miércoles, 20 enero 2021 20:16

Errejón apuesta todo a las entrevistas y redes para salvar la campaña

  • Más País no ha podido participar en los debates electorales al no tener representación parlamentaria todavía.
  • Errejón se ha escudado en las redes sociales y en su aparición en los medios para captar al votante desencantado con la izquierda.
  • La campaña de microcréditos no ha conseguido el resultado esperado. 
  • Sin espacio en los debates y con modesta financiación. Así se ha presentado Íñigo Errejón a sus primeras elecciones en solitario. El candidato de Más País sorprendió con su salto a la política nacional tras conocerse la nueva convocatoria electoral y desde entonces ha tenido que recorrer un frenético camino para dar a conocer su mensaje antes del 10-N. Un trabajo de proyección y búsqueda de voto que ha tenido que fundamentar, sobre todo, a través de las entrevistas personales y las redes sociales, sus grandes aliados.

    Errejón ha desplegado toda su artillería en sus apariciones en programas de máxima audiencia, como El Hormiguero o El Objetivo, donde ha podido explicar sus propuestas para “desbloquear” el Gobierno. Estos espacios, sumados a sus intervenciones en otros medios como la radio o prensa, y su gran despliegue en las redes sociales se han convertido en su chaleco salvavidas para una campaña en la que los grandes partidos le van ganando la batalla mediática. 

    ERREJÓN Y SU DENUNCIA DE INVISIBILIZACIÓN

    El día 1 de noviembre, el mismo día que arrancaba la campaña, RTVE ya emitió el primer debate de siete candidatos. Fue la primera ocasión en la que los portavoces de PSOE, PP, Ciudadanos, Unidas Podemos, Vox, ERC y PNV pudieron pedir abiertamente su voto para el 10-N, además de debatir y mostrar sus propuestas.

    La continuación siguió el sábado, esta vez en La Sexta. El especial nocturno comenzó con una entrevista a Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones, y concluyó con un nuevo enfrentamiento entre partidos. Un debate, nombrado como “el más grande”, que también incluía, por primera vez, a la representante de Junts per Catalunya, Laura Borrás

    Este lunes se produjo el esperado debate a cinco, con el líder de Vox, Santiago Abascal, como principal novedad, el único entre los candidatos a la presidencia. Los programas con formato de debate finalizarán el jueves, día 7, en La Sexta, donde se encontrarán, en esta ocasión, cinco representantes mujeres de las principales formaciones. Varios espacios anunciados a bombo y platillo en horario de máxima audiencia en los que no ha habido ni rastro de Más País.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”59256″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Errejón ya ha denunciado una intención de invisibilizarles por parte de la Junta Electoral. Sin embargo, este procedimiento es parte del protocolo habitual al que se enfrentan todos los nuevos partidos que todavía no tienen representación. A Vox, por ejemplo, también se le prohibió acudir al debate el 28-A por no contar aún con escaños. 

    Ante esta imposición, la incipiente agrupación ha tenido que escudarse en otros formatos para hacer llegar su mensaje a un electorado que aún no le conoce. La formación tiene fuerza en Madrid, como se vio en las pasadas elecciones en las que superó ampliamente a Unidas Podemos. Pero no cuenta con tanta presencia a nivel nacional, donde las encuestas le auguran entre 3-4 diputados. 

    ENTREVISTAS, REDES Y A LO LOCO

    Las entrevistas se han convertido en su mayor escaparate. Las apariciones televisivas, radiofónicas y en la prensa de Errejón se han sucedido en estos días en los que los debates han acaparado toda la atención. El líder de Más País ha aprovechado sus minutos de gloria para hablar sin interrupciones de sus propuestas y, sobre todo, intentar buscar ese voto desencantado de la izquierda que confía en sus promesas de “desbloqueo”.

    El otro punto donde la formación ha desarrollado la mayor parte de su estrategia ha sido en las redes sociales. Muy activos en plataformas como Twitter, el partido han conseguido superar los 44 mil seguidores en su cuenta principal (@MasPais_Es) a poco más de un mes desde su lanzamiento, el pasado septiembre. 

    Y no solo tienen afluencia en esta página. Los de Errejón saben la importancia que tienen las redes sociales y han desplegado un tejido especializado entorno a la formación. Gamers, Jóvenes, Verde, LGTBI o Feminista son algunas de las cuentas que Más País ha creado para hacer llegar su mensaje de una forma concreta y personalizada. Con esta estrategia, el partido sigue la estela de otras agrupaciones, como Unidas Podemos, que también han dado desde el inicio mucha importancia a su actividad online. 

    Esta presencia en las redes se suma a las tradicionales maneras de propaganda, como son los carteles, folletos y mítines electorales. Más País también han puesto en marcha una novedosa iniciativa para luchar contra la falta de visibilidad que denuncian: la colocación de banderolas. El partido solicitó a sus votantes que colocaran estas banderas, que cambian de color dependiendo de la comunidad, en sus balcones para así llegar a más gente.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”59353″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    UNA “MODESTA” FINANCIACIÓN

    Darse a conocer es un proceso esencial para partidos que acaban de nacer. Y más si dependen de sus futuros votantes para financiarse, como es el caso de Más País. La formación anunció su rechazo al dinero proveniente de los bancos y creó un portal para recopilar financiación a través de microcréditos, donaciones o aportaciones

    La campaña de microcréditos, que comenzó el 8 de octubre, ha recaudado hasta el momento más de 230.300 euros. Una cifra que se aleja de los 500.000 € que se fijó como objetivo la formación. La medida no es nueva. Unidas Podemos, antigua formación de Errejón, la popularizó en las elecciones de 2015. En ese año los morados consiguieron 2,8 millones de euros, una cantidad que sigue siendo su récord de recaudación. 

    Sin embargo, y a diferencia de Más País, el partido ya estaba más consolidado. Irrumpió con fuerza tras las protestas del 15-M, consiguiendo una fuerte visibilidad, y se enfrentó a las elecciones un año después de su nacimiento, cuando ya era ampliamente conocido. El éxito de Podemos también vino propiciado por el hartazgo del electorado de izquierdas que ya no se sentía representado por los socialistas y buscaba un cambio. Un tiempo, presencia e impacto con el que no ha contado la agrupación de Errejón.