domingo, 17 enero 2021 14:28

Sevilla: Fallece un hombre tras un tiroteo en la comisaría de la Policía

Un hombre ha fallecido en la madrugada de este viernes a las puertas de la comisaría que la Policía Nacional tiene en el distrito de Nervión (Sevilla). Por el momento, hay gran confusión sobre el suceso, desconociéndose si falleció tras degollarse o por el impacto de los disparos de los agentes.

Los agentes investigan la muerte de un ciudadano estadounidense que, al parecer, padecía un trastorno o desequilibrio mental. El fallecido irrumpió en las dependencias policiales minutos después de la medianoche amenazando con suicidarse con un cuchillo mientras los agentes trataban de disuadirle para que no lo hiciese.

El individuo norteamericano habría reaccionado atacando a uno de los policías, lo que hizo que su compañero se viese obligado a disparar. En total, el hombre habría recibido cinco disparos, si bien no se puede confirmar que esta haya sido la causa del fallecimiento. Se duda de si falleció a causa de alguno de los impactos de bala recibidos o si, por el contrario, se degolló.

El despliegue policial en la zona ha sido inmediato. El hombre ha quedado tendido en el suelo a aproximadamente 25 metros de la entrada de las dependencias policiales. Durante horas la calle ha sido cortada en ambos sentidos para facilitar el trabajo de los agentes de la Policía Científica y del forense.

DECLARACIÓN DE DOS AGENTES EN EL JUZGADO DE SEVILLA

Dos policías nacionales tuvieron que prestar declaración como investigados por un presunto delito de homicidio ante el Juzgado de Guardia número 7 de Sevilla.

Esta tuvo lugar en torno a las tres de la madrugada y en ella los funcionarios policiales relataron lo sucedido. De acuerdo a su testimonio, el fallecido dio claras muestras de estar enajenado cuando accedió a las instalaciones de la Policía Nacional.

Es habitual que en la noche acudan a comisaría personas que tienen determinados problemas psicológicos o con problemas de adicción. Esto fue lo que hizo que la situación no fuese extraña para los agentes, que trataron de tranquilizar a la víctima para que desistiese en sus amenazas.

Sin embargo, la situación se volvió más compleja en el momento en el que la víctima sacó un arma blanca y comenzó a autolesionarse. Al hacerlo, uno de los agentes intentó reducirlo para que se detuviese, momento en el que el fallecido se abalanzó sobre ellos con el arma y tuvieron que disparar.

Tras prestar declaración, el juez no ha tomado ninguna medida provisional con respecto a los agentes, que pudieron regresar a sus correspondientes domicilios.

COMUNICADO SOBRE EL SUCESO DE SEVILLA

La Policía Nacional ha emitido un breve comunicado en el que ha detallado lo ocurrido en Sevilla. En el mismo se indica que la víctima accedió a las dependencias policiales “en estado de agitación”. Por ello, los agentes habrían requerido a los servicios sanitarios, aunque el propio sujeto rechazó recibir asistencia.

Posteriormente, la persona salió de la comisaría y esgrimió el arma blanca con la que se autolesionó y amenazó a los policías. En lugar de desistir en su actitud, se abalanzó sobre ellos, que “se vieron obligados a disparar para repeler su acometimiento hasta detener su avance”. Además se indica que, tras ello, la víctima cayó al suelo con un “importante corte en el cuello”.

Al estar la investigación abierta, la Policía Nacional ha informado de que no hará declaraciones.

Un hombre fallece tras un tiroteo en una comisaría de Sevilla
El fallecido irrumpió en una comisaría de Sevilla amenazando con degollarse y con una actitud violenta.

MUERTO A TIROS EN MIJAS

Más allá del hecho acontecido en las dependencias de la Policía Nacional en Nervión (Sevilla), en Mijas (Málaga) se investiga la muerte de un joven británico a tiros.

La Guardia Civil se encuentra realizando la investigación de los hechos después de que este jueves hallase el cadáver de un varón de 30 años. Este presentaba tres heridas de arma de fuego en el torso y se encontraba en el interior de un vehículo. A pesar de los intentos de los servicios sanitarios no fue posible su reanimación.

Los hechos tuvieron lugar en la urbanización Riviera del Sol en torno a las 15:00 horas. Los autores del crimen habrían disparado en varias ocasiones para, posteriormente, huir del lugar en un vehículo de alta gama.

Tras escuchar las detonaciones y acercarse al coche, donde vio el cuerpo ensangrentado, un vecino dio el aviso al servicio de Emergencias 112. Hasta el lugar de los hechos acudieron especialistas de la Policía Judicial de cara a su investigación.

Una vez se ha identificado la identidad del fallecido se indagará en su entorno y actividades, ya que una de las líneas de investigación es que el crimen guarda relación con la delincuencia organizada. No obstante, existen dudas de si la víctima se había citado con sus asesinos o eran estos quienes le esperaban.

El fallecido, natural de Manchester, podría haber perdido la vida por un nuevo ajuste de cuentas en la Costa del Sol, el segundo en menos de una semana.

AJUSTE DE CUENTAS EN MARBELLA

El pasado viernes se produjo una situación similar, cuando en Marbella falleció un hombre y otro resultó herido grave. Este caso tuvo lugar a las 19:30 horas en la urbanización Andasol, a donde se desplazaron agentes policiales y servicios sanitarios tras recibir una llamada de auxilio.

Cuando los efectivos llegaron al lugar de los hechos se encontraron con dos personas que habían sido alcanzadas por disparos de arma de fuego. Una de ellas ya había fallecido tras haber recibido un impacto de bala en el torso. La otra era un herido grave con lesiones en diferentes partes de su cuerpo. Una vez fue estabilizado, los sanitarios lo trasladaron al Hospital Costa del Sol de Marbella, donde aún continúa hospitalizado.

Las primeras hipótesis apuntan a que tanto el suceso ocurrido hace una semana como el que ha tenido lugar este jueves guardan relación con la delincuencia organizada y que son ajustes de cuentas.

De hecho, hace un mes se encontró a un fallecido con numerosos disparos a las afueras de Marbella. Se cree que estas muertes tienen que ver con la fuerte presión policial en la zona del Campo de Gibraltar, ya que esta hace que muchos grupos delictivos migren a otras zonas.

Esto provoca que existan conflictos entre diferentes organizaciones criminales, que derivan en asesinatos como los acontecidos en las últimas semanas en Málaga.