miércoles, 20 enero 2021 22:07

Valencia: Detenido por abusar de una chica con una falsa oferta de trabajo

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un hombre de 29 años de edad en Valencia al ser acusado de abusar sexualmente de una mujer tras haberla engañado con una falsa oferta de trabajo. La detención tuvo lugar el pasado martes, después de que la víctima denunciara los tocamientos que sufrió.

El agresor sexual, que tenía antecedentes por hechos similares, vio que la mujer había colocado un anuncio en una página web de cuidadores de ancianos ofreciendo sus servicios. Decidió llamar a su número de teléfono y concertó una cita con ella, a quién conocía de antes.

La mujer se desplazó hacia el barrio de Patraix (Valencia), concretamente a la boca de metro en la que habían quedado. El ahora arrestado la llevó a su casa después de mentirle al decirle que su abuela vivía con él y que era la persona para la cual quería contratarla como cuidadora. De esta forma, consiguió que la víctima aceptase ir a su vivienda para, en teoría, conocer a la anciana a la que iba a cuidar.

NO HABÍA NADIE EN LA VIVIENDA DE PATRAIX (VALENCIA)

Una vez llegaron al hogar del detenido, el hombre la condujo a una de las habitaciones del mismo, indicándole que era el dormitorio de su abuela. Una vez entraron al mismo, el sospechoso presuntamente se desnudó de cintura para arriba. En ese momento, y sin darle tiempo de reacción a la víctima, comenzó a abrazarla y manosearla por todo el cuerpo. Finalmente, ella consiguió zafarse de los tocamientos y huyó de la vivienda.

Tras escapar del lugar de los hechos, la chica acudió a una comisaría de Valencia, donde denunció lo sucedido. Días después, fruto de la investigación abierta, los agentes pudieron identificar al hombre. Tras localizarlo, fue detenido por un supuesto delito de abuso sexual.

FALSAS OFERTAS LABORALES

El caso acontecido en Valencia no es un hecho aislado, ya que con anterioridad se han dado situaciones similares. El modus operandi de este tipo de individuos es similar en la gran mayoría de los casos.

En algunas ocasiones, los autores de los abusos optan por buscar directamente a víctimas que utilizan portales de búsqueda de empleo para ofrecer unos servicios determinados. Estos detectan esas ofertas y les proponen la posibilidad de llevar a cabo esa labor en su hogar. Esto fue lo ocurrido en este caso de Patraix (Valencia), donde el joven de 29 años aprovechó un anuncio en el que se ofertaba el cuidado de ancianos.

Otras veces, son directamente los propios agresores quienes publican a través de páginas de búsqueda de empleo falsas ofertas de trabajo. Estas habitualmente están relacionadas con puestos de trabajo para camareras, masajistas, recepcionistas, etcétera.

OFERTAS DE TRABAJO FRAUDULENTAS EN BURGOS

Una vez que se concierta una supuesta entrevista de trabajo, los entrevistadores aprovechan para tratar de obtener favores sexuales de las aspirantes, además de realizar tocamientos. Sin ir muy lejos, en el pasado mes de julio, un hombre de 45 años fue detenido en Burgos tras violar con este método a una joven en Madrid hace cuatro años.

En ese caso en particular, el condenado a prisión llegó a agredir sexualmente a la víctima tras publicar ofertas de empleo fraudulentas en Internet. Algunos de sus anuncios contenían una gran carga “erótica” y prometían sueldos elevados.

Cuando las víctimas llamaban al número de teléfono indicado en la oferta, una supuesta secretaria, que era el propio condenado, les reclamaba fotografías desnudas o con poca ropa. Una vez recibidas se concertaba la cita con el jefe o encargado del trabajo para la entrevista.

Llegado el día de la entrevista, aprovechándose de la autoridad de ser el supuesto jefe y de la juventud de sus víctimas, buscaba obtener favores sexuales. Cuando las mujeres se negaban a sus pretensiones, llegaba a hacer uso de la fuerza o la intimidación.

Arrestado en Valencia por abuso sexual tras engañar a una mujer con una falsa oferta laboral
El agresor sexual, que tiene antecedentes similares, citó a la mujer para que acudiese a su domicilio y conociese a su inexistente abuela anciana, a la que iba a cuidar.

AUMENTO DE LOS ABUSOS SEXUALES EN VALENCIA

La capital del Turia ha experimentado a lo largo de los últimos meses un aumento en delitos de abusos sexuales. El último caso tuvo lugar hace apenas unos días, cuando un joven de 25 años fue detenido por la Policía Local de Valencia.

Presuntamente, este joven abusó sexualmente de una chica de 21, que denunció los hechos y pidió una orden de alejamiento contra el agresor. Esta agresión sexual tuvo lugar a altas horas de la madrugada. La víctima llamó a la policía informando de que habían abusado sexualmente de ella y que el agresor se encontraba en el domicilio.

Esto provocó la inmediata movilización de los agentes. Al llegar al edificio se cruzaron en la escalera con un hombre que tenía cortes superficiales en sus labios y que bajaba por las escaleras de forma apresurada. Esto hizo sospechar a los agentes, que procedieron a su detención.

El joven es primo de la compañera de piso de la víctima y se encontraba en el domicilio que ambas comparten en Valencia pasando unos días.

De acuerdo al testimonio de la víctima, esta se encontraba viendo la televisión cuando el agresor intentó tocarla. Tras ver cómo ella lo rechazaba en varias ocasiones, este la siguió hasta su habitación, dónde se abalanzó sobre ella para intentar perpetrar el abuso sexual. La chica fue capaz de defenderse y zafarse del agresor tras el forcejeo.

En un primer momento, el agresor se fue de la vivienda, pero posteriormente regresó, momento en el que ella llamó a la policía para solicitar ayuda. Al ser detenido, el agresor se mostró en una actitud agresiva.

DOS JÓVENES, DETENIDOS POR VIOLACIÓN, ESTAFA Y HURTO

En este mismo mes de octubre también fueron detenidos otros dos jóvenes en Valencia. En este caso, la Policía Nacional los arrestó como presuntos autores de la violación, hurto y estafa de una chica.

Las investigaciones se iniciaron en el mes de septiembre después de que los agentes tuviesen conocimiento de una joven que había sido, presuntamente, agredida sexualmente.

Los policías se desplazaron al hospital en el que se encontraba. Allí pudieron saber que la joven fue localizada por una persona que la vio tirada en el suelo de madrugada. Al parecer, la joven había salido con una amiga y luego se quedó sola y tomó bebida junto a un grupo de jóvenes.

Al margen de eso no recordaba nada más hasta el hospital. Allí se pudo dar cuenta que le faltaba el teléfono móvil y su cartera, en la que se encontraba su documentación, 30 euros y una tarjeta bancaria. En las investigaciones los agentes pudieron averiguar que la tarjeta fue utilizada en dos estaciones de servicio.

Tras realizar varias gestiones se identificó a los dos sospechosos. Ambos, de origen pakistaní, fueron localizados y detenidos. Se les acusa de delitos de abuso sexual con penetración, hurto y estafa por el uso fraudulento de la tarjeta bancaria sustraída.

Además, a uno de los detenidos se le intervino el teléfono móvil de la víctima. Tras pasar a disposición judicial, se decretó prisión para uno de ellos.