domingo, 24 enero 2021 14:28

Cataluña, violencia de género e inmigración, medidas clave en un pacto PSOE-PP

  • Ambas formaciones sumarían, según la última encuesta del CIS, 231 diputados
  • El PSOE apela por el diálogo en Cataluña mientras que el PP insta a aplicar el artículo 155
  • Los socialistas han dado mucha importancia al feminismo, desigualdad y cambio climático.El PP apuesta por el empleo, violencia de género y pensiones
  • El PP y el PSOE podrían alcanzar tras las elecciones del próximo 10-N un pacto histórico. Los partidos que han tenido más peso en este periodo democrático no han cerrado la puerta a colaborar en tener un gobierno después de vivir un periodo con inestabilidad política que ha provocado que la sociedad haya acudido hasta en cuatro ocasiones a las urnas en los últimos cuatro años.

    La última encuesta del CIS da como ganador al PSOE con una amplia mayoría y es que Pedro Sánchez podría lograr 150 escaños, una cifra insuficiente para lograr la mayoría absoluta (176). Por su parte, el PP aumentaría su representación en el Congreso de los Diputados pero se quedaría muy lejos de los socialistas, con una horquilla entre los 74-81 escaños.

    La tercera fuerza política sería Unidas Podemos con un máximo de 41 escaños, seguido de Ciudadanos con 35 y Vox con 21. El pacto entre Unidas Podemos y PSOE se antoja difícil después de no haber llegado a un acuerdo en las elecciones del pasado mes de abril y la relación entre los líderes puede ser más tensa que nunca.

    Por ello, suena cada vez con más fuerza la posibilidad de un gobierno entre Sánchez y Casado. Ambas formaciones sumarían 231 diputados y sería un hito en la política que los dos partidos que fomentaron el bipartidismo y con ideas, supuestamente, contrarias, llegaran a un pacto. La formación de Pedro Sánchez ha marcado seis prioridades en torno a las que girarán su actividad en la siguiente legislatura, según indican en el programa.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”59208″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Estas prioridades son: el fortalecimiento del Estado autonómico y la máxima cohesión territorial; empleo digno y pensiones justas; feminismo y la lucha contra todo tipo de desigualdad; la emergencia climática y la transición ecológica de la economía; el avance tecnológico y la transformación digital; y un mayor protagonismo de España en Europa.

    Uno de los temas que va a marcar el devenir de los partidos políticos es la situación con Cataluña. En el programa electoral del PSOE, los socialistas apelan por una España “fuerte” y “cohesionada” que hará frente al conflicto de convivencia en Cataluña desde “la Constitución y el diálogo”.  Una acción que consideran fundamental que ocurra entre catalanes y, también, entre el Gobierno de España y la Generalitat de Cataluña aunque “siempre dentro de la Constitución y del Estatuto de Autonomía”.

    En cambio, el PP apela a que España es una nación de ciudadanos “libres” e “iguales” y aboga por fortalecer el país ante “el desafío contra la unidad que se mantiene vivo en Cataluña” pero que extrapolan a “otras partes” del país. En su caso, en el programa únicamente hacen referencia al diálogo pero no “con quien no tiene más objetivo que incumplir la ley”, por eso, el PP insta a cumplir con la Constitución y recuperar la “legalidad”, “convivencia” y “prosperidad” en Cataluña. Para conseguir estos objetivos, mencionan aplicar el artículo 155, “por el tiempo que resulte inexcusable” y cuantas medidas sean “necesarias”.

    EMPLEO, PENSIONES, VIOLENCIA DE GÉNERO

    Otro de los aspectos que más preocupan a los españoles es el empleo y así lo demuestran ambas formaciones en sus programas electorales. En el caso del PSOE, esta palabra la utilizan hasta en 40 ocasiones en el documento mientras que el PP hace uso de ella varias veces más, un total de 47.

