la Declaración de Barcelona, como hacía el documento con el que Sánchez se presentó a las elecciones en abril pasado.

INDEPENDENTISMO Y ULTRADERECHA

Sánchez también se ha referido a la crisis en Cataluña y ha asegurado que el independentismo comparte “el modelo social y la visión de la sociedad” que quiere Vox para España.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”58732″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

“Puede parecer hiperbólico pero hay un punto de verdad: ambos comparten un mismo modelo y visión de sociedad“, ha indicado Sánchez. “Cuando el independentismo más recalcitrante dice que Cataluña solamente una y que solamente existen los independentistas están replicando, mas o menos, el mismo modelo de la ultraderecha para España”, ha argumentado el jefe del Ejecutivo.

Según ha indicado, el partido de Santiago Abascal plantea un esquema en “el que solo caben ellos”, frente al PSOE que quiere un proyecto de sociedad en el que “quepan todos”. Por ello, ha cargado contra la España “minúscula” que plantea Vox y, después de los comicios, espera que tras la “fractura y resquemor” que se vive en la política de España y de Cataluña, se abra un espacio de “moderación”.

“Es evidente que el independentismo ha ganado en radicalidad conforme ha perdido en movilización. Lo hemos visto las últimas semanas en algunas de las manifestaciones”, ha subrayado, censurando que el independentismo no “critique y se desmarque de la violencia” y no hable con el resto de catalanes no secesionistas.