viernes, 30 septiembre 2022 12:50

Detenida en Málaga una madre por producir vídeos sexuales con sus hijas

Una mujer de 35 años ha resultado detenida en Benalmádena (Málaga) por abusar de sus dos hijas menores de edad con el fin de producir vídeos sexuales que posteriormente vendía a través de Internet.

En el mercado de la operación «KASINO», que se ha desarrollado de forma conjunta por la Guardia Civil y la Policía de Suecia, seis personas han sido detenidas. A los arrestados, todos ellos de nacionalidad sueca, se les acusa de supuestos delitos de producción y distribución de material de abusos sexuales a menores.

Cinco de los detenidos, tres hombres y dos mujeres, fueron arrestados por parte de la policía sueca, mientras que la sexta se detuvo en Málaga.

La mujer de 35 años detenida por la Guardia Civil, está acusada por un delito de agresión sexual sobre dos de sus hijas menores de edad, de 14 y 8 años en el momento de los hechos. También se le acusa de producción y distribución de material pedófilo sobre estas mismas víctimas.

Las investigaciones se iniciaron el pasado año 2018 por parte de la Policía de Suecia. Esta pudo descubrir que había varias mujeres que estaban utilizando a menores de su entorno familiar para producir contenido pedófilo. Estos vídeos sexuales eran posteriormente vendidos a través de Internet. En la primera fase de la operación se detuvo a dos personas.

DE SUECIA A ESPAÑA TRAS PASAR POR MALTA

Las pesquisas de los agentes suecos pudieron determinar que una mujer que podía estar relacionada con los hechos había salido de Suecia con cuatro de sus cinco hijos. Todos ellos son menores de edad.

La investigación apuntaba a que la mujer podría haber puesto rumbo a España tras pasar por Malta. Esto hizo que las autoridades suecas, a través de EUROPOL, solicitasen la colaboración de la Guardia Civil.

El objetivo era el de localizar tanto a esta persona como a sus hijos. En ese momento, se puso en conocimiento de la Benemérita que se trataba de una madre que vendía vídeos sexuales por Internet, un material pedófilo que ella misma grababa con al menos dos de sus hijas.

Desde ese mismo momento, el Departamento de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil inició las correspondientes gestiones de manera urgente con el objetivo de hallar el paradero de esta mujer. Los agentes pudieron corroborar que la investigada se habría registrado en España para obtener un NIE, para lo cual utilizó un domicilio falso.

LOCALIZADA EN MÁLAGA A TRAVÉS DE LAS REDES SOCIALES

Tras analizar las fotografías subidas en las redes sociales por una de las hijas de la investigada, la Guardia Civil pudo identificar una vivienda localizada en Mijas (Málaga). Tras las correspondientes investigaciones se pudo constatar que la familia tan solo estuvo alojada en la misma durante unas semanas. Posteriormente, los agentes pudieron identificar otras dos viviendas, en las que la familia permaneció durante cortos periodos de tiempo.

La investigación continuó desarrollándose hasta que los agentes pudieron localizar a la familia en la localidad de Benalmádena, también en Málaga. En ese preciso momento, los agentes activaron de forma urgente las vías de cooperación internacional. Para ello, tuvo lugar una reunión en la que formaron parte la Guardia Civil, la Policía de Suecia. También estuvieron presentes representantes de EUROJUST, y las fiscalías de Suecia y Málaga.

Detenida en Málaga por producir vídeos sexuales con sus hijas menores de edad
La detenida ha integrado en prisión provisional, mientras que sus hijos fueron trasladados a Suecia, donde se les ha proporcionado familias de acogida.

COOPERACIÓN JUDICIAL Y POLICIAL

Tras la mencionada reunión se emitió una orden europea de detención contra la investigada. También se hizo lo propio con una orden europea de investigación para poder llevar a cabo el registro de su domicilio en Málaga.

La cooperación internacional, a través de EUROJUST en el ámbito judicial, como con EUROPOL, en el policial, ha permitido una rápida intervención. De esta forma, en apenas cuestión de días desde las primeras informaciones de su llegada a España, se ha podido efectuar el registro domiciliario y también la detención de la presunta responsable de un delito de abuso sexual.

En el momento en el que se produjo la detención de la presunta agresora, los cuatro menores tenían 14, 13 (el único varón), 8 y 5 años de edad. Tras analizar la información hallada en el domicilio, se pudo corroborar que los abusos sexuales se cometieron, al menos, sobre dos de sus hijas. Concretamente, estos se produjeron sobre sus hijas de 14 y 8 años.

Dada la elevada gravedad de los hechos, la detenida ingresó de manera inmediata en prisión provisional decretada por la Audiencia Nacional. Sus hijos, por su parte, a través de la colaboración entre los servicios sociales españoles y suecos, se han trasladado a su país de origen. Allí se les proporcionaron diferentes familias de acogida.

LOS ABUSOS NO TUVIERON LUGAR EN MÁLAGA

Una vez que los investigadores analizaron los vídeos sexuales intervenidos en Málaga, el Departamento de Delitos Telemáticos de UCO pudo confirmar que los abusos sexuales a las menores de edad no tuvieron lugar en España. Por este motivo, las autoridades judiciales españolas aceptaron la solicitud de extradición que emitieron sus homólogas suecas.

Con motivo del mismo estudio de los hechos y las declaraciones de la detenida, se pudo identificar a más personas implicadas en los hechos investigados. Esto derivó en la detención de tres compradores de este material pedófilo en Suecia.

El juzgado competente sueco ya ha publicado la sentencia por estos hechos. La mujer detenida en Málaga ha sido condenada a seis años de cárcel. Se le acusa de abusos sexuales sobre dos de sus hijas y por la producción y difusión de vídeos sexuales de abusos a menores.

Por su parte, las dos mujeres detenidas en Suecia previamente, así como los tres hombres detenidos gracias a la información obtenida por la Guardia Civil, también reciben condenas con penas de prisión.

En total seis personas han sido las detenidas en la operación «KASINO». Todas ellas acusadas de la grabación y/o difusión de vídeos sexuales con abuso a menores de edad.

POSESIÓN DE MATERIAL DE PORNOGRAFÍA INFANTIL

Más allá de la grabación y difusión de pornografía infantil, también está penada su posesión. Adquirir o poseer este tipo de material para consumo propio está castigado por la ley.

Las penas en estos casos van de tres meses a un año de prisión y multa de seis meses a dos años. Estas penas son idénticas para la persona que pueda acceder a este tipo de material siendo conocedor de ello.

Aquellos padres o tutores que, siendo conscientes de la situación, omitan su deber de impedir la situación, también serán castigados. En este caso, las penas son de tres a seis meses de prisión o multas de seis a doce meses. Asimismo, el Ministerio Fiscal podrá promover las acciones pertinentes para el cese de la patria potestad, tutela, acogimiento o guarda.