domingo, 25 septiembre 2022 03:54

Vox da un apoyo tibio a Rocío Monasterio en su peor momento

  • Los principales líderes del partido se han limitado a compartir un mensaje oficial de desmentido.
  • Ni Santiago Abascal, ni Javier Ortega Smith han dado su propia versión sobre la noticia.
  • El posicionamiento oficial ha sido el de catalogar las informaciones como "fake news".
  • La presidenta de Vox en la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, atraviesa uno de sus peores momentos desde que aterrizara en la política. La madrileña ha estado en boca de todos esta semana y no precisamente por su labor en la pre-campaña electoral. Monasterio se ha convertido en la protagonista improvisada de unas informaciones que le atribuyen varias irregularidades en sus trabajos como arquitecta. Un posible agujero negro en su pasado que en Vox han tildado como falso. 

    El partido, aunque con cierta tibieza, ha salido en defensa de la líder en Madrid, restando importancia a la polémica. Un escándalo que también salpica a su compañero en la formación y marido, Iván Espinosa de los Monteros. Ambos dirigentes, al igual que el resto de su equipo, han achacado estas informaciones al “miedo electoral” que los socialistas “tienen a Vox” porque suceden en un momento clave como es la pre-campaña.

    EL RESPALDO TIBIO DE VOX

    El escándalo que ha envuelto a dos de los dirigentes más mediáticos de Vox no ha pasado desapercibido para el resto de miembros del partido. Las caras más visibles de la formación como el presidente, Santiago Abascal, el secretario general, Javier Ortega Smith, la diputada Macarena Olona o la cuenta oficial de Vox han querido solidarizarse con la pareja. Aunque lo han hecho con cierta sutileza y discreción. 

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”57456″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    El asunto, que no deja bien parado al matrimonio, ha sucedido en un crítico momento para la agrupación, que se enfrenta a unas nuevas elecciones con las encuestas a su favor. Los de Vox no quieren que esta polémica pueda dañar la imagen del partido de cara a su electorado. Es por ello que se han posicionado al lado de sus compañeros, pero sin darle un gran protagonismo ni peso en sus recientes discursos. 

    Abascal está inmerso en su gira de pre-campaña por España y centra sus mensajes en cuestiones que le aportan un gran rédito electoral, como Cataluña. El líder de Vox se ha limitado a compartir un mensaje de la cuenta oficial de la formación en los que se defienden de las acusaciones. El citado tweet mantienen que el diario y “la izquierda mediática atacan a los disidentes” y sostienen que tienen que rebuscar en el “pasado personal sin aportar pruebas que demuestren algo”. 

    Un comentario del que también se ha hecho eco Ortega Smith, aunque, al igual que Abascal, tampoco ha aportado una valoración personal al respecto. El mismo cuidado ha llevado Olona. La diputada ha mostrado su apoyo al matrimonio compartiendo un mensaje de los propios implicados.

    Sin embargo, fuentes de la formación quitan hierro al asunto e insisten en que estas noticias no van a cambiar el posicionamiento de Rocío Monasterio dentro del partido porque se trata de una “fake news” y añaden que “la campaña seguirá con naturalidad”, como si nada hubiera pasado.

    LAS POLÉMICAS SOBRE ROCÍO MONASTERIO

    Todo comenzó a principios de semana, cuando el diario El País publicaba unas presuntas irregularidades de la arquitecta. Monasterio habría estado firmando planos de obras sin tener todavía el título pertinente. Según se explica en la noticia, la madrileña se graduó, presentó oficialmente su proyecto final de carrera y se colegió en el año 2009, pero para aquel entonces ya llevaba años firmando documentos para los que es necesario tener el título.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”50080″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Los planos que se han conocido estos días datan, concretamente, del año 2003. La dirigente de Vox se ha defendido de la polémica desde el primer momento, aunque ha reconocido que no recuerda si era arquitecta en aquel entonces. “Monté una empresa bastante joven en la que contrataba aparejadores, arquitectos, contables, etcétera, y firmaba planos, unas veces como interiorista. No todos los planos son susceptibles de ser visados. Se puede firmar planos como interiorista o como arquitecta sin visado”, añadió al ser preguntada por la prensa.

    Además de esta información, el matrimonio Espinosa de los Monteros-Monasterio también ha tenido que hacer frente a otros escándalos relacionados con trabajos de su empresa inmobiliaria. Este mismo medio también destapaba otras presuntas anomalías en la compraventa de varios lofts en Madrid.

    Según se desprende de la investigación, la empresa del matrimonio reformó estos locales con licencia industrial y los vendieron prometiendo que cambiarían el estado de esa licencia para que fuera habitable. Algo que nunca sucedió y provocó la expulsión de los compradores. Sumado a todo esto, el matrimonio también ha tenido que responder a otra serie de irregularidades administrativas, que amenazaban con clausurar su chalet de Madrid.

    LA RESPUESTA DE LOS AFECTADOS

    Tanto Monasterio como Espinosa de los Monteros se han valido de las redes sociales, como ya han hecho en otras ocasiones, para dar su versión de los hechos. Ambos dirigentes han calificado de “fake news” las publicaciones y han arremetido contra el diario del grupo Prisa, al que llaman burlescamente Lo País.

    El matrimonio ha explicado a golpe de hilo en Twitter los detalles del caso. Rocío Monasterio ha salido del paso en lo referente al título universitario cuestionando que “ahora El País nos va a decir a todos cuando uno puede firmar un proyecto de interiores, uno de arquitecto o de aparejador. Medios progres dedicados a los ataques personales”. Mientras que en lo relacionado al tema del loft, ha aportado contratos con clientes con el fin de desmentir la publicación.

    Por su parte, el otro afectado, Iván Espinosa de los Monteros, ha arremetido directamente contra El País adjuntado noticias publicadas por este medio en el momento de la venta de los polémicos loft en los que, según el dirigente de Vox, “hablaban bien” de estas construcciones que “ahora critican”. Espinosa de los Monteros también ha salido en defensa de su mujer y la polémica del título compartiendo supuestos desmentidos.