    El objetivo del PSOE, tal y como recoge el programa, es promover el empleo de “calidad” y crear oportunidades para todos, en particular para los jóvenes, las mujeres y los parados de larga duración. Además, los de Sánchez prometen trabajar en la Estrategia para el Trabajo Digno, revisar la normativa sobre el trabajo a tiempo parcial y “prevenir” su uso fraudulento y los falsos autónomos. También examinarán la regulación del despido para “reforzar” la protección de los trabajadores, así como mejorar la inserción de personas desempleadas en empleos de calidad a través de una protección por desempleo “más eficiente” e “inclusiva”. De igual manera, se comprometen a aprobar y desarrollar el Estatuto del Becario mejorando su retribución, limitando el encadenamiento de periodos de prácticas y estableciendo un porcentaje máximo de becarios en las empresas.

    Por su parte, el PP señala que para crear empleo hay que bajar los impuestos y no subirlos como “ha querido hacer la izquierda”. Por lo que se comprometen dar facilidad a las personas desempleadas y adaptaran el mercado de trabajo a la Cuarta Revolución Industrial. Casado tratará de “impulsar” el equilibrio entre “flexibilidad y seguridad” de los trabajadores, asegurando su derecho a trabajar para varios empleadores y prevenirlos de prácticas “abusivas” e incrementando su protección ante períodos de inactividad.

    Igualmente, los populares apuestan por la tecnología y el mundo digital y buscarán acuerdos para lograr una Estrategia de apoyo a la Industria de creación del videojuego, animación y contenidos digitales, así como lanzar el Plan Nacional de Transformación Digital 2030 con la idea de acelerar el proceso de digitalización en la sociedad, las empresas y la administración.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”59038″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    En relación con las pensiones, otro de los temas candentes del país, el PSOE afirma que planteará a “todas las fuerzas políticas” y a los agentes sociales un nuevo Pacto de Toledo “que garantice la sostenibilidad y suficiencia” del sistema público de pensiones, actualizándolas según el IPC real, y aumentando el poder adquisitivo de las pensiones mínimas y las no contributivas.

    Del mismo modo, los socialistas tratarán de reducir la brecha de género en las pensiones y la ampliación de las pensiones de viudedad en los casos de parejas sin vínculo matrimonial. Y revisarán el complemento por maternidad para hacerlo “más equitativo”.

    Unas medidas similares a las que detalla el PP. Los de Casado también prometen la “sostenibilidad” y “suficiencia” de las pensiones y por eso impulsarán el equilibrio en las cuentas públicas. También, dicen, que eliminarán el déficit de la Seguridad Social profundizando en la separación de fuentes de financiación y a través de una política económica dirigida a la creación de empleo.

    Uno de los pilares clave en el programa socialista para estas elecciones es la violencia de género y el feminismo. Sánchez promete llevar a cabo con carácter “inmediato” las medidas acordadas en el marco del Pacto de Estado contra la violencia de género e intentarán reformar la legislación penal.

    El consentimiento de la víctima debe ser clave en la calificación de los delitos sexuales, de manera que si una mujer no dice SÍ, todo lo demás es NO, solo sí es sí”, detalla el programa electoral.

    MEDIDAS CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

    Además, destinarán más ayudas económicas a los ayuntamientos para hacer frente a este problema y se protegerá, mediante la suspensión del régimen de visitas, a aquellos menores que estén tutelados por progenitores o tutores legales que cumplen condena por violencia de género.

    En este caso, el PP también plantea la posibilidad de reformar el Código Penal pero en su caso para “extender los supuestos de Prisión Permanente Revisable a los casos de asesinato en que concurran algunos supuestos de violencia de género acreditada”. También mencionan desarrollar el Pacto de Estado contra la violencia de género “dentro de los plazos y con la financiación prevista” en colaboración con las administraciones públicas, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE), la Fiscalía y el Poder judicial.

    Asimismo, ambas formaciones coinciden en formar a las personas que intervienen en los procesos de denuncia y judiciales. También el PP buscará aprobar medidas “específicas” para promover la inserción laboral de las mujeres víctimas de violencia de género y facilitarán el derecho de la víctima al Olvido Digital que servirá para borrar de internet la publicación de datos en Boletines Oficiales que puedan permitir su localización.

    En cuanto a la inmigración, el PSOE confía en realizar un Pacto de Estado en el que incluiría la revisión de la legislación actual y eliminar el principio de reciprocidad del derecho al sufragio en las elecciones municipales de los extranjeros residentes en España y facilitarles la obtención de la nacionalidad al agilizar los trámites administrativos.

    El PP basa sus medidas en el ámbito de la inmigración en luchar contra las mafias de inmigración ilegal, lo que considera como una “prioridad” para poder cooperar con los países de origen y así ampliar los tratados internacionales de retorno y expulsión de inmigrantes irregulares. En el caso concreto de Ceuta y Melilla, Casado elaborará un Plan Especial para mejorar los medios a disposición de las FCSE en estas dos ciudades además de en la costa de Andalucía.

    El PSOE quiere situar el Salario Mínimo  al final de la legislatura en el 60 por ciento del salario medio

    Los populares añaden que reforzarán el sistema de atención a los Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) para que se “primer” el interés del menor y potenciarán el retorno a sus hogares en condiciones de seguridad y respeto a sus derechos para que puedan crecer y desarrollarse con sus familias.

    El PSOE, en materia económica, considera que “quienes más capacidad económica tienen deberán contribuir en mayor medida a la garantía de los derechos sociales, lo que supone a su vez una mayor garantía de estabilidad y de prosperidad económica para toda la ciudadanía”.

    Por ello, mencionan que han aumentado el SMI en un 22 por ciento en 2019, lo que ha significado recuperar “lo perdido en años anteriores y situándonos en la media de la OCDE”. Por eso, confían en seguir este modelo y así poder continuar aumentando el SMI, de forma progresiva y acordada en el diálogo social, para poder “situarlo al final de la legislatura en el 60 por ciento del salario medio”.

    Por el contrario, el PP afirma que “los presupuestos deben responder a criterios de estabilidad y de reducción del peso de la deuda” y creen que la regla del gasto se ha demostrado como un “acierto para conseguir la solidez financiera del conjunto de Administraciones”. Los populares tachan la política del PSOE de “manirrota política de despilfarro”, lo que les “compromete” a cumplir la senda del déficit y cumplir con los compromisos que se derivan del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Zona Euro.

    De igual modo, el PP promete aprobar “una rebaja fiscal del IRPF que afectará a todos los contribuyentes. El tipo máximo se situará por debajo del 40%”.  También, el programa establece que en las comunidades autónomas en las que gobierna el PP, se realizarán deducciones en el IRPF para menores de 35 años y familias con al menos un hijo y rebajarán el Impuesto de Sociedades, situando el tipo máximo por debajo del 20 por ciento.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”59049″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Por último, el cambio climático y el medio ambiente es otro de los puntos en los que el PSOE más se ha centrado en este programa electoral. La declaración de “emergencia climática”, ya aprobada por el Parlamento, se traducirá, según el PSOE, en medidas urgentes, así como en la propuesta de su consideración en un refuerzo del artículo 45 de la Constitución, que incorporará la consideración de los denominados “limites planetarios”.

    “Con carácter inmediato, impulsaremos la aprobación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, así como la implementación del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, la Estrategia de Transición Justa y la Estrategia de Pobreza Energética”, detalla el PSOE.

    Además, los socialistas implementarán:  un Plan de Vivienda Sostenible, aprobación de una Ley de plásticos de un solo uso, adoptarán una Estrategia de Turismo Sostenible, fortalecer la Ley de la Cadena Alimentaria y propondrán un nuevo Pacto por la Industria.

    El programa del PP fija la “defensa de un mix energético” que permita cumplir los objetivos de seguridad del suministro, cambio climático y precio de la energía. Casado promoverá la aprobación de un Pacto de Estado para establecer un mix energético “estable a 40 años que de certidumbre al sector y al consumidor”. También impulsarán una “reducción de emisiones” que cumpla con los objetivos comprometidos por España para 2030.

    “Rechazaremos las prohibiciones a los vehículos de combustión, reforzaremos la protección del bono social y aprobaremos un Plan Nacional de Energía y Clima 2021-2030”, relata el documento.