lunes, 18 enero 2021 05:35

EH Bildu podría favorecer al PP el 10-N gracias al caso Alsasua

  • La formación de la izquierda abertzale podría arrebatarle un escaño al PSOE en Navarra.
  • También podría perder un representante en Álava que pasaría a manos del PP.
  • En ambos territorios se prevé un recuento muy apretado.
  • Euskal Herria Bildu tiene un objetivo en las próximas elecciones generales: igualar los cinco escaños que logró Herri Batasuna en 1986. La coalición abertzale logró cuatro representantes en 28-A y el próximo domingo podría lograr entre tres y cinco.

    Los dos escaños más apretados en el norte se repartirán en Navarra y Álava. En la Comunidad Foral el PSN logró su segundo escaño por tan solo 408 votos de ventaja sobre EH Bildu, que perdió su escaño.

    El partido de Otegi, sin embargo, podría ganar en Navarra lo que previsiblemente perderá en Álava: Marimar Blanco intentará superar a EH Bildu, que aventajó a Javier Maroto por 383 votos gracias a la dispersión del voto del centro-derecha estatal.

    En Navarra EH Bildu presenta de nuevo a Bel Pozueta, madre de uno de los condenados por el caso Alsasua. Los abertzales intentarán aprovechar el enorme apoyo social que tienen en la Comunidad Foral los condenados, tal y como se evidenció en la multitudinaria concentración de hace unos días en Pamplona.

    BEL POZUETA SUEÑA CON EL CONGRESO

    Bel Pozueta asegura que aunque las encuestas les otorgan buenos resultados, el CIS dice que ella sacará escaño, ellos “no nos confiamos, nosotras seguimos trabajando para que el 10 de noviembre ningún voto navarro feminista, euskaltzale, solidario, soberanista y de izquierdas se quede en casa”.

    “Sabemos que lo podemos conseguir y para ello queda una semana para seguir hablando con la gente, y con vuestro apoyo vamos a lograr que esos votos nos lleven a Madrid y esa navarra solidaria, feminista, soberanista y de izquierdas vuelva a ser escuchada en el Congreso“, añadió.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”53136″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Pozueta dice que la ciudadanía está “ante una gran oportunidad de transformar esa indignación en votos. Estas elecciones son una oportunidad para responder a las injusticias que provienen del Estado”.

    “Entendamos estas elecciones como una herramienta para responder a las injusticias. El voto a EH Bildu es un voto de justicia ante las injusticias, de libertad ante penas de cárcel que nunca debían producirse, de democracia ante la involución, de dignidad ante el recorte de derechos sociales y económicos”, explica.

    REPETIR LA HEROICIDAD DEL 28-A

    Iñaki Ruiz de Pinedo es consciente de que no tendrá fácil repetir la heroicidad que logró el 28-A: lograr un escaño para Euskal Herria Bildu por la provincia vasca con menos peso de la izquierda abertzale, Álava.

    Bildu
    Otegi durante una entrevista. Foto: TV3.

    El candidato asegura que se ve “capaz de trabajar codo con codo con los soberanistas catalanes y gallegos (…) Tenemos un grupo de gente muy preparado y sobre todo fiable, hemos demostrado que EH Bildu hace lo que dice y eso nuestra gente en la calle lo sabe”.

    Es por ello, asegura, que necesitan “una voz potente, en el Congreso y el Senado se tiene que escuchar con claridad qué es lo que quiere la gente de Euskal Herria. Y cuantos más soberanistas de izquierda tengamos en Madrid mejor se van a poder defender esos intereses”, ha añadido.

    VIAJE A MADRID

    Ruiz de Pinedo sostiene que “el Estado está sumido en una grave crisis estructural y su respuesta está siendo las injusticias y las tropelías, y su respuesta en el futuro está siendo amenazar con mayor involución”.

    Para evitarlo quiere “estar en Madrid con una representación mayor de la que teníamos anteriormente y vamos a trabajar con la misma honestidad y defendiendo la justicia social y nuestros derechos nacionales, sociales y económicos”.

    CATALUÑA EN LA AGENDA DE EH BILDU

    EH Bildu ha agudizado sus guiños sobre el conflicto catalán y Arnaldo Otegi está empeñado en irrumpir en la agenda de Barcelona gracias a la Declaración de Llotja de Mar, que contó con el apoyo del PDeCAT, las CUP o ERC.

    Existe una paradoja en las relaciones entre EH Bildu y las fuerzas catalanas: su homólogo en Cataluña, ERC, ha apostado por un discurso socialdemócrata y posibilista en el asunto territorial que ha levantado ampollas en la izquierda abertzale, que reivindica la huida de un político conservador como Carles Puigdemont y cuenta con lógicas simpatías hacia las CUP.

    EH BILDU SALE DE EUSKADI Y NAVARRA

    EH Bildu disfruta de un importante peso político social en Euskadi y Navarra, pero Arnaldo Otegi es consciente de que mientras el PNV no apueste por la ruptura se tendrá que conformar con un nuevo Estatuto vasco.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”49794″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Los abertzales tejieron pacto en las europeas con otras fuerzas como ERC (Cataluña), Puyalón de Cuchas (Aragón), BNG (Galicia), Andecha Astur (Principado de Asturias) y Ahora Canarias (Canarias).

    Y en la Declaración de Llotja también consiguieron otros apoyos como Mès de Baleares y a la filial de ERC en la Comunidad Valenciana. En definitiva, que a Otegi solo le faltan referentes en Cantabria, La Rioja, las dos Castillas, la Comunidad de Madrid, Extremadura y la Región de Murcia